Lanchero salvó de la muerte a niño de 2 años en Santa Marta

Lanchero salvó de la muerte a niño de 2 años en Santa Marta

El menor cayó al río y fue arrastrado por lo menos 200 metros. Un socorrista le devolvió la vida.

lanchas

El descuido de unos padres en la vereda Buritaca, zona rural de Santa Marta, por poco es causante de la muerte de otro menor de edad de manera trágica.

Foto:

Roger Urieles

Por: ROGER URIELES 
03 de octubre 2018 , 03:39 p.m.

El descuido de unos padres en la vereda Buritaca, zona rural de Santa Marta, por poco es causante de la muerte de otro menor de edad de manera trágica.

Afortunadamente en esta ocasión, la acción valerosa de un desconocido permitió salvar la vida de un niño de dos años que agonizaba en el río, donde cayó de manera accidental y recorrió varios metros arrastrado por la corriente.

El protagonista de esta historia es Rafael Ramírez, un lanchero de Santa Marta que madrugó un día más de lo normal lo que lo destinó a convertirse en el artífice de lo que para todos ha sido catalogado como un ‘milagro de Dios’.

El hombre le contó a EL TIEMPO que todos los días sale a trabajar a las 7:00 de la mañana, pero no podía dormir, así que decidió salir de su vivienda una hora antes de lo habitual y raudo se entretuvo en la revisión de la embarcación en la que se gana la vida.

“No pasó mucho tiempo de haber llegado cuando observé el cuerpo de lo que parecía un muñeco flotando, al principio no presté mucha atención, pero cuando se fue acercando me di cuenta que era un niño que se había ahogado”, relató.

Aunque todo indicaba que el niño estaba muerto, Ramírez se introdujo al agua y sacó al menor de edad a la superficie para reanimarlo.

Puso a prueba sus conocimientos básicos de primeros auxilios y le sustrajo por la boca el agua que minutos antes había tragado en el río que lo arrastró por lo menos 200 metros.

La zona que hasta ese momento permanecía sola, se colmó de otros lancheros y moradores quienes llegaron a auxiliar al menor, que, ante la mirada desesperada de los presentes, reaccionó y comenzó a llorar.

La alegría fue inminente en los improvisados socorristas, mucho más cuando la madre desesperada apareció y se pudo reencontrar con su hijo, a quien había buscado afanosamente por el pueblo, luego que se saliera de su casa en cuestión de un descuido.

La mujer, en medio de su llanto, agradeció a Dios por devolverle vivo a su hijo, pero también reconoció la valentía y coraje de Rafael Ramírez, quien fue el salvador y héroe del pequeño de dos años de edad, que se recupera en un centro asistencial de Santa Marta.

ROGER URIELES 
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
SANTA MARTA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.