Secciones
Síguenos en:
Confesiones del policía infiltrado que liberó en África a monja colombiana
La monja Gloria Cecilia Narváez

La monja colombiana Gloria Cecilia Narváez fue secuestrada el 7 de febrero de 2017.

Foto:

Twitter: @PresidenceMali

Confesiones del policía infiltrado que liberó en África a monja colombiana

La monja colombiana Gloria Cecilia Narváez fue secuestrada el 7 de febrero de 2017.

Capitán de la Policía, con 28 años de servicio, viajó hasta Malí para liberar a Gloria Cecilia.

El que comenzó hace varios años como patrullero de la Policía Nacional en Cali, pero ahora como capitán cierra con broche de oro su exitosa carrera, con la liberación en África de la misionera colombiana Gloria Cecilia Narváez, tiene nombre propio: Víctor Salgado.

(Puede leer: Madre de monja liberada en África murió esperando su regreso)

Este costeño de nacimiento pero caleño por adopción se infiltró en Malí con la única y arriesgada misión de traer con vida a Colombia a la religiosa oriunda del departamento de Nariño.

“Yo le hice la promesa a la familia de sor Gloria y a la comunidad religiosa que no me iba a retirar hasta que no la regresara con vida”, confiesa con tono seguro y pausado.

Y a la postre lo logró. Para ello se hizo pasar como profesor con el fin de acercarse a los distintos tentáculos de la peligrosa estructura yihadista Al Qaeda, que el 7 de febrero de 2017, en una aldea de Malí, secuestró a la monja cuando, acompañada por otras integrantes de su congregación religiosa, brindaba atención humanitaria a un grupo de africanos.

Desde hace algunos años le rondaba por su cabeza la idea de retirarse de la institución policial, tras 28 años de servicio activo, con una carrera intachable en la labor de antisecuestro, como psicólogo forense, además que obtuvo tres maestrías y el buen dominio de tres idiomas.

Su misión en Malí empieza pocas semanas después del secuestro de la monja, cuando apenas había entregado a sus superiores el informe sobre la operación antisecuestro de dos dirigentes políticos en el departamento del Chocó, la que se prolongó durante ocho meses con resultados satisfactorios.

(Puede leer: Banda mata a firmante de paz y no permite levantar cadáver en Cauca)

El general Fernando Murillo, en ese entonces Director Antisecuestro de la Policía, le había expresado que se preparara para otra misión, el oficial creyó que sería en otra región del país, pero cual fue su sorpresa cuando le informó que se trataba de África y que lo primero sería buscar los contactos en ese lejano continente.

“Al principio creí que era una broma, pero cuando vi la seriedad de mi general dije no, eso no es una broma es en serio”, recuerda y lo que tenía muy claro es que se trataba de la primera misión que una fuerza del Estado colombiano adelantaría en Malí, eso le generaba un gran temor por el desconocimiento de su cultura y sus costumbres.

“Cuando llego allá ni siquiera las autoridades tenían claridad quién era la persona que habían secuestrado, algunos no sabían el nombre de la religiosa”, así narra sobre el difícil escenario que encontró, pero lo que él si sabía era que los grupos radicales en esa región asesinaban a religiosos pocos días después de su secuestro.

En este caso apenas 15 días después de su llegada logró determinar que la monja estaba con vida, gracias a información que logró obtener de la comunidad y a la articulación con misiones internacionales de países aliados.

(Le sugerimos: Juzgado ordena el proceso para eutanasia de paciente en Cali)

'Sientes como si no hubieras hecho nada'

Con el paso de los meses supo que la dinámica del secuestro en ese país era muy compleja, a tal punto que si en algún momento pensó que estaba muy cerca de la religiosa, al otro día el panorama era muy distinto, “entonces sientes como si no hubieras hecho nada, a comenzar de cero nuevamente, eso pasó en muchas ocasiones”.

Sin embargo, admite que en varias oportunidades estuvo muy cerca del sitio donde se encontraba la monja, pero luego sus captores la habían trasladado, “entonces uno siente frustración, siente que se comienza de cero porque cuando estás en esas operaciones los terroristas sienten que estamos cerca”.

De los momentos que sintió que su vida corría peligro aún no olvida el día cuando realizaba una operación de coordinación, pero se retiró mucho de la zona y llegó a otra de cierto peligro, por lo que llegó a sentir mucho temor; “en cualquier momento pueden llegar cuatro yihadistas a la carretera y todo se puede complicar”.

Y es que en una región donde el terrorismo está a la orden del día y con la condición de ser extranjero, tanto el riesgo como el peligro están más latentes.

(Además, puede leer: Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, responde al 'tirón de orejas' de gremio)

Este policía de 48 años de edad, casado y con dos hijas asegura que siempre tuvo el apoyo incondicional de toda su familia, por lo que se sintió fortalecido y seguro lejos de su hogar y en una región donde tuvo que padecer los constantes apagones, tener los cuidados a la hora de consumir el agua porque no era tratada y adaptarse a una nación que está al otro lado del mundo (son tres días de viaje entre Colombia y Malí).

Ahora, tras su misión de casi cinco años concluye que “el pueblo de Malí sentía como propio el secuestro de la Hermana Gloria, por toda la labor humanitaria que ella venía desarrollando”.

Cuando han transcurrido más de 72 horas de la feliz liberación de la religiosa por la vía de la negociación, el capitán afirma que aún no ha podido dialogar con ella, pero entiende que está en un proceso de recuperación física y emocional que tanto lo necesita.

Cuenta que en junio pasado, en una de sus visitas al departamento de Nariño habló con el hermano de la monja, el docente Edgar Narváez, a quien le había expresado: “Profesor, le prometo que en octubre o noviembre de este año la hermana va a estar libre y cuando ella esté en libertad yo me retiro de la Policía Nacional”.

(En otras noticias: Identifican a hombre que apareció decapitado en una calle de Tuluá)

Fue Salgado con la enorme satisfacción del deber cumplido quien el pasado sábado lo llamó al familiar de la monja para darle la buena noticia de la liberación de su ser querido, “así lo soñaba de darle la buena nueva, tal como se lo había prometido”, reitera con emoción.

Lea más noticias de Colombia

Indignación por perro que fue despellejado en Boyacá

1.200 policías reforzarán seguridad durante el Festival Vallenato

Trágica muerte de joven en Tolima por práctica de ‘Gravity Bike’

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.