Masacre en El Salado: la tragedia de enterrar a los muertos
Otras Ciudades

Masacre en El Salado: la tragedia de enterrar a los muertos

Los sobrevivientes al ataque paramilitar empezaron a sepultar a sus familiares el 19 de febrero. 

Masacre en El Salado: día 4
19 de febrero de 2020 , 12:08 p.m. Julián Vivas

19 de febrero del 2000

Enterrar a
los muertos

Los paramilitares permanecieron en el pueblo y prosiguieron sus recorridos por las calles. En las horas de la mañana, José Manuel Tapias merodeaba cerca de la plaza principal, se asustó y cuando intentó correr fue baleado.Tenía 65 años de edad.

Durante su permanencia en el pueblo, las autodefensas escribieron grafitis en las paredes de las casas: “P.Q.E.K. Guerrillero. Desértate y serás feliz. Firma NN”, “La guerrilla sólo luto trae”, “Fariseos, Ampones, Rateros de Colombia” y “Guerrillero. Si quieres la paz, únete a las AUC”; y empezaron a organizar su repliegue por la vía El Salado - vereda La Sierra, en el municipio de Córdoba. Los hechos posteriores ponen en evidencia que ese repliegue también implicó las vías hacia Zambrano y la vereda El Balguero.

A las cinco de la tarde, los paramilitares informaron que se iban y que la Infantería de Marina venía en camino. Una hora después, la compañía Orca del Bacim Nº 31 llegó al casco urbano del corregimiento El Salado.

Los sobrevivientes comenzaron a recoger a sus muertos, los subieron en mesas y los colocaron en el interior de la Iglesia para velarlos durante la noche.

La Infantería de Marina incursionó en el territorio de la masacre tres días después de que ésta había comenzado, y lo hizo sólo por tierra, sin que hubiera apoyo aéreo, cuando dos helicópteros paramilitares sobrevolaron el territorio de la masacre durante por lo menos tres días, además del antecedente ya mencionado del helicóptero que fue obligado a aterrizar en el municipio de Córdoba el 15 de febrero.

El Centro Nacional de Memoria Histórica se pregunta que si la Infantería de Marina se centró en argüir los combates entre guerrilla y paramilitares como dificultad para incursionar en el territorio de la masacre, por qué no pidió apoyo aéreo para derribar los helicópteros de los paramilitares, y por qué éstos pudieron circular libremente por el espacio aéreo sin que la fuerza pública los hubiese detectado, cuando aquella había reconocido desde el 16 de febrero la alteración del orden público en el territorio.

>> Vea aquí lo que pasó durante el quinto día de la inscursión paramilitar en El Salado

*NACIÓN.

*Relato tomado del Centro Nacional de Memoria Histórica.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.