Estatua de Sebastián de Belalcázar
Archivo particular

Indígenas Misak enlazaron y tumbaron la estatua de Sebastián de Belalcázar, legendario conquistador español, en el morro de Tulcán en Popayán, Cauca.

Estatua de Sebastián de Belalcázar
Archivo particular

Los causantes del hecho son los indígenas de la etnia Misak, la cual sería una de las afectadas durante la época de la conquista española en América del Sur. Esta comunidad indígena realizaba hoy una protesta en la ciudad.

Estatua de Sebastián de Belalcázar
Archivo particular

Estos actos de vandalismo recuerdan a los presentados en Estados Unidos tras la muerte del afroamericano George Floyd, el pasado 25 de mayo. Tras su muerte a manos de la Policia de ese país, cientos de miles de manifestantes salieron a las calles a exigir que justicia por ese caso, el cual representaba un grave hecho de racismo.

Estatua de Sebastián de Belalcázar
Archivo particular

Durante esas protestas en suelo norteamericano, los manifestantes derribaron estatuas de Cristobal Colón y algunos presidentes históricos de Estados Unidos que tenían un pasado racista, esclavista o en contra de las razas indígenas de ese país.

Estatua de Sebastián de Belalcázar
Archivo particular

En un comunicado, el Movimiento Autoridades Indígenas del Suroccidente señala que a Belalcázar se le realizó un juicio histórico y se le condena por genocidio, despojo y acaparamiento de tierras; desaparición física de los pueblos que hacían parte de la Confederación Pubenence, tortura por medio de técnicas de empalamiento y ataques con perros asesinosa los pueblos guerreros Misak Pubenences y los asesinatos de Taita Payan, Taita Calamba y Taita Yasguen.

Estatua de Sebastián de Belalcázar
Archivo particular

En el comunicado declaran que: "este juicio lo enmarcamos dentro de un compromiso que tenemos frente a la memoria colectiva de nuestra sangre. Razón por la cual, estamos convocados a reescribir la historia, liberándonos de toda huella producto de la colonialidad del saber. Declaramos que la estatua erigida desde la década de los 30, cuando Popayán conmemoró 400 años de la derrota de nuestros pueblos indígenas por la bota española genocida, hace parte de la violencia simbólica que nos ha oprimido y nos ha puesto en un lugar de olvido".

Otras Ciudades 16 de septiembre de 2020 , 05:45 p. m.

En fotos: indígenas Misak derriban estatua de Sebastián de Belalcázar

Esta etnia indígena declaró que busca reescribir la historia y vengar la muerte de sus ancestros.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.