Pandemia obligó al cierre de 1.800 empresas en Cartagena

Pandemia obligó al cierre de 1.800 empresas en Cartagena

Los congresos regresan hasta marzo del 2021. Los hoteles tendrán baja ocupación el resto del año.

Cartagena

En la ciudad hay 18.600 empresas amenazadas por la crisis.

Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Por: John Montaño
23 de octubre 2020 , 12:57 p. m.

Pese a la reapertura de todos los sectores el pasado primero de septiembre, en el Centro Histórico de Cartagena importantes marcas, reconocidos restaurantes y joyerías ya no abrirán más.

Marcas como Tcherassi hoteles Boutique, o los restaurantes Don Juan, María, Mila, Harry’s, El Bistró, Perú Mar, Collete, El Boliche o Varadero, entre una larga lista, quebraron.

“De las 28.444 empresas inscritas ante La Cámara de Comercio, hay de 18.600 que hoy enfrentan amenazas de quiebra. La mortalidad empresarial en el Centro Histórico de Cartagena es de 1.800 negocios luego de la primera ola de la pandemia”, sostiene Leonardo Jiménez Molinello, director del Centro de Estudios del Trabajo, Cedetrabajo, capítulo Cartagena.

(Puede interesarle: Silvia Tcherassi cerró sus hoteles en Cartagena).

El Distrito ya autorizó el 100 por ciento de apertura en todos los sectores: bares y restaurantes con servicio en mesas al aire libre. Los vuelos internacionales completan nueve días arribando a la Ciudad Heroica.

(Lea también: Así fue la reactivación de los vuelos internacionales desde Cartagena).

Sin embargo, las vitrinas y puertas del corralito de piedra, la zona más costosa del país por metro cuadrado, siguen cerradas.

"Anunciamos que la vinculación de la marca Tcherassi Hotel + Spa a las dos propiedades de Cartagena culminó el 30 de abril de este año. Esperamos que se conserven esas memorias inolvidables y recuerdos maravillosos que tuvieron como marco ambos hoteles", señalaba en uno de sus apartes el comunicado de prensa con el cual la diseñadora barranquillera se despedía de la ciudad en medio de la pandemia, a inicios de julio pasado.

Entre los negocios que cerraron definitivamente con la llegada del coronavirus están Mapalé Artesanía, Díaz Artesanías, Doria Casa de Cambio, Esmeralda internacional, Joyería Milenium, Cartagena Artesanal, Museo del Chocolate, Sushi Rum Y Bourbon Hostel, entre una larga lista.

“Cerré los dos restaurantes, pero las marcas, Don Juan y María, están vivas en Cámara de Comercio y esperando una oportunidad para empezar de nuevo. Se perdió tiempo y plata, pero no la esperanza y ganas de trabajar”, dice en entrevista con EL TIEMPO Juan Felipe Camacho, el talentoso chef tolimense, radicado en Cartagena hacen 20 años.
      
 (Además, lo invitamos a leer: Playa Blanca está vedada para operar durante reapertura de Cartagena)

El Centro Comercial La Serrezuela abrirá puertas en los primeros días de octubre.

El Centro Comercial La Serrezuela abrirá puertas en los primeros días de octubre.

Foto:

John Montaño/ EL TIEMPO

Centros comerciales con cierre total

En el pasaje de la Candelaria, entre la Calle San Juan de Dios y la Calle de las Damas, todos los locales y vitrinas permanecen vacíos.

De este pasaje comercial se marchó para siempre, por ejemplo, el italiano Doménico Airaudo, con su famosa cava de habanos dejando atrás una historia de 25 años en Cartagena.

Hasta el pequeño local con olor a tabaco y ron llegaron siempre personalidades como Bill Clinton o Tiger Woods, y una larga lista de artistas, militares, políticos y periodistas nacionales en busca de un puro y un trago de Ron Dictador, 20 años, y el fino humor y ocurrencias de Doménico Airaudo.

