Secciones
Síguenos en:
Así eran los difíciles días de la monja colombiana secuestrada en África
Monja Gloria Cecilia Narváez, secuestrada en África

Monja Gloria Cecilia Narváez, secuestrada en África.

Foto:

Tomado de video

Así eran los difíciles días de la monja colombiana secuestrada en África

Monja Gloria Cecilia Narváez, secuestrada en África.

Edith Blais, amiga de la religiosa, había contado detalles de los momentos que compartió con ella.

“Es una gran mujer, profundamente abnegada”, así se refirió la canadiense Edith Blais, hace unas meses, sobre la religiosa colombiana Gloria Cecilia Narváez, quien estaba secuestrada desde hace cuatro años y medio en un desierto de África y fue liberada este sábado. 

(En contexto: Monja colombiana cumple cuatro años secuestrada por Al-Qaeda en África)

Tan favorable y conmovedor concepto lo escribió en su mensaje entregado al padre Pierluigi Maccalli, sacerdote de la Sociedad para las Misiones Africanas, quien también fuera secuestrado por milicianos yihadistas el 17 de septiembre de 2018 y liberado el 8 de octubre de 2020.

Blais conoció en cautiverio a la hermana Gloria Cecilia de la Congregación de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, y compartió con ella durante 5 meses. Había sido secuestrada en Burkina Faso en diciembre de 2018 por hombres del Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes (GSIM), pero tuvo la suerte de haber escapado en marzo de 2020.

(En otras noticias: La increíble hazaña de buzo perdido en el mar y sus 3 días a la deriva)

Ha dedicado su vida a ayudar a los demás, yendo a países pobres y peligrosos para apoyar a las mujeres y cuidar de la salud de niños pequeños

“Compartió conmigo todo lo que tenía”, escribió en su nota la canadiense sobre la gran generosidad que caracteriza a la monja nariñense, y no se ahorró ningún elogio de la que fuera su amiga en esos duros meses de secuestro.

“La hermana Gloria me ayudó mucho durante mi encierro en el desierto”, reconoció, y dijo: “Me entristece saber que es precisamente esta característica la que la llevó a este infierno”.

De su dedicación y gran vocación como misionera lejos de su país y región natal también se refirió con gran generosidad: “Ha dedicado su vida a ayudar a los demás, yendo a países pobres y peligrosos para apoyar a las mujeres y cuidar de la salud de niños pequeños que probablemente no habrían sobrevivido sin esta benevolencia”.

La canadiense contó más detalles sobre el momento en que se produjo el secuestro de la religiosa Gloria Cecilia.

(También puede leer en contexto: Así pasa los días monja colombiana secuestrada en África por Al-Qaeda) 

“Estaba trabajando en un orfanato cuando un grupo de rebeldes irrumpió exigiendo dinero. Por desgracia, las mujeres que trabajan allí no tenían lo que buscaban los terroristas, ya que vivían casi sin nada”.

Pero, además, comentó detalles aún desconocidos acerca de su entrega voluntaria a los terroristas con tal de que no les hicieran daño a las otras religiosas que en ese momento la acompañaban.

“Temiendo que los agresores les hicieran daño a sus compañeras, les rogó que la eligieran a ella si querían dañar a una de ellas, porque era la mayor de las cuatro. La escucharon y escaparon del orfanato llevándola con ellos, adentrándose en el desierto en sus motos”.

Fue así como empezó una larga travesía que habría durado varios días “y que la marcará para siempre”.

'Está profundamente afectada'

Sobre el estado en que se encontraba en cautiverio en un lugar de la frontera entre entre Burkina Faso y Benín reveló: “La hermana Gloria está profundamente afectada por el síndrome de estrés postraumático y está sola. El sufrimiento que siente es grande, pero se mantiene fuerte y no pierde la esperanza”.

Igualmente exaltó su inquebrantable fe y enorme devoción, las que seguramente la hacen más fuerte durante su ya largo secuestro.

(Le puede interesar: Migrante haitiana que viajaba en bus fue hallada muerta tras llegar a Cali)

“Siempre ha mantenido su fe en Dios, en la vida, en la humanidad”.

La canadiense, recordando la bonita amistad que hizo con la monja nariñense en cautiverio, se preguntó: “¿Qué podemos hacer todos juntos para ayudar a la hermana Gloria Cecilia Narváez en manos de los secuestradores?”.

El hermano de la monja, Édgar Narváez, recordó que la última prueba de supervivencia conocida por la familia en Pasto fue una carta con fecha del 1.º de mayo de 2021, la cual fue escrita en francés por la religiosa, en la que solamente afirmaba que se encontraba bien de salud y que el grupo terrorista que la tiene en su poder la había cambiado al Grupo de Apoyo al Islam.

“Es una carta muy corta, ella dice que rueguen a mi Dios Todopoderoso para que la liberen, que saludos a la familia y que ella se encuentra bien”, comentó el docente.

(Le recomendamos: Hospitales recurren a créditos para pagar nóminas y proveedores)

Ese mensaje esperanzador para la familia de la religiosa secuestrada el 7 de febrero de 2017 lo había entregado la Cruz Roja Internacional.

Más contenido de Colombia

Un niño de seis años falleció tras un derrumbe en Montenegro, Quindío

Investigan a policía que disparó contra un civil en una riña

Medellín tiene una nueva universidad dedicada a carreras no tradicionales

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.