Los venerables del Palito de Caucho.
Galería
enbol1
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

Con su amabilidad y miles de historias para contar, los emboladores del Palito fe Caucho, de Cartagena, hacen parte del patrimonio inmaterial de la ciudad.

embol2
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

Un mundo multicolor y de imágenes pintorescas, es el que se vive en cada espacio de los lustrabotas del Palito de Caucho, en donde hay una solución para todos los calzados.

embol3
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

Desde hace más de 60 años, los cartageneros han tenido el espacio emblemático del Palito de Caucho, como su hábitat natural para enterarse de lo divino y humano que ocurre en la ciudad.

embol4
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

El personaje mas famoso de Colombia, tal y como lo dijo una vez García Márquez, refiriéndose a Pambelé, se gano sus primeros pesos como embolador en el Palito de Caucho, mucho antes de ganar el título mundial.

embol5
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

Palenquero de pura cepa, Pablo Valdes Cassiani, es el personaje que le pone el humor al gremio de emboladores, con su carcajada que se escucha en hasta en las calles de San Basilio.

embol6
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

El cartagenero que nunca ha ido a lustrar sus zapatos en el Palito de Caucho, no es cartagenero, dicen los mismos venerables que a diario llegan a trabajar desde las 6:30 de la mañana.

embol7
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

Además de lustrar los zapatos y dejarlos tan brillantes que sirven como espejos, los emboladores del Palito de Caucho también reparan calzados en el mismo lugar.

embol8
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

Muchos cartageneros han encontrado su tabla de salvación en el Palito de Caucho, cuando algún accidente los deja con los zapatos en la mano. Casi todos los días tenemos casos como esos, dicen ellos.

embol9
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

La Escuela de Gobierno y liderazgo de la Alcaldía de Cartagena a través de estos encuentros busca rescatar aspectos que afiancen la ciudadanía y la cultura de la ciudad.

embol10
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

Hemos tenido un proceso de formación, capacitaciones y propulsión de identidad con cocheros, palenqueras y ahora con los emboladores , culminando en recorridos pedagógicos por sitios históricos que conciertan sus raíces y herencia africana.

embol12
Yomaira Grandett/ El TIEMPO

Son tan emblemáticos los emboladores del Palito de Caucho, que ya son un referente obligado para nativos y visitantes, y hacen parte del paisaje cultural de Cartagena de Indias.

Otras Ciudades 28 de junio de 2019 , 07:00 a.m.

Los venerables del Palito de Caucho.

 Los emboladores del Palito de caucho son parte de la historia de Cartagena. 

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.