Guerra por territorios, tras masacres que dejan 15 muertos

Guerra por territorios, tras masacres que dejan 15 muertos

10 personas murieron en Antioquia y 5 en Cauca entre la noche del sábado y la madrugada del domingo.

AUTOPLAY
Aumentó el número de muertos por masacres en el país
Carlos Holmes Trujillo

Ministerio de Defensa

Por: Mateo García*
23 de noviembre 2020 , 09:20 a. m.

Siguen las masacres en el país. Este domingo Colombia se despertó con la noticia de que 15 personas fueron asesinadas durante la noche del sábado y la madrugada del domingo.

Los hechos se presentaron en Betania, en el suroeste antioqueño, y en Argelia, Cauca.
Estos dos departamentos han sido los más golpeados por las masacres. Según los registros del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), de las 76 registradas en Colombia durante el 2020, 18 han ocurrido en Antioquia y 12 en el Cauca. A estos les siguen Nariño, con 9, y Norte de Santander, con 6.

(Le sugerimos leer: Siete muertos y 9 heridos tras deslizamiento en Puerto Valdivia)

En esos hechos han muerto 305 personas y han sido constantes este año. Incluso, en agosto se registró una ola de actos violentos, cuando 30 personas murieron en solo 11 días en Arauca, Cauca y Nariño.

Siguen las masacres en Colombia
Siguen las masacres en Colombia
La muerte de los cafeteros

Ocho personas, en su mayoría recolectores de café, fueron asesinadas en la madrugada del domingo en la finca La Gabriela, de la vereda La Julia, del municipio de Betania, en el suroeste antioqueño.

Más de 10 hombres armados llegaron hasta la finca y dispararon contra quienes se encontraban en el alojamiento. Siete murieron en el lugar, otra persona falleció mientras era trasladada a un hospital de Medellín y otras dos fallecieron este lunes.

(Además: Masacre en Antioquia: ocho personas fueron asesinadas en Betania)

Según el alcalde local, Mario Vilada, cuatro eran recolectores de café y tres habían llegado en la noche del sábado a la región “y no tenían nada que ver con recoger café”.
Tras la masacre, se trasladó hasta esta región cafetera de Antioquia el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, para liderar un consejo de seguridad con la cúpula militar y las autoridades departamentales.

Todo indica que el ‘clan del Golfo’ estaría detrás del homicidio, pues es el principal responsable de los crímenes que ocurren en esta región.

De hecho, se ofreció una recompensa de hasta 200 millones de pesos para quienes brinden información que permita la captura de alias Rubén, cabecilla de esta estructura criminal en la región.

Y en cuanto a la matanza del domingo, hay una recompensa de 50 millones de pesos para quienes suministren información que permita la captura de los responsables. Según las primeras versiones, entre los muertos estaría un vendedor de droga del municipio, pues allí está comenzando una guerra por el control del microtráfico.

“Estos hechos nos duelen, los rechazamos todos los colombianos y nos obligan a adelantar una acción dentro de la legitimidad entre las autoridades, la Fuerza Pública y la ciudadanía”, afirmó Trujillo.

Una de las medidas que se tomó tras el consejo de seguridad es identificar y judicializar a los jíbaros que se infiltran en las fincas cafeteras.

(Lea también: Ofrecen 50 millones de recompensa por responsables de caso en Betania)

Según Camilo González, director de Indepaz, en el suroeste antioqueño, que ha sido una región relativamente tranquila, “hay una fiebre del oro” que, sumado al microtráfico y la extorsión, llevó a los grupos armados a disputarse el poder. Además del ‘clan’, allí también delinquen ‘los Caparros’. Esto ha provocado un aumento significativo en el número de asesinatos, pues mientras que hasta el 3 de noviembre del 2019 se presentaron 156 homicidios, este año, con la misma fecha de corte, iban 238.

Una disputa similar, explica el experto, se está dando en Cauca entre las disidencias de las Farc y el Eln, principalmente, por el control de las rutas del narcotráfico. De hecho, en el corregimiento de El Mango, en Argelia, cinco personas fueron asesinadas y dos más resultaron heridas en la noche del sábado. Entre las víctimas está Libio Chilito, un líder social del municipio.

