Secciones
Síguenos en:
Jóvenes de La Guajira firman pacto por derechos de migrantes
Jóvenes en Riohacha

En Maicao, la firma del pacto que se llevó a cabo en el barrio Parrantial, donde se encuentra la sede de uno de los grupos juveniles.

Foto:

Eliana Mejía

Jóvenes de La Guajira firman pacto por derechos de migrantes

Iniciativa busca integración y promoción de procesos de convivencia y cohesión social.

Luego de cinco meses de preparación y capacitación, 120 jóvenes de La Guajira entre migrantes venezolanos, retornados y comunidades de acogida formalizaron el pacto juvenil por los derechos de los migrantes.

Esta iniciativa tiene como objetivo la integración de los jóvenes migrantes y la promoción de su liderazgo en procesos de convivencia, resolución de conflictos y cohesión social.

“Nuestro pacto es por una mejor salud, por un mejor bienestar físico, educativo”, indicó uno de los chicos conciliadores.

(Además: Condenan a 38 años de prisión a universitario que mató a su exnovia)

Estos muchachos, que residen en los municipios de Riohacha y Maicao, se prepararon como conciliadores comunitarios mediante capacitaciones en derechos humanos y resolución de conflictos.

Al tiempo que desarrollaron habilidades en las artes de pintura y danza.

En Maicao, la firma del pacto que se llevó a cabo en el barrio Parrantial, donde se encuentra la sede de uno de los grupos juveniles participantes, enmarca la conmemoración del Día Internacional del Refugiado.

También, realizaron acciones de integración y cohesión comunitaria en los barrios Mano de Dios, Montecarlos y Parrantial, de Maicao y Brisas del Norte, Villa del Sur y La Bendición, en el Distrito de Riohacha.

(Además: Capturan a influenciador que hacía retenes ilegales vestido de policía)

Murales de paz en La Guajira

Foto:

Eliana Mejía

El gran pacto juvenil por los derechos de los migrantes en La Guajira es un ejemplo de cómo los jóvenes pueden generar entornos protectores para los niños, niñas y adolescentes migrantes y retornados

Esta iniciativa desarrollada por la Fundación Anasziruma y el programa Conectando Caminos por los Derechos, es financiada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) e implementado por Pact, Aba Roli, Freedom House e Internews.

“El gran pacto juvenil por los derechos de los migrantes en La Guajira es un ejemplo de cómo los jóvenes pueden generar entornos protectores para los niños, niñas y adolescentes migrantes y retornados”, indicó Danilo Castillo, coordinador de la iniciativa en Anasziruma.

Los jóvenes participantes del ‘Pacto juvenil por los derechos de los migrantes’ cuentan con un espacio en el Centro de Atención Social de Maicao, denominado “Techo juvenil”, desde el cual lideran sus acciones y se integran a la plataforma juvenil del municipio.

(Vale la pena: Las aglomeraciones de turistas en un corregimiento de Santa Marta)

Debemos hacer visible estos derechos y no debería existir ninguna frontera para hacerlos posibles

Se capacitaron en las rutas de acceso a los derechos de población migrante, y ahora sus comunidades cuentan con líderes juveniles que pueden brindar orientación para el acceso de todos a los servicios del Estado.

Contribuyendo a dinamizar el registro de la población migrante al Estatuto de Protección Temporal en estos asentamientos.

“Debemos hacer visible estos derechos y no debería existir ninguna frontera para hacerlos posibles. Debemos tener nuestro derecho a la salud, a la educación, a la identidad, a una buena alimentación, a un techo digno”, sostuvo uno de los jóvenes.

(También: Restaurante en Santa Marta dice que 'el flaco' Solórzano miente)

Debemos hacer visible estos derechos y no debería existir ninguna frontera para hacerlos posibles. Debemos tener derecho a salud, educación, a identidad, a una buena alimentación... a un techo digno

Murales de bienvenida

Entre las necesidades manifestadas por los jóvenes migrantes en sus talleres, se encuentra la falta que les ha hecho escuchar la palabra “Bienvenidos”.

Por eso, con el apoyo del programa, se dieron a la tarea de crear seis murales, tres en Riohacha y tres en Maicao, para darles la bienvenida en español y en wayuunaiki al resto de migrantes.

Dos de ellos, son emblemáticos para los muchachos: el de Villa del Sur, un asentamiento de Riohacha, donde tuvieron que construir el muro con apoyo de la comunidad, pues no existía pared de cemento, y el de Paraguachón, por donde ingresa la población venezolana que migra a Colombia, a través de La Guajira.

Eliana Mejía Ospino 
Especial para EL TIEMPO
Riohacha

M;ás noticias en Colombia 

En Sincelejo docentes piden 100 % de vacunación para regreso a clases

Abrirán una tienda turística en la cárcel de Calarcá, Quindío

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.