Secciones
Síguenos en:
Casi 1.000 damnificados dejó creciente del río Combeima
Emergencia río Combeima

Ciento veinte casas resultaron afectadas por la creciente del río Combeima.

Foto:

Cortesía

Casi 1.000 damnificados dejó creciente del río Combeima

Ciento veinte casas resultaron afectadas por la creciente del río Combeima.

FOTO:

Cortesía

Balance arroja 120 casas arrasadas y averiadas por la furia del afluente.

El panorama que dejaron las lluvias del jueves pasado tras el desbordamiento del río Combeima, en Ibagué, es desolador, pues a lo largo y ancho del afluente se ven daños materiales de magnitud principalmente en los barrios Yuldaima, Baltazar, Industrial, La Vega, Santofimio y San José, así como en veredas y corregimientos de la parte alta de la ciudad.

El balance de esa emergencia lo entregó este lunes César Gutiérrez, secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo, quien señaló que son 50 viviendas arrasadas por la creciente, mientras que otras 70 presentan daños estructurales en pisos, techos, puertas y ventanas, pero también hubo pérdidas en cultivos y ganados.

(Además: Lluvias de septiembre ya dejan 8.910 familias afectadas en el país)

“Aunque no hemos podido llegar a todas las zonas afectadas, tenemos 970 personas damnificadas, así como daños en acueductos y carreteras en los corregimientos y veredas de la zona del cañón del Combeima, caracterizada por su vocación turística”, dijo Gutiérrez, y agregó que las afectaciones se extendieron incluso al acueducto de Ibagué, que abastece a más de 500.000 habitantes.

El alcalde (e) de Ibagué, Leandro Vera, declaró la calamidad pública con alerta amarilla y señaló que los sectores afectados son atendidos con alimentos, cobijas, colchonetas, kits de aseo, pañales, comida para bebés y madres gestantes, entre otras ayudas.

(Lea también: El río Negro sigue desmoronando casas en las márgenes de la vía al Llano)

Así mismo, la Secretaría de Salud adelanta jornadas de vacunación para 300 jóvenes contra el covid-19, mientras que 50 niños fueron inmunizados contra sarampión y rubéola.

Debido a interrupciones en la prestación del servicio, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado (Ibal) adelanta dragados en el río Combeima y limpieza de las bocatomas que fueron saturadas con barro, lodo, piedras y palos arrastrados por la creciente.

(En otras noticias: Gaira: este año van 50 accidentes en vía de la tragedia causada por Vives)

“Con maquinaria y personal operativo se hace la remoción de rocas y otros elementos que impiden la normal captación del líquido vital”, afirmó Harold Rodríguez, director operativo de Ibal, y agregó que con carrotanques se atiende algunos barrios con dificultades en el servicio.

“Garantizamos el servicio de agua potable en la ciudad”, dijo el funcionario.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.