(Le puede interesar: Reportan masacre de cinco personas en discoteca de Argelia, en Cauca)

Los hechos sucedieron en tres lugares del mismo sector. “Indagaciones preliminares apuntan a que una persona se acercó a un billar y disparó contra la humanidad de tres personas, una de las cuales falleció, luego se traslada a una discoteca cercana y dispara contra dos personas que posteriormente fallecen y seguidamente se acerca a un bar y dispara contra otras dos personas”, aseveró el alcalde Jhonnatan Patiño Cerón.

Hay una fiebre del oro, toda una dinámica de acumulación de riquezas y de disputas. En ese territorio es el oro y en el Cauca es la coca y las rutas

En el diagnóstico que hace el director de Indepaz, las medidas que se han tomado para frenar las masacres son insuficientes, pues no solo se trata de hacer mayor presencia de la Fuerza Pública: “La insuficiencia de las medidas tiene que ver con las debilidades en el diagnóstico y, por lo tanto, en las estrategias. Las estrategias generalmente son la mayor presencia de Fuerza Pública y de ubicación de objetivos de alto valor, pero esa fórmula repetida no ha dado resultado”.

'Las medidas no han dado resultado’: Camilo Gonzalez, de Indepaz
Camilo González Posso, presidente de Indepaz

Camilo González Posso, presidente del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

Foto:

Claudia Rubio / El TIEMPO

Camilo González, director de Indepaz, habló con EL TIEMPO sobre estas dos nuevas masacres en el país.

Ustedes han registrado todas las masacres que se han presentado en el año. Esto no para, aunque se toman medidas.

La insuficiencia de las medidas tiene que ver con las debilidades en el diagnóstico y, por lo tanto, en las estrategias. Las estrategias generalmente son la mayor presencia de Fuerza Pública y de ubicación de objetivos de alto valor, pero esa fórmula repetida no ha dado resultado y lo que indica es que tienen que completarse con otras políticas de seguridad humana, de alianza con la población. Es decir, no solamente de persecución a los que identifican como supuestos perpetradores, sino de protección, prevención y alianza con la población.

(Le sugerimos leer: Identifican víctimas de masacre en Argelia, Cauca)

Eso es lo que ha faltado en casi todas las regiones críticas, en el Cauca, en Antioquia, Nariño, Norte de Santander y Putumayo. Coinciden masacres con líderes y asesinatos de excombatientes de las Farc que están en reincorporación.

Siempre que hay una masacre citan a un consejo de seguridad, pero estas siguen...

Actúan con posterioridad a los hechos. No hay política preventiva. Dicen: vamos a investigar. Y las fórmulas son las mismas: aumento de Fuerza Pública y persecución a los supuestos cabecillas.

La insuficiencia de las medidas tiene que ver con las debilidades en el diagnóstico y, por lo tanto, en las estrategias

Pero no hay permanencia en una política de territorio, una política más estructural, más de largo aliento. Es que esa situación se repite. Son 100 municipios donde está la situación más crítica, y ya se sabe, es decir, se sabe cuáles son las regiones más afectadas. Se sabe que ahí hay combinaciones de intereses económicos alrededor de negocios legales e ilegales de oro, de coca, de madera, de tierras, de hidrocarburos.

El suroeste antioqueño ha sido una zona tranquila. ¿Qué pasa allí?

Hay zonas relativamente tranquilas unas veces porque hay una estabilidad institucional y social. En otras zonas porque hay unos órdenes violentos ya establecidos.

Cuando esos equilibrios se alteran porque entra un tercer grupo o porque hay disputas internas o porque hay un anuncio de una posibilidad de recursos, entonces se desatan en esos sectores y buscan someter a la población.

(Además: El país que sigue matando a sus jóvenes) 

Es lo que está pasando en ese suroeste, que es una zona cafetera, ahora están entrando grupos porque están a la expectativa de los negocios del oro. Hay una fiebre del oro, toda una dinámica de acumulación de riquezas y de disputas. En ese territorio es el oro y en el Cauca es la coca y las rutas.

MATEO GARCÍA
REDACTOR DE NACIÓN
En Twtter: @teomagar
matgar@eltiempo.com

*Con información de Cali y Medellín

Otras noticias de Colombia

- 'Me muero y a nadie le importa': el drama del actor Mauro Bastidas

'Nos vamos a armar para acabar con estos estudiantes': hombre a estudiantes en Medellín

¿Cómo debería ser la reconstrucción de Providencia?

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.