Los costosos arriendos y servicios públicos en la Ciudad Colonial quebraron a miles.

“Un centro comercial de pequeñas áreas en sus establecimientos, ya tiene 60 locales que fueron entregados definitivamente. En el Centro Histórico, Bocagrande y la Avenida Pedro de Heredia ya se han desocupado definitivamente cientos de locales, incluyendo marcas reconocidas y de largos años de funcionamiento”, agrega Mónica Fadul, directora de Fenalco capítulo Cartagena y Bolívar.

La funcionaria se refiere al pasaje comercial del barrio Getsemaní que acogía una amplia variedad de negocios entre restaurantes, almacenes de ropa y venta y reparación de computadoras, entre otras, que quebraron.

(También lo invitamos a leer: Pese a inversión en el final de Electricaribe, las quejas siguen)

Aún no instalan las mesas al aire libre en el Parque Fernández de Madrid.

Aún no instalan las mesas al aire libre en el Parque Fernández de Madrid.

Foto:

John Montaño/ EL TIEMPO

Según Cedetrabajo, el 90 por ciento de las empresas que están en la quiebra son pequeñas y medianas. Debido, además de la extensa cuarentena, a los elevados costos de los arriendos y servicios públicos que se pagan por metro cuadrado en la Ciudad Colonial y sus alrededores.

“Al ser uno de los sectores que por ultimo abrieron (bares y restaurantes) no todos tuvieron la capacidad para soportar el pago de costos de operación sin tener ingresos”, señala María Claudia Peña, asesora para el Distrito de la reactivación económica luego de la pandemia.

El celebrado centro comercial La Serrezuela, en el barrio San Diego, que tiene es sus pasillos a las marcas más importantes del mundo y en su terraza una amplia variedad gastronómica, abre puertas en los primeros días de octubre.

Sin embargo, la llegada del restaurante Andrés Carne de Res a La Serrezuela sigue aplazada.

En los barrios San Diego, Matuna, Getsemaní y Centro Histórico hay registrados 137 bares, pero según Asobares muchos no abrirán más porque no aguantaron la cuarentena de medio año y hoy no soportan las medidas restrictivas para estos comercios y la poca llegada de turistas a la ciudad.

El alcalde de la ciudad, William Dau, dijo que permitirá el montaje de mesas y sillas en calles y parques del Centro Histórico para estimular el impulso del comercio.

Un centro comercial de pequeñas áreas en sus establecimientos, ya tiene 60 locales que fueron entregados definitivamente. En el Centro Histórico y Bocagrande han desocupado cientos de locales

Hoteles sobrevivirán con pocos huéspedes

Cartagena suma, a la fecha, 22.815 casos positivos de covid- 19, luego de 6 meses de la pandemia. Mientras, 21.630 pacientes la ganaron la batalla a la enfermedad y 544 personas fallecieron, según El Instituto Nacional de Salud hoy hay 641 casos activos.

La Ciudad Heroica está cerrando el mes de septiembre con una ocupación hotelera del 12.13 por ciento, según Cotelco.

Gustavo Toro, presidente ejecutivo de Cotelco, aseguró que la agremiación no registra el cierre de ninguno de sus hoteles en el corralito de piedra y entrega las proyecciones de ocupación para el último trimestre del año, donde la ciudad no supera el 26 por ciento.

La ocupación hotelera proyectada por Cotelco para el último trimestre del año es del 16.01 por ciento en octubre; noviembre presenta un 19.42 por ciento y diciembre, que se proyecta como el mes con mayor ocupación, tiene 25.04 por ciento.

Para el mes de enero del año 2021 Cartagena tendría una ocupación del 29.93 por ciento. Tragedia económica para una ciudad que en vacaciones de fin de año del 2019 tuvo una ocupación hotelera del 68.99, y para el mismo periodo en el 2018 llegó al 83,84 por ciento.

(Además, le puede interesar: Seducían extranjeros por 'app' de citas y en el encuentro los robaban)

La Torre del Reloj, símbolo de la ciudad colonial.

La Torre del Reloj, símbolo de la ciudad colonial, aún permanece sola.

Foto:

John Montaño

Congresos regresan hasta marzo del 2021

El sector de los congresos es otro que estará de capa caída por lo que resta del año. Para este sector, la luz al final de túnel se asoma después del primer trimestre del 2021.

“Los primeros congresos están confirmados para el mes de marzo del 2021”, señala Diana Rodríguez, gerente del Centro de Convenciones Julio Cesar Turbay, el más importante de la ciudad, ubicado en el Centro Histórico.

El año pasado, según la directiva, el Centro de Convenciones del barrio Getsemaní acogió 306 congresos y recibió a 250.000 personas.

“Ya conocemos el guarismo de la destrucción del empleo, lo cual es una verdadera tragedia social: más de 85.000 empleos. Sin mencionar la informalidad y en los niveles de más bajos ingresos de la población en los que nos encontramos”, añade Mónica Fadul, directiva de Fenalco, para quien la tragedia económica de esta ciudad aún no se ve en sus verdaderas dimensiones.

“El cierre de establecimientos y cancelación de matrículas es un proceso más demorado, pues impone la liquidación de las empresas y eso lo iremos precisando con las cifras del Registro Mercantil” , señala la directiva.

Los primeros congresos están confirmados para el mes de marzo del 2021

‘Cerré mis dos restaurantes para no endeudarme más’

La historia de Juan Felipe Camacho, chef y propietario de los restaurantes Donjuán y María (11 y 7 años de antigüedad respectivamente pero que cerraron por la pandemia) muestran las dos caras de la tragedia económica que vive el sector gastronómico en la Ciudad Colonial: primero vino la quiebra. Hoy, 6 meses después de cerrar definitivamente surge el espíritu de resiliencia.

¿Por qué cerró definitivamente?

Yo cerré para no endeudarme más. Le alcancé a pagar a mis empleados sus liquidaciones, pagué a proveedores, pagué impuestos y todo lo que debía. Quede solamente con un préstamo de la inversión por 200 millones de pesos.

¿Qué viene para usted?

Voy a esperar a que haya una apertura total para buscarme un local y abrir de nuevo. Tengo la ventaja que la gente me conoce y creo que eso me favorecerá. Pero hay que esperar porque creo que no hay reglas claras aún. Cada día el gobierno local cambia las condiciones y ahí es donde se cae en errores. También esperar a ver si el tema de Arriendos se nivela. Estaban muy desfasados.

¿Cómo ha trabajado durante la pandemia?

Ahora estoy funcionando con 10 empleados y me salvó SOS (una campaña humanitaria que lleva comida digna gratis a las comunidades menos favorecidas, y que es auspiciada por la empresa privada). Gracias a ellos estamos operando. Haciendo 400 almuerzos diarios para desfavorecidos.

¿Cuál ha sido la respuesta de sus comensales?

Muchos clientes me han llamado a darme su apoyo y de hecho han hecho muchas llamadas para reservar sin saber que no abrimos.

¿Qué ideas tiene para recuperar estos 6 meses de parálisis?

Ahora me voy a dedicar al catering (alimentos y bebidas para eventos) y a poner la casa en orden.

¿Qué momento le parece oportuno para reiniciar sus negocios en Cartagena?

Esto pasa. Solo que hay que saber esperar y no desesperarse por abrir porque puede ser contraproducente.

¿Le preocupa un rebrote de la pandemia?

El rebrote es inevitable. Creo que la lección está aprendida. Esperemos que los políticos la hayan aprendido. No se puede parar una ciudad del todo. Hay que tomar medidas, pero distintas.

Lo invitamos a leer más historias de Colombia

Rescatan de naufragio a Laura Tobón y familiares en la Ciénaga Grande

Actriz porno protagoniza otro polémico video frente a iglesia en Cali

John Montaño
Redactor de EL TIEMPO
Cartagena

En Twitter: @PilotodeCometas 

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.