Secciones
Síguenos en:
Millonaria deuda predial esconde el Centro Histórico de Cartagena
Sitios vigilados en Cartagena 5

Según El Banco de la República, en el Centro Histórico se paga solo el 40 por ciento del predial.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Millonaria deuda predial esconde el Centro Histórico de Cartagena

Según El Banco de la República, en el Centro Histórico se paga solo el 40 por ciento del predial.

Entre deudores hay predio de la desaparecida Dirección Nacional de Estupefacientes que debe 18 años.

Solo en el Centro Histórico de Cartagena, una docena de bares, discotecas y hostales, que además violan normas de uso de suelo, operan sobre predios que le deben al Distrito por concepto de impuesto predial $ 1.208'349.754.

Una paradoja, pues mientras el alcalde William Dau ha dicho que el Distrito no cuenta con recursos suficientes para la implementación de una zona de tolerancia alejada del Centro Histórico, en los anaqueles de la Secretaría de Hacienda reposan documentos que dan cuenta de esta millonaria deuda predial donde opera el comercio nocturno y de alto impacto, el cual, precisamente, hoy amenaza el turismo sostenible al que aspira la ciudad colonial.

(Además: Ofrecen $ 10 millones por información de asesinos de Dumar Bernal)

Los siguientes son solo algunos de los grandes deudores de impuestos prediales de la primera ciudad turística del país:

En la calle de las Bóvedas, del tradicional barrio San Diego, está Casa Logos, un hostal  que suma 20 años sin pagar impuesto predial con una deuda de 55 millones de pesos. La Secretaría de Hacienda Distrital no registra el nombre del propietario o la sociedad dueña del negocio.

En la calle del Porvenir están los polémicos bares Space (el cual abrió puertas en el año 2015) y Dolce Vita (que inició labores en 2016) y que son señalados por la Policía de ser punto de encuentro entre prostitutas y extranjeros.

(También: Alerta en Mocoa ante creciente súbita en el río Mulato)

En la plaza de los Coches, del Centro Histórico, se genera gran parte del comercio nocturno. 

Foto:

Istock

Estamos ante un comercio extractivo: privatiza las utilidades que genera el Centro Histórico y socializa los costos. Un comercio irresponsable que explota sin plantearse  un turismo sostenible

Los registros de la Cámara de Comercio de Space y Dolce Vita señalan como propietarios a los hermanos Clara, Guillermo, Hortensia, Martha y Susana Díaz Seba, que deben al Distrito 199 millones de pesos. No registran orden de embargo.

Pese a que sus registros de catastro distrital aparecen para uso residencial, explotan comercialmente los predios.

(Le puede interesar:  Un héroe: policía rescató a joven en Viaducto de Pereira)

Predio de la desaparecida Dirección Nacional de Estupefacientes es deudor y viola el uso de suelo

Un caso especial para la Secretaría de Hacienda constituye un bar ubicado en el barrio San Diego (calle 38 número 7- 03). Se trata de Tabaco y Ron, que opera en un predio propiedad de la desaparecida Dirección Nacional de Estupefacientes, con una deuda de 18 años de impuesto predial que suma 56 millones de pesos.

Este negocio tiene orden de embargo desde el año 2013, pero nunca se ha hecho efectiva. Pese a que el catastro distrital lo registra para uso de suelo residencial, la Dirección Nacional de Estupefacientes, o quien lo usufructúa a su nombre, viola el uso de suelo con un comercio nocturno.

(Le puede interesar: El mejor colegio público del país se cae a pedazos)

En el sector conocido como Playa de la Artillería estaba el polémico bar Fragma, que se convirtió en la primera discoteca del Centro Histórico con cierre definitivo por violación al uso de suelo. Sin embargo, el predio que ocupaba tiene una deuda de 11 años sin pagar impuesto predial por 478 millones de pesos.

Estos locales comerciales son propiedad de Miguel Ángel Forero Espinosa, y tienen orden de embargo desde el año 2019.

(Vale la pena leer: Bajo atención están tres policías fracturados y quemados en Neiva)

La Cámara de Comercio alerta sobre el pésimo estado de andenes y malla vial del Centro Histórico. Las millonarias deudas prediales con el Distrito podrían servir para invertir en estas calles.

