Secciones
Síguenos en:
La ‘nueva normalidad’ en islas del Rosario es el turismo sostenible
En Isla Grande además de hermosas playas, el viajero puede disfrutar de un baño bajo la luz de la luna en la laguna encantada, senderismo, paseos en bicicleta por este hermoso escenario natural, así como las visitas a Orika, el pequeño pueblo en el corazó

En Isla Grande además de hermosas playas, el viajero puede disfrutar de un baño bajo la luz de la luna en la laguna encantada, senderismo, paseos en bicicleta por este hermoso escenario natural.

Foto:

John Montaño/ EL TIEMPO

La ‘nueva normalidad’ en islas del Rosario es el turismo sostenible

En zona insular de Cartagena se protegen del turismo depredador que podría llegar con la pospandemia

El archipiélago de islas del Rosario y San Bernardo se alista para recibir a miles de turistas dentro de la ‘nueva normalidad’ en medio de la pandemia por coronavirus y para la temporada de fin de año.

Sin embargo, el consejo comunitario de Isla Grande, la isla de mayor extensión de las 27 que conforman el parque nacional, se prepara con fuertes protocolos, no solo de bioseguridad y distanciamiento social, sino para evitar el turismo depredador que acosa a los principales escenarios naturales del planeta.

“Es terrible lo que está pasando en Playa Blanca, es una tragedia, y no solo por el incendio de esta semana. A nosotros nos preocupa que los operadores turísticos que trabajan allá, al estar cerrada la playa, busquen espacio en nuestro territorio”, señala la antropóloga Lavinia Fiori, integrante del consejo comunitario de las comunidades afrodescendientes de Isla Grande y propietaria del ecohotel ‘El Hamaquero’.

(Además, lo invitamos a leer: Cartagena enfrentaría un rebrote de coronavirus a finales de octubre)

En Isla Grande piensan en territorio y tienen claro que las problemáticas que hoy enfrenta Barú los afectan.

En Isla Grande piensan en territorio y tienen claro que las problemáticas que hoy enfrenta Barú los afectan.

Foto:

John Montaño/ EL TIEMPO

Las comunidades del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo están en alerta por las repercusiones que pueda tener en todo el territorio insular la crisis que afronta Playa Blanca, luego de que el alcalde de la ciudad, William Dau, prohibiera la reapertura del balneario.

El mandatario ha dicho que los negocios invaden la playa y terrenos de bajamar que son espacio público y zona protegida.

Además, Playa Blanca fue escenario de un incendio el pasado jueves que consumió 12 locales donde operaban bares y restaurantes.

En medio de la ilegalidad, el Distrito promete que este balneario no será abierto.

Un incendio destruyó en Playa Blanca 12 locales donde operaban hostales y restaurantes, además el alcalde prohibió la reapertura del balneario.

Un incendio destruyó en Playa Blanca 12 locales donde operaban hostales y restaurantes, además el alcalde prohibió la reapertura del balneario.

Foto:

archivo particular

Así se prepara Isla Grande para la nueva normalidad

Para evitar una avalancha de turismo depredador hacía otras islas, el consejo comunitario de Isla Grande, en alianza con Ecoturismo, hoteles de la isla y Parques Nacionales Naturales, tienen listas las medidas de bioseguridad y protocolos para la defensa del territorio y para la seguridad de visitantes.

“Ya tenemos listo el ordenamiento de playa libre, nuestra playa más insigne y ya hicimos el reglamento de todo nuestro territorio. Todo en el marco del reglamento turístico e instancias como el visto bueno del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo”, agrega Lavina Fiori.

Los operadores turísticos de Isla Grande se han capacitado en todo lo relacionado con protocolos de bioseguridad y distanciamiento social; así como el uso de las playas, la reglamentación de cada uno de los escenarios naturales de las islas y temas claves para el turismo sostenible como el manejo de basuras.

“Estamos hablando de procesos autónomos. En nuestro reglamento se acordó, por ejemplo, que a Playa Libre no vamos a permitir la entrada de lanchas externas. Es decir, las lanchas no pueden dejar turistas en los muelles. El ingreso será por tierra”, agrega la líder isleña.

Le pedimos a la alcaldía que acompañe los procesos participativos y que se cumpla con ese derecho de las comunidades nativas a hacer uso del turismo organizado y sostenible

Los instructores de buceo de la isla se han capacitado en desinfección de equipos, y con Parques Nacional se capacitaron en medida de bioseguridad en el agua.

En Isla Grande además de hermosas playas, el viajero puede disfrutar de un baño bajo la luz de la luna en la laguna encantada, senderismo, paseos en bicicleta por este hermoso escenario natural, así como las visitas a Orika, el pequeño pueblo en el corazón de la isla, y el primer aviario nacional.

(También, lo invitamos a leer: Turistas en playas de Cartagena no respetan medidas de bioseguridad)

El archipiélago de islas del Rosario y San Bernardo.

El archipiélago de islas del Rosario y San Bernardo se alista para recibir a miles de turistas dentro de la ‘nueva normalidad’ y para la temporada de fin de año.

Foto:

John Montaño/ EL TIEMPO

Abrirán el territorio para operadores de Barú, pero organizados

No obstante, los líderes de Isla Grande comprenden la crisis económica que viven los operadores turísticos de Barú por el cierre indefinido de Playa Blanca al turismo, y por ello le abren las puertas a algunos operadores, pero con responsabilidad.

“Se hizo un acuerdo con un grupo de emprendedores y agremiaciones organizadas del Consejo Comunitario de Barú, gente que por muchos años ha trabajado en nuestro territorio, y quienes pueden trabajar en las islas, pues también tienen derecho al territorio”, agrega Fiori.

En Isla Grande piensan en territorio y tienen claro que las problemáticas que hoy enfrenta Barú los afectan.

“Los consejos comunitarios de Playa Blanca y Santa Ana se están organizando, y nosotros, desde nuestra experiencia también los vamos a apoyar”, señala la líder isleña.

Nos preocupa esa tendencia que hay en la ciudad a ver en los nativos como sinónimo de desorden e incapaces de organizarse. Así, buscan entregar en comodato a privados las playas y escenarios naturales

Este fin de semana es clave para la organización del turismo en Barú es islas del Rosario luego de que los operadores turísticos de Playa Blanca amenazaran con abrir el balneario pese a la orden del alcalde de cierre indefinido.

“Le pedimos a la alcaldía que acompañe los procesos participativos y que se cumpla con ese derecho de las comunidades nativas a hacer uso del turismo organizado y sostenible. Nos preocupa mucho esa tendencia que hay en la ciudad a ver en los nativos como sinónimo de desorden y que son incapaces de organizarse para entregar en comodato a privados las playas y escenarios naturales”, concluye Lavina Fiori.

Lo invitamos a leer más historias de Colombia 

Me cayó una palmera cuando me bronceaba en San Andrés y así sobreviví

Identifican a cuatro hombres asesinados en montaña de Jamundí

John Montaño
Redactor de EL TIEMPO
Cartagena

En Twitter: @PilotodeCometas

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.