La batalla contra el olvido de Isla de León, en Cartagena

La batalla contra el olvido de Isla de León, en Cartagena

Tan ignorados son que cuando los líderes solicitan intervención,  los señalan de invasores.

La Isla León en Cartagena

No hay que describir mucho las condiciones en las que sobrevive mucha gente en zonas de influencia de la Ciénaga de la Virgen. Esto es real.

Foto:

Archivo particular

Por: Arvelys Florián y Alexandra Villarreal (*)
07 de enero 2019 , 11:44 a.m.

La primera vez que los habitantes de Isla de León, en Cartagena, supieron qué era una función de cinematográfica fue hace cuatro años, cuando el Festival Internacional de Cine de esa ciudad llevó el programa ‘Cine en los Barrios’ a ese sector.

Los productores querían enseñarle a la comunidad que existe un mundo de historias más allá de los melodramas que transmiten a diario los canales nacionales de televisión privada.

Esa proyección no solo se dio en uno de los sectores más pobres e ignorados por las autoridades cartageneras sino que se convirtió en un oasis para que la gente olvidara, por un par de horas, su dura realidad.

Isla de León es un asentamiento sumido en la pobreza, ubicado en el suroriente de Cartagena, a pocos metros de la Ciénaga de la Virgen y en el traspatio de uno de los sectores más pobres de La Heroica, El Pozón.

Allí las casas de madera están extendidas sobre un terreno que hace apenas unos años era un completo lodazal, donde solo se podía caminar con los pies descalzos.

Para llegar a Isla los habitantes deben atravesar un caño de aguas putrefactas llamado Caño Limón, en el que flotan pilas de basuras, podas y hasta zapatos. Pueden cruzarlo por un puente improvisado de madera o por uno de concreto, la única obra construida en ese material en el asentamiento.

Los moradores de Isla batallan a diario contra el olvido. Buscan que el Distrito cartagenero los reconozca como un barrio más de la ciudad porque hoy, 20 años después de su fundación, sigue sin aparecer en el mapa de Cartagena.

Primeros colonos

Los primeros cambuches de Isla de León se remontan a finales de los años noventa, cuando un grupo de desplazados por el conflicto armado colombiano -procedente de distintas regiones del país- llegó buscando un pedazo de tierra en paz.

Con el paso de los años, más y más personas comenzaron a habitar Isla de León. Hoy son unas 1.000 personas distribuidas en 16 calles, con nomenclatura informal, deficiente servicio de energía eléctrica, sin alcantarillado y sin acceso a agua potable.

Apenas logran sobrevivir con 20.000 pesos diarios, obtenidos en cualquier trabajo informal o ‘maraña’ que surja, cuenta una de las líderes del sector, Merlys Valdéz, quien vive allí desde hace ocho años.

Pese a tener dos décadas de existencia, el Gobierno cartagenero sigue sin reconocerlo como un sector de la ciudad porque considera que esas familias deben ser reubicadas en zonas con mejores condiciones.

Tan ignorados son que cuando los líderes del sector solicitan algún tipo de intervención, en las entidades distritales les sacan a relucir su estatus de invasores.
Sin embargo, no existe un plan de reubicación concreto para mejorarles a mediano plazo la vida a estas personas, mucho menos con la crisis de gobernabilidad que atraviesa Cartagena.

María Bernarda Pérez, funcionaria de la Secretaría de Planeación Distrital, explicó que en el pasado el Distrito desalojó a varias familias de allí porque estaban sobre una zona inundable, pero al poco tiempo el sector volvió a poblarse.

Una muestra más del círculo vicioso de la pobreza que no parece tener solución en una ciudad históricamente desigual como Cartagena.

“Si no podemos vivir en Isla, no podemos vivir en ningún otro sector de Cartagena, porque en todas partes es lo mismo”, dice Merlys al referirse a las zonas a las que gente como ella, con pocos recursos económicos, tendrían acceso si deciden mudarse.

Se refiere a otras barriadas, igualmente pobladas sin planificación alguna, a orillas de la Ciénaga de la Virgen -que conforman uno de los cinturones de miseria más grandes de Colombia-, donde pululan las necesidades y en los que también hay zonas en riesgo de inundación.

Pese a tenerlo todo en contra viviendo en Isla de León, habitantes como Merlys sienten que ese pedazo de tierra es lo único con lo que cuentan y lo único que los hace sentir parte de Cartagena.

Manos amables

Por eso, trabajan para hacerlo más habitable, de la mano de la Fundación Techo, entidad chilena sin ánimo de lucro que desde hace más de 10 años les da una mano para mejorarles sus viviendas.

Isla León, olvido en Cartagena

Las construcciones se hacen sobre ‘tambos’, de tal manera que cuando sube el nivel de las aguas no sea mayor la afectación.

Foto:

Archivo particular

Hasta ahora esa organización ha construido 110 casas con materiales como madera, plástico y zinc. La mayoría de ellas están edificadas sobre unas bases llamadas ‘tambos’, que les dan mayor firmeza porque el terreno es pantanoso y suele ser movedizo en época de lluvias.

El trabajo de Techo en Isla de León ha sido posible gracias al voluntariado de decenas de jóvenes.

Uno de ellos, María José Castillo Mosquera, quien se siente satisfecha al saber que ha ayudado a cambiarles la vida a varias familias con la construcción de viviendas más dignas. Su felicidad aumenta más cuando regresa a Isla y es recibida con los brazos abiertos.

“Muchas veces ellos te brindan cosas que no tienen. Es bonito. Es bonito ver los lazos que creas”, cuenta la joven voluntaria.

Mientras organizaciones como Techo y el Festival de Cine de Cartagena les dan la mano a los habitantes de Isla de León, ellos siguen en pie de lucha para ser reconocidos como moradores de un barrio y no de una invasión.

Aunque son conscientes de las condiciones pantanosas del terreno que habitan, no descansarán hasta ser incluidos en la cartografía cartagenera. Buscan que la Alcaldía mire hacia esa ‘isla’ olvidada, que está bien al sur de la ciudad, adonde los turistas no llegan.

(*)Estudiantes de Comunicación Social de la Universidad Tecnológica de Bolívar.
(*) Trabajo elaborado como parte de la cátedra Gestión de Contenidos Web.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.