Justicia europea decidió: quién mató a holandesa en yate en Cartagena

Justicia europea decidió: quién mató a holandesa en yate en Cartagena

Aunque la decisión apuntaba a la condena de su esposo, un giro inesperado decidió el caso.

Lazy Duck

Forenses colombianos y holandeses analizaron en 2016 el Lazy Duck; sin embargo, las pruebas que la justicia tiene sobre Peter Putker se desconocen.

Foto:

Yomaira Grandett/ El Tiempo y Archivo particular

Por: ELTIEMPO.COM
20 de noviembre 2020 , 02:15 p. m.

En la noche del sábado 19 de septiembre del 2015, un grupo de marinos de la Armada Nacional llegó a Isla Grande, en las Islas del Rosario de Cartagena. Un lujoso velero de bandera neerlandesa flotaba en el mar, en una de las zonas más exclusivas de esta ciudad, cuando los oficiales lo inspeccionaron hallaron una escena criminal que solo cinco años después parece que se resolvió.

(Le recomendamos leer: Era un paseo a una isla paradisiaca, pero su prometido la asesinó)

Peter Putker, un jubilado veterinario neerlandés, lloraba a su esposa cuyo cuerpo estaba tendido sobre el plan (piso) del velero. Su versión: un grupo de piratas encapuchados atacó su yate, llamado Lazy Duck, golpeó a su esposa, Durdana Bruijn, y luego lo dejaron a él inconsciente.

Cuando Putker despertó, su esposa estaba muerta.

(En contexto:  Los detalles desconocidos sobre crimen de holandesa en Cartagena)

Hernando Osorio, abogado de Peter Putker en Colombia, comentó que en la noche del crimen la pareja estaba en una cena romántica tras viajar por meses a varias ciudades del país.

A territorio nacional habían llegado un mes antes para conocer Bogotá, Medellín, Santa Marta, Salento, entre otros destinos turísticos. La travesía marítima por el mundo había comenzado en el 2012.

La versión que el extranjero siempre manifestó ante las autoridades describía a unos seis piratas que abordaron el velero para asaltar las pertenencias de los ocupantes, pero el atraco se había tornado violento, al punto de acabar con la vida de Durdana a golpes.

'¿Por qué los piratas estrangularon a la mujer y dejaron vivir al hombre?'

(Le puede interesar: 'Conocí EE. UU. porque debía recoger el cuerpo de mi hermano muerto')

Los forenses colombianos, al inspeccionar el cuerpo de la neerlandesa, establecieron que la mujer falleció por asfixia mecánica, controvirtiendo las declaraciones de Putker, quien sostenía que el deceso ocurrió por los golpes propinados por la supuesta banda de asaltantes.

Esta no fue la única inconsistencia por la cual las autoridades de Colombia apuntaron a Putker como sospechoso del crimen. Más tarde, tras una larga investigación, la justicia de los Países Bajos lo vinculó como presunto responsable del asesinato de su esposa.

Pruebas contra Putker

“¿Por qué los piratas estrangularon a la mujer y dejaron vivir al hombre?”.

Esta era la primera pregunta que se planteó la Fiscalía de los Países Bajos para investigar el crimen.

Peter Putker y Durdana Bruijn

Peter Putker y Durdana Bruijn pasearon por Colombia durante varias semanas. Recorrieron, entre otros lugares, Salento, Quindío.

Foto:

Archivo particular

(También: ‘Nuestra hija viajó y nos la arrebató una red de trata de personas')

Putker era el principal sospechoso del asesinato, teniendo en cuenta que dentro del barco únicamente estaban ellos dos y solo él pudo matarla, según la Fiscalía de ese país.

“Asumen que él fue quien la asesinó, exclusivamente, porque era la persona que se encontraba con ella en el velero”, ya había manifestado el abogado Osorio en defensa de Putker.

En realidad, este caso está lleno de elementos inexplicables e inverosímiles de considerable peso

Sin embargo, la Fiscalía de los Países Bajos tenía más preguntas que involucraban al veterinario neerlandés: “¿Cómo es posible que, a pesar de la buena investigación colombiana, no se hayan encontrado rastros concretos de terceros? ¿Por qué el sospechoso solo pidió ayuda una hora después del robo, cuando había un equipo útil en funcionamiento para emergencias? ¿Por qué no había nudos en las cuerdas y cables que ataran a la víctima y al sospechoso?”.

