Mafias comercializan ilegalmente 500.000 cilindros de gas en el país

Mafias comercializan ilegalmente 500.000 cilindros de gas en el país

Cilindros y globos adulterados generaron, en varias ciudades, 20 accidentes en el 2018.

Cilindros de gas

La mayoría de los cilindros ilegales no están bien pintados, sin etiquetas y no tienen adhesivos legales.

Foto:

Andi

Por: Félix Leonardo Quintero 
09 de julio 2019 , 08:56 a.m.

El mercado negro de cilindros que existe en Colombia está cuantificado por expertos en 500.000 y la cifra de accidentes con estos elementos ilegales son, en promedio, cinco al año.100.000 de esos cilindros, según las investigaciones, se estarían comercializando en varias poblaciones de Santander.

Así lo reveló en Bucaramanga la Cámara de Gases Industriales y Medicinales de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), quien reiteró a la comunidad la importancia del buen manejo, cuidado y control social en sus zonas de residencia o trabajo, frente a situaciones sospechosas o irregulares donde existan cilindros de gas de por medio.

Lina Marcela Reyes, directora ejecutiva de la Cámara, advirtió sobre el peligro que representa la manipulación de cilindros ilegales y globos que no son inflados con helio y sí con hidrógeno artesanal que explota y origina una llama.

El llamado se generó a raíz de los sucesos ocurridos en ciudades como Bogotá, Bucaramanga y Medellín donde cilindros de oxígeno e hidrógeno han explotado como consecuencia de una inadecuada tenencia, manipulación o mantenimiento, generando daños en los bienes y en las personas.

En el mercado negro los cilindros, que cuestan entre el 30 y 50% menos que los legales, son adulterados en sus marcas y en su contenido, y al no hacérseles mantenimiento pueden estallar. Según cifras de la Cámara en Bucaramanga, durante los periodos de vacaciones del 2018, se reportaron 6 casos de niños afectados por globos inflados con cilindros con hidrógeno artesanal, y la meta para este año es de cero niños quemados. 14 casos más se registraron en el 2018 en Bogotá, Medellín y Cartagena.

Hay que recibir el cilindro de un proveedor de confianza que entregue factura, que tenga posición vertical, esté en buen estado, pintado, que todas sus marca no presenten rastros de haber sido limadas o adulteradas y que tenga un adhesivo donde el usuario pueda revisar el número telefónico del proveedor, número de emergencia, aspectos de seguridad y tipo de gas contenido en el cilindro”, agregó Reyes.

La Cámara, adscrita a la Andi, desarrolla en el país la campaña ‘No te ExponGAS’ donde a través de capacitaciones y charlas se advierte sobre la peligrosidad de adquirir globos inflados con gases adulterados y cilindros ilegales.

La iniciativa se complementa con jornadas en las que bomberos, policías y empleados de clínicas e industrias, que trabajan con gases, son capacitados sobre el particular.

FÉLIX LEONARDO QUINTERO
ADN/Bucaramanga@Felix_Quintero

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.