Foto:

archivo particular

Queremos un turismo responsable y sostenible, pero lo que hoy se promueve es un turismo de excesos nocturnos que genera problemas sociales,  prostitución y drogas que deterioran la imagen de la ciudad

En la calle de los Siete Infantes, número 9-121, del barrio San Diego está Blanca House, que debe 11 años de impuesto predial por un valor de 24 millones de pesos.

En la plaza de los Coches, epicentro del comercio nocturno de la ciudad colonial, están los bares The Clock Pub y Eivissa, cuyo propietario es Jean Abdul Masih Salim Ras. Estos predios suman una  deuda predial de $ 176'306.000 como consecuencia de 10 años de no pagar un centavo.

“Estamos ante un comercio extractivo: el cual privatiza las utilidades que genera el Centro Histórico y socializa los costos. Estamos ante un comercio irresponsable que explota la ciudad sin plantearse la posibilidad de un turismo sostenible en el tiempo”, señala Isabela Restrepo, representante legal del colectivo ciudadano Somos Centro Histórico.

(Además: La joven del 'bungee jumping' y otros lamentables accidentes en Colombia)

En la calle Santo Domingo número 35-62 se ubica el negocio Casa Parque Fernández Madrid, propiedad de Inversiones Kiell & Cia S en C, que suma una deuda de 76 millones de pesos por tres años de predial.

“Queremos un turismo responsable y sostenible, pero lo que hoy se promueve en la ciudad es un turismo de excesos nocturnos que está generando problemas sociales con prostitución y drogas que deteriora la imagen internacional de la ciudad”, señala Isabela Restrepo, del colectivo ciudadano Somos Centro Histórico, que agrupa a los habitantes de la ciudad colonial.

(También: Los firmantes de la paz que tuvieron que huir de la guerra)

Apartamentos convertidos en hostal

Otro caso que llama la atención de Hacienda Distrital está en la calle Estanco del Aguardiente. Se trata de Casa Alpha, un hotel conformado por la suma de apartamentos, en una edificación que, según el catastro para el corralito de piedra, debería ser residencial, pero es explotada como comercial.

Casa Alpha ocupa 6 apartamentos y además de violar el uso de suelo, suma una deuda de 54 millones de pesos por predial entre 5 y 12 años.

La última actualización catastral en Cartagena se hizo en el año 2013 y se aplicó en el 2014. Desde entonces, la ilegalidad y las violaciones al uso de suelo en la ciudad se acrecentaron.

“Desde el año 1988, que estoy en el Centro Histórico, el uso de suelo jamás había sido un requisito. Fue requisito desde hace dos años, cuando cerraron el bar La Movida“, señala un comerciante consultado que pide reserva de su nombre.


(Le puede interesar: Especialista paisa está donando prótesis oculares a manifestantes)

Este comercio nocturno está fracturando la economía de Cartagena y el desarrollo de la ciudad y el turismo sostenible… Esos dineros que le roban al Distrito son para invertir en el Centro Histórico

“El Distrito ha exonerado del pago de predial a unas zonas y para proteger a residentes permanentes, pero esos mismos residentes, cansados de los excesos en el barrio: la prostitución, el microtráfico y las drogas, se han ido… Prefieren arrendar, y quienes llegan montan negocios ilegales”, agrega Restrepo.

Según un estudio del Banco de la República, en el Centro Histórico se paga solo el 40 por ciento del predial.

“Este comercio nocturno está fracturando la economía de Cartagena y el desarrollo de la ciudad y el turismo sostenible… Esos dineros que le roban al Distrito son para invertir en el Centro Histórico, cuya malla vial, por ejemplo, es una vergüenza, y en inversión social para los sectores más pobres”, concluye la representante legal del colectivo ciudadano Somos Centro Histórico.

John Montaño
Corresponsal de EL TIEMPO
Cartagena 
En Twitter: @PilotodeCometas

Más noticias en Colombia

Rescatan a bióloga que permaneció dos meses secuestrada en Santa Marta

El misterio tras el crimen del ingeniero Dumar Bernal López

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.