Secciones
Síguenos en:
Denuncian graves maltratos a mujer de 81 años en clínica de Cartagena
La señora de 81 años regresó a casa con hematomas, dice que fue amarrada.

La señora de 81 años regresó a casa con hematomas, dice que fue amarrada.

Foto:

archivo particular

Denuncian graves maltratos a mujer de 81 años en clínica de Cartagena

Fue internada por sospecha de covid-19, pero regresó a casa con hematomas. Dice que la amarraron.

La Fiscalía General de la Nación en Cartagena adelanta investigaciones a la clínica Hospital del Bosque por el presunto maltrato del que fue víctima una paciente de 81 años que llegó hasta el centro médico con presunto cuadro de coronavirus.

Oliva Reyes Florián estuvo internada durante 7 días en la clínica, antes conocida como Hospital San Juan de Dios, donde vivió una verdadera pesadilla, denuncia su familia.

Según la señora, fue torturada psicológica y físicamente.

(Le recomendamos leer: Avanza rescate de dos obreros que cayeron a abismo en túnel del Toyo)

Familiares de la señora la llevaron hasta el centro asistencial el lunes 24 de agosto a las 5 de la mañana porque presentaba dolor en el pecho y dificultades respiratorias.

Los familiares, alarmados, pensaban que se trataba de coronavirus.

Las primeras lecturas de los galenos del hospital dan cuenta de que la mujer presentaba arritmia cardíaca, disnea de predominio nocturno, antecedentes de hipertensión, insuficiencia respiratoria aguda y caso probable de covid-19.

Además, lo invitamos a leer: José Eugenio, el caricaturista sin cédula que incomoda a la política

"La paciente femenina presenta múltiples antecedentes patológicos de base agravantes. Ingresa por cuadro respiratorio de disnea, posible mente secundario, a infección respiratoria", señala en uno de sus apartes el documento médico de ingreso.

Los médicos ordenaron que se le practicara una tomografía, pero comenzaron las irregularidades.

"Primero dijeron que había cambio de turno, después que el camillero estaba pero que hacía falta una enfermera y después que el camillero estaba en cirugía, todo esto mientras que mi abuela agonizaba del dolor", señala Luis Díaz, hijo de la paciente.

Tras hacerle la tomografía, la remitieron a la UCI dado que luego de más de 14 horas de espera sufrió un pre infarto y cuadro de neumonía, denuncia la familia.

También lo invitamos a leer: La partida del visionario y fundador del Diario Occidente

Descubrimos hematomas en brazos, piernas y estómago, y las marcas de violencia en todo su cuerpo como señal de las pésimas intervenciones, trataron de inyectarla pero lo hicieron sin experiencia

La paciente estuvo en la UCI desde el día lunes hasta el viernes 28 de agosto.

"Fueron cinco días en los siempre nos decían que ella estaba muy tranquila y cooperaba. Jamás me llamaron para decirme qué requería, siempre fuimos los familiares quienes íbamos y dejábamos suministros", añade Díaz.

El día viernes 28 de agosto fue trasladada a piso pero en zona de aislamiento, pese a que la prueba de covid-19 que le habían practicado salió́ negativa, faltaba el resultado de una segunda prueba.

El domingo 30 de agosto autorizaron que la paciente tuviera un acompañante permanente.

(Además: Mindefensa militarizará la Isla de Salamanca para controlar quemas)

Cada que vez que intenta contarnos lo que vivió simplemente se va en llanto

El lunes siguiente, a primera hora, los familiares llegaron para acompañar a la abuelita pero les comunicaron que ese mismo día sería dada de alta.

La felicidad de la familia fue enorme, pero la alegría se convirtió en indignación y rabia cuando recibieron a la señora.

"Descubrimos hematomas en brazos, piernas y estómago, y las marcas de violencia en todo su cuerpo como señal de las pésimas intervenciones, trataron de inyectarla y canalizarla pero seguramente lo hicieron personas sin experiencia ni corazón porque le causaron sufrimiento", añade la nieta indignada.

Como resultado del maltrato, la abuelita también presenta un cuadro psicológico alarmante, denuncian los familiares.

"Cada que vez que intenta contarnos lo que vivió simplemente se va en llanto. Esto no solo dejó secuelas en su cuerpo, también dejó una marca psicológica que a su edad incrementa aun más el riesgo en su estado de salud", agrega la familia. La señora asegura que fue amarrada y que por su edad no controla los esfínteres, pero según ella no la bañaron.

Médicos responden

"Estamos trabajando exponiendo nuestras vidas. Nosotros no maltratamos a la gente. La señora llegó con muchas patologías y salió bien", señaló el médico Luis Ochoa, del área de urgencias, quien aseguró que el caso ya está en manos del área jurídica de la clínica.

"La señora llegó con múltiples comorbilidades y disnea de 4 días previos", añade el galeno.

Más noticias en Colombia 

Reapertura sin distanciamiento social en Barranquilla

El duro golpe para el reciclaje y los recicladores del país

CARTAGENA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.