El vuelo de Hannah se hace eterno

El vuelo de Hannah se hace eterno

Siete meses después de su muerte en un accidente en carretera, le brindan homenaje en Hidroprado.

Travesía en Hidroprado

Los pequeños se mostraron muy conmovidos, pero a la vez alegres al rendir el homenaje a Hannah. Carlos Niño (blanco) estuvo muy atento a todos los detalles, al igual que los intructores en el agua. 

Foto:

Francisco Carranza

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de diciembre 2018 , 10:36 p.m.

El 2 de mayo de este año, cuando ya regresaba de su entrenamiento rutinario en las mañanas, una tractomula acabó con la vida y las ilusiones de una de las promesas del triatlón bogotano. Hannah Davidson Pava tenía 15 años y una vida por delante en la que ya se perfilaba para hacer su propia historia en el deporte colombiano.

Lamentablemente, el accidente que se presentó a la entrada de Bogotá, por la calle 80, en el sector de Siberia, cuando ya regresaba con su entrenador, Michael Piraján, cortó las alas de esta atleta en potencia.

Sin embargo, ella sigue volando. Así lo describe su padre, Harry Davidson, luego de una jornada en la que su desaparecida hija recibió un homenaje por parte de los alumnos, entre los 7 y los 15 años, de la escuela de natación infantil Burbujas, reconocida reiteradamente por el Instituto de Recreación y Deporte –IDRD-, la Asociación Colombiana de Periodistas Deportivos –Acord- y Coldeportes, como la mejor escuela de formación en ese deporte.

El sábado, en la travesía 35 que organiza la escuela en diferentes puntos del país, más de 30 niños tuvieron una jornada deportiva en la represa de Hidroprado (Tolima), una tarea que la misma Hannah había hecho el 27 de noviembre de 2016.

Este homenaje de los chicos me dio la oportunidad de hacer un cierre. Era necesario. De la pérdida de un hijo nadie se recupera, pero esto nos reconforta

“Tengo sentimientos encontrados, de tristeza, pero también de alegría. Lloré, pero en este caso fue de emoción. Este homenaje de los chicos me dio la oportunidad de hacer un cierre. Era necesario. De la pérdida de un hijo nadie se recupera, pero esto nos reconforta. Al final fue una felicidad enorme, al lado de los seres queridos, de la familia, los amigos, los padres de los niños y de Carlos Niño, el director de la escuela, quien organizó esta travesía especial”, enfatizó Harry, quien al día siguiente del funeral de su hija, trazó el punto de partida de la fundación que tiene el nombre de su hija y que pone como uno de sus objetivos, educar y promover la prevención de accidentes de tránsito en las carreteras.

Travesía en Hidroprado

La travesía de los niños de la escuela de natación infantil Burbujas, en Hidroprado, fue en homenaje a Hannah Davidson, quien también hizo parte de esta escuela de formación.

Foto:

Francisco Carranza

“Hannah era una chica que respiraba deporte, era muy activa, estudiosa, bailarina y le encantaban las mariposas y las libélulas, las pintaba”, agregó su padre.

Una misteriosa mariposa

“En tantas y tantas travesías que he realizado a lo largo de los años con las diferentes generaciones de alumnos de la escuela, nunca había pasado algo tan especial como lo del sábado. Nosotros nos desplazábamos en una lancha para liderar el recorrido de los niños, y de un momento a otro, una mariposa roja siguió a la par de la embarcación. Así se mantuvo por varios minutos hasta que desapareció tan rápido como llegó", confesó Carlos Niño.

Y prosiguió "Para mí fue un mensaje, fue un ángel que quiso acompañar la travesía, quería vivirla. Eso nos dejó muy sorprendidos, pero a la vez comprendimos ese instante de la vida. Lloramos y luego todo fue tranquilidad, habíamos cumplido con nuestra promesa del homenaje a Hannah. Este gesto debe servir para tratar de promover la educación y la prudencia tanto de conductores, como de ciclistas en carretera. Debemos evitar que se pierdan vidas en la vía. Eso es lo que queremos”.

Eso nos dejó muy sorprendidos, pero a la vez comprendimos ese instante de la vida. Lloramos y luego todo fue tranquilidad, habíamos cumplido con nuestra promesa del homenaje a Hannah

Juan José, de 9 años, y hermano de Hannah, también hizo parte de la travesía y el momento más emotivo fue cuando los niños corearon el nombre de Hannah y el pequeño se lanzó al agua a nadar. Luego hubo un profundo silencio, y después llegó la euforia.

Tanto Harry como Ydyala, padres de Hannah, agradecieron el emotivo reconocimiento de los niños de la escuela. Saben que este homenaje servirá para que la gente tome consciencia y se eviten las muertes de niños, jóvenes y adultos en accidentes viales.

Travesía en Hidroprado

La familia de Hannah sintió el respaldo y el apoyo de los chicos. Para los Davidson Pava fue un momento de tristeza, pero también de alegría.

Foto:

Francisco Carranza

Hannah, quien hacía parte de la Liga de Triatlón de Bogotá, pertenecía al programa de los Centros de Desarrollo Deportivo Regional (Cender) de Coldeportes y quien prácticamente, como dice su padre, “aprendió primero a nadar antes que caminar”, ya había participado en varias competencias nacionales en su deporte y a sus 15 años tenía muy bien definidas sus metas.

Un parpadeo, una zancadilla del destino o quizá una imprudencia acabó con esa proyección, pero su corta vida deja los mejores recuerdos para sus amigos y familiares y todos los que la conocieron y compartieron sus gustos y su deporte. Al igual que la misteriosa mariposa, sigue con su eterno y largo vuelo.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.