Familia tejió un mejor futuro haciendo empresa en Riosucio, Caldas

Familia tejió un mejor futuro haciendo empresa en Riosucio, Caldas

Arena y Mar es una de las empresas de vestidos de baño más consolidadas y que más empleos genera.

Arena

Harvey Muñoz muestra orgulloso sus creaciones, en el taller en Riosucio, Caldas.

Foto:

John Jairo Bonilla

Por: MANIZALES
28 de julio 2019 , 07:50 p.m.

De entre las empinadas calles sin pavimentar y las casas hechas a pulso de un barrio de Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá, salió hace 22 años un nuevo hombre. Uno que hoy no es ni la sombra de ese niño que había visto perdida su vida en medio de las drogas y las pandillas.

Harvey Muñoz Salazar es el tercero de seis hermanos, quien con su familia, huyó de la violencia que azotó a Santander y llegó hasta Bogotá cuando tenía tres años. Allí, el mundo de la delincuencia lo absorbió cuando apenas tenía 12 años.

Fruto de esos malos tiempos, la familia Muñoz Salazar perdió a uno de sus hijos. Un momento doloroso, del cual Harvey y sus hermanos, se valieron para preguntarse qué era lo que estaban haciendo con sus vidas. “Lastimosamente tuvo que pasar eso para que cayéramos en cuenta de que nuestra vida no estaba en nada”, comentó Muñoz.

Así, a fuerza de voluntad los cinco hermanos empezaron a buscar opciones de vida que no hicieran daño a otros. Juan Muñoz (quien falleció hace tres meses) era emprendedor innato. Llegó con su primera idea de negocio: confección de camisetas.

Después la inversión familiar fue en una empresa de publicidad que por malos manejos quebró. La “bendita quiebra” que los llevó hasta Riosucio (Caldas).

Juan encontró que Riosucio tenía toda una industria de vestidos de baño que podía ser la esperanza de la familia. Con la maleta llena de trajes e ideas se devolvió a Bogotá y, tras meses de intentarlo, logró que Harvey se sumara. “No confiaba en que eso se vendiera, pero es increíble la acogida que tiene. Empezamos yendo solo a comprarlos y los guardábamos en un cuarto desocupado que era bodega y también oficina”, contó.

Poco a poco la bodega necesitaba ser más grande, hasta que hace 11 años decidieron mudarse definitivamente a Riosucio. “A pesar de ser una ciudad pequeña tiene una industria de confección muy consolidada y tenía la materia prima más importante: los trabajadores”, mencionó Muñoz.

Al principio eran seis trabajadores, todos familia. Hoy su empresa, ‘Arena y Mar’ es fuente de empleo de 60 personas -en su mayoría- madres cabezas de familia y miembros de los resguardos indígenas de la zona.

Sorany González es una de las madres que trabaja allí, inició haciendo manualidades simples hasta que aprendió a manejar todas las máquinas. “Siempre digo que crecí a la par con la empresa. Cuando llegué no sabía hacer nada, pero ellos me dieron la posibilidad de aprender”, sostuvo.

Para Harvey, una de las principales razones para establecer allí su empresa, que ya tiene productos desde Leticia, hasta Nariño e incluso en América Latina, son esas mujeres. “Son laboriosas, diligentes y se han puesto la camiseta por esta empresa y por el crecimiento de la ciudad. Riosucio tiene un potencial que merece ser reconocido en el país”, precisó Muñoz.

Desde el momento en que se mudaron cambiaron cosas. Pasaron de vender 1.000 unidades, a 5.000 en un mes y 15.000 en una temporada alta. Cifras que el joven de Ciudad Bolívar no se hubiese atrevido a soñar.

En virtud de eso, Harvey y su esposa se han encaminado en otro tipo de servicio, Ahora, organizan eventos deportivos para niños del municipio, en donde uno de los problemas sociales es el consumo de sustancias psicoactivas.

“Organizamos torneos y les comparto mi historia de vida, de manera que ellos puedan ver que es posible cambiar y lograr cosas de las cuales sentirse orgulloso”, añadió el empresario.

La labor social también ha llegado hasta los cuatro resguardos de la zona. Los niños han escuchado su testimonio, las mujeres han creado