(Lea: ¿Cómo se enfrenta el duelo cuando un ser querido muere en otro país?)

Entre sus pruebas, el ente investigador extranjero señaló que no se halló evidencia forense de la presencia de piratas; es decir, en exhaustivos análisis al velero no se encontraron huellas dactilares ni ADN de terceros dentro del barco.

Incluso, la misma entidad planteó que posiblemente Putker había implantado pruebas falsas para hacer pasar el asesinato como un asalto.

El fiscal del caso indicó que en la escena del crimen los gabinetes abiertos sugerían que había ocurrido una búsqueda, pero si se tratara efectivamente de un asalto, los piratas dejaron escapar de su botín un bolso de mano con 1.600 dólares y 1.380 euros (unos 12 millones de pesos aproximadamente), equipos de buceo, teléfonos móviles y un computador portátil.

Lazy Duck

El velero Lazy Duck fue adquirido por la pareja en 2011, desde ese año se dedicaron a viajar por el mundo.

Foto:

Archivo particular

“En realidad, este caso está lleno de elementos inexplicables e inverosímiles de considerable peso”, señaló el fiscal del caso durante una audiencia.

(Le puede interesar: ¿Qué hacer si un pariente suyo muere en el extranjero?)

Un giro inesperado

Tras exponer estas pruebas que involucrarían a Putker en el crimen de Durdana, la Fiscalía de los Países Bajos señaló como hipótesis que la pareja de esposos sostuvo una pelea, en el enfrentamiento el hombre habría terminado por estrangular a la mujer e inventó un escenario falso, con los piratas a bordo, para librarse de las responsabilidades.

El ente solicitó que Putker fuera condenado por homicidio involuntario, una pena que le daría ocho años de prisión.

En la audiencia que definió el caso, la cual se llevó a cabo días atrás, el Tribunal de Utrecht, en los Países Bajos, también tuvo en cuenta el escenario planteado por la defensa de Putker.

(Lea: Los ocho días de horror de mujer secuestrada y torturada por exnovio)

El juzgado manifestó que desde el primer momento Putker mantuvo su versión de que los hechos en los cuales murió su esposa ocurrieron durante un atraco por piratas.

Según el Tribunal de Utrecht, el juzgado encontró que existen indicios en el expediente que respaldan esta declaración sobre el robo, como por ejemplo los rastros de sangre hallados en la embarcación y la lesión que se estableció en él, pues cuando llegaron las autoridades colombianas al barco tenía algunas heridas leves. 

Entre otras cosas, el juzgado controvirtió las pruebas suministradas por la Fiscalía, en las cuales consideró que los elementos aportados se basan, principalmente, en la idea de cómo los atracadores deberían haber procedido de manera lógica.

Por lo que se consideró que un robo “no siempre se planifica con cuidado y no siempre se desarrolla como lo habían previsto los asaltantes”.

(Trágicas muertes de colombianos en el exterior que enlutaron al país)

Respecto al no hallazgo de rastros de los asaltantes en el velero puede corresponder a circunstancias como el clima tropical de Colombia, pero eso no necesariamente significa que no existan en el caso los atracadores que atacaron el barco.

Putker y su esposa tenían una relación amorosa y armoniosa. No había indicios de una situación de conflicto. Putker era conocido por ser cualquier cosa menos violento”, añadió el Tribunal.

Con estos argumentos, el juzgado decidió absolver del delito de homicidio involuntario a Putker, al considerar que no está convencido de que el hombre mató a su esposa. Además, hay antecedentes de robos a embarcaciones en el Caribe colombiano.

Por su parte, la Fiscalía de los Países Bajos manifestó que no presentará una apelación sobre el caso.

Con esta decisión, se pondría fin a un largo período de incertidumbre sobre el resultado penal de Putker; sin embargo, se planteó la pregunta, ¿dónde están los responsables del crimen?

ELTIEMPO.COM

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.