Niña de siete años murió esperando una válvula para su cerebro

Niña de siete años murió esperando una válvula para su cerebro

La madre de Saray Zuleta relató el calvario que vivió durante siete días mientras su hija fallecía.

Saray

La niña Saray Zuleta tenía siete años.

Foto:

Archivo particular

Por: Armenia
20 de enero 2020 , 11:41 a.m.

Impotencia es lo que siente Lina Ramírez luego de que su hija de siete años, la pequeña Saray Milagros Zuleta Ramírez, falleciera a causa de un paro respiratorio, después de pasar varios días esperando una válvula que necesitaba para su cerebro.

“Mi niña empezó con un dolor de cabeza, por lo que la llevé al hospital de Montenegro, que era el más cercano y luego al hospital San Juan de Dios en Armenia, pero me pusieron muchas trabas porque aparecía en el sistema como retirada y después de muchos trámites, al otro día ya estaba en la plataforma nuevamente”, contó la madre.

Ella cree que el error inicial se debió a que con la liquidación de la EPS Saludvida, donde estaba afiliada, la trasladaron a la Nueva Eps y en ese cambió se pudo presentar alguna falla que la hizo aparecer como retirada en el sistema de las IPS.

La pequeña padecía del síndrome de Arnold Chiari, una malformación congénita del sistema nervioso central, secuelas de mielomeningocele, entre otras complicaciones.

“Luego de los tramites, el neurólogo me dijo que tenía que operarla inmediatamente porque se le había dañado la válvula de Hakim que tenía en el cerebro y el líquido se le estaba regando, pero el doctor vio en el sistema que yo seguía apareciendo como retirada y por eso no programaron la cirugía”, agregó.

(Le puede interesar: Hospitales de Santander recortarían servicios por falta de dinero)

Pasaron cinco días más mientras, como lo cuenta la mamá, “a mi niña la consumía el dolor en una cama, los médicos estaban desesperados porque ya no sabían que hacerle, le ponían dipirona y hasta morfina al final. Todos los días fue una zozobra, el neurólogo me decía todo el tiempo que en cualquier momento la niña entraba en coma”.

Traslado a una UCI

Un día después la trasladaron a la UCI pediátrica de otra clínica de la ciudad.

“Nos llevaron allá con mentiras, porque me dijeron que la válvula ya estaba en la clínica y que ya todo estaba listo. La prepararon y todo hasta que una enfermera me dijo que la válvula no estaba. Yo viví el calvario viendo a mi hija pedirme auxilio, los dolores de cabeza eran horribles y ya nada le calmaba ese dolor, hasta que empezó a convulsionar”.

El neurólogo me decía que si no hubieran esperado hasta el final para hacerle ese procedimiento, la niña no hubiera empeorado tanto

Por todas las complicaciones que presentó la tuvieron que ingresar al quirófano y le extrajeron 60 centímetros cúbicos de líquido de su cerebro. “El neurólogo me decía que si no hubieran esperado hasta el final para hacerle ese procedimiento, la niña no hubiera empeorado tanto. Luego de ese procedimiento el médico me decía que si ese mismo día no le ponían la válvula ella se moría y me tocó poner una tutela en la Defensoría del Pueblo, hasta que -de la nada- apareció esa válvula siete días después. Pero luego decían que faltaba el programador de la válvula, hasta que por fin la operaron pero su salud ya estaba muy comprometida”.

Entre lágrimas, la mujer afirmó que “no tengo palabras para expresar la rabia e importancia que tengo de haber perdido a mi hija por esta negligencia médica, porque si hubieran conseguido la válvula esto no habría pasado, duramos ocho días rogando por eso”.

Respuesta de la EPS

Por su parte la Nueva EPS le informó a este medio -a través de un comunicado- que el 14 de enero pasado se llevó a cabo la intervención quirúrgica que ordenaron los especialistas.

“Vale la pena resaltar que los insumos para dicha operación estaban disponibles, solo que las condiciones clínicas no permitían una intervención electiva de manera segura y solo hasta que las condiciones clínicas exigieron una intervención no electiva fue posible desarrollarla”.

Agregó que “después de la operación y ante las patologías de base que presentaba, la condición de Saray se complicó y no fue posible recuperarla, desde el punto de vista médico”.

Y finalizó diciendo que “todo el manejo médico lo determinó el equipo de profesionales de la salud que estaban atendiendo a Saray. Dicho manejo siempre estuvo sujeto a las condiciones de salud que presentaba y Nueva EPS garantizó lo requerido a lo largo de su atención”.

La directora de la fundación Lazos Humanos, Leidy Ramírez relató que el caso de la pequeña Saray los tiene consternados pues, según ella, la menor “estaba bien”. “La niña estaba bien, ella se podía salvar, se estaría recuperando si no hubieran pasado esas cosas, la negligencia de la EPS”.

Saray era una de las 105 menores apoyadas por esta fundación, que atiende a niños del departamento del Quindío que padecen enfermedades de alto costo o diferentes síndromes.

ARMENIA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.