Conozca los 19 puntos de riesgo en la vía al Llano, según Coviandes

Conozca los 19 puntos de riesgo en la vía al Llano, según Coviandes

Informe de la empresa fue entregado a la veeduría ciudadana de la vía.

Cierre de la vía al Llano

El kilómetro 64+200 de la vía al Llano es uno de los que mayores deslizamientos ha tenido en los últimos 17 días.

Foto:

Hernando Herrera/EL TIEMPO

Por: Nelson Ardila
31 de mayo 2019 , 09:11 p.m.

Hay otros 17 lugares críticos similares a los dos que han generado los cierres continuos en la vía al Llano en los últimos 17 días, según estableció un reciente diagnóstico realizado por la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes) entregado a la Veeduría Ciudadana.

En la ladera de esos sitios, a lo largo de los 86 kilómetros que tiene el principal corredor terrestre de comunicación entre Villavicencio y Bogotá “se pueden presentar deslizamientos rotacionales de gran extensión con flujos de tierras o lodos, porque la cuenca o área está deforestada y presenta proceso de erosión en grandes áreas”.

En estos lugares pueden presentarse avalanchas con transportes de granulares o bloques de roca y generar pérdida de la estructura vial existente como pérdida total de la banca y puede afectar el paso de vehículos por varios días, advierte en uno de sus apartes el documento de 102 páginas elaborado por los ingenieros de Coviandes.

El ingeniero Orlando Barbosa, que en dos épocas distintas ha sido veedor de las obras de la vía al Llano, sostiene que estos 17 sitios pueden generar inconvenientes similares a los que se están viviendo actualmente en los kilómetros 58 y 46+200, porque están en una fase de inestabilidad y es muy probable que en algún momento generen dificultades en la carretera.

Mientras que el ingeniero Pedro Castellanos, que durante más de 35 años trabajó en esa vía con el Ministerio de Obras y luego con el Invías, sostiene que en el país no hay estudios de ingeniería de riesgos en las carreteras que permita hacer un análisis de los sitios o de todas las laderas de la carretera para poder determinar en qué estado puede estar.

No obstante, si se presenta otro evento de lluvias intensas pueden ocurrir avalanchas sobre el corredor vial, cómo ha pasado en otros momentos, especialmente entre los centros poblados de Puente Quetame (Cundinamarca) y Pipiral (Meta).

El año pasado, en agosto, se presentaron 15 derrumbes en una semana por las fuertes lluvias, dice el ingiero William Valencia Campos, de la Sociedad de Ingenieros del Meta.

El informe de Coviandes al analizar las causas de los deslizamientos menciona las de origen geológicas, sísmicas y de fuertes lluvias. Por ejemplo, los aguaceros del año pasado superaron los históricos en el sector de Susumuco y se pueden incrementar en los siguientes años por el cambio climático y generar movimientos en masa, advierte el documento.

Cierre de la vía al Llano

En el sitio La Reforma, en la antigua vía, que une a Pipiral con Villavicencio, también hay deslizamientos permanentes.

Foto:

Hernando Herrera/EL TIEMPO

Además, señala el documento, se presentan afectaciones en la vía por las actividades agrícolas y pecuarias que se realizan en la montaña, “en donde el Estado no ha debido permitir que se hicieran estas actividades en una zona que originariamente era bosque”, agrega el ingeniero Pedro Castellanos.

El diagnóstico de Coviandes señala que hay 136 sitios críticos en la vía y los distribuye así: Hay 19 de riesgo muy alto; 31 de riesgo alto, 58 de riesgo medio y 28 de riesgo bajo que pueden afectar la vía.

En el estudio de diagnóstico, Coviandes no incluye la antigua vía entre Pipiral y Villavicencio que está a cargo del Invías, donde también son recurrentes los deslizamientos, especialmente en los sitios Servitá y La Reforma, y por donde transitan los tracto-camiones con sustancias peligrosas y los motociclistas, que no pueden movilizarse por el túnel de Buenavista.

En la vía se mueven entre ambas capitales 1,5 millones de toneladas cada año, según el Registro Nacional de Despachos de Carga por Carretera.

Intervenciones

Sobre si más de 40 intervenciones que menciona el Gobierno nacional las están haciendo actualmente en los sitios críticos que menciona el documento de Coviandes, el ingeniero Pedro Castellano señala que cree que no atienden más de diez de los 136 sitios que menciona el informe de Coviandes.

De su parte, el ingeniero Orlando Barbosa sostiene que en una reunión que la Veeduría Ciudadana sostuvo con el Viceministro de Infraestructura y el Vicepresidente de la ANI acordaron que ellos entregaban una evaluación expresamente del informe de Coviandes en la siguiente sesión.

Cierre de la vía al Llano

Los trabajos sobre la vía han sido constantes.

Foto:

Cortesía Coviandes

Efectivamente, la ANI entregó un informe el pasado 20 de mayo, pero solo con dos sitios y para el viernes pasado estaba prevista una visita de la Veeduría con la ANI para recorrer la vía y ver los 136 puntos, pero la aplazaron.

Sin embargo, sostiene Barbosa, ese compromiso está vigente y la Veeduría no pude saber el tema y pronunciarse hasta qué el Gobierno diga qué se va a hacer.

Barbosa recordó que Coviandes estará a cargo de la operación y mantenimiento de todo el corredor vial hasta junio próximo y únicamente queda con la responsabilidad de construir el puente de Chirajara, toda vez que la operación y mantenimiento de la carretera pasará a manos de la Concesionaría Vial Andina (Coviandina), que construye la segunda calzada entre Chirajara y Villavicencio.

Piden recursos y audiencia

Este miércoles, los gobernadores y el bloque de congresistas del Llano que integran los departamentos de Meta, Arauca, Casanare, Guaviare, Vichada, Vaupés y Guainía se reunieron en Bogotá para hacer un pronunciamiento público en el que le piden al presidente Iván Duque una audiencia y que solucione la crisis que ha generado la vía al Llano, para la Orinoquia.

Cierre de la vía al Llano

Los gobernadores y congresistas del a Orinoquia en el pronunciamiento que hicieron ayer en Bogotá.

Foto:

Prensa Cámara de Representantes

Ponen de presente que históricamente esta región del país ha estado olvidada y marginada por los gobiernos nacionales, pese a que provee el 75 por ciento del crudo del país, producto estrella de las exportaciones colombianas.

Los siete mandatarios y cerca de veinte congresistas señalan que les preocupa el pronunciamiento de Coviandes, “que cobra las tarifas de peajes más caras de todo el país”, en el que sostiene que “el manejo de las laderas y los taludes no se encuentra dentro de sus obligaciones contractuales, y que por ende, no es su responsabilidad, desconociendo su deber de garantizar el continuo y eficiente servicio en todo el corredor”.

Recursos para el kilómetro 58

El viceministro de Infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez, expresó que el desafío más grande que hay en este momento en la vía al Llano es el kilómetro 58, donde se van a invertir 120.000 millones de pesos.

El Gobierno va a utilizar los recursos del fondo de contingencias del proyecto vial y la obra la va a ejecutar Coviandes para atenderlo de manera inmediata, anunció Gutiérrez.

Allí se van a construir 10 terrazas en concreto para detener la erosión y un falso túnel para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía, en obras que deben ser ejecutadas en los siguientes 18 meses.

Cierre de la vía al Llano

En el kilómetro 58 de la vía al Llano se presnetan lluvias y caída de piedra sobre la calzada, situación que dificulta el paso por esa zona en el último mes.

Foto:

Cortesía Coviandes

En relación con el informe de Coviandes señaló que “por su puesto hay preocupación por los puntos de alto riesgo que se señalan en ese diagnóstico, pero se debe entender que nosotros encontramos un contrato de concesión en el que no estaba previsto el manejo de los puntos críticos y que nosotros estamos atendiendo los más graves con la escasez de recurso que tenemos”.

Señaló que de los 136 sitios críticos actualmente se están atendiendo cerca de 50 puntos, pero reiteró que el tema de mayor complejidad actual es el 58.

Además, el Gobierno le pidió a la interventoría de la vía al Llano que haga la revisión del diagnóstico de Coviandes, labor que no se puede hacer de un día para otro porque tiene unas complejidades muy grandes, tarea que están desarrollando porque “no es simplemente que Coviandes nos pasa un informe y salimos a contratar”.

Ese diagnóstico, agregó el viceministro de Infraestructura, “tenemos que revisarlo con mucho cuidado para definir qué se hace, porque los costos para atender los sitios de riesgo son muy altos y no quedaron previstos en los contratos y estas obras se deben pagar con recursos del presupuesto general de la Nación”.

EL TIEMPO intentó comunicarse con Conviandes para conocer detalles del estudio, pero esto no fue posible.

NELSON ARDILA ARIAS
Corresponsal de EL TIEMPO
Villavicencio
Twitter: @nelard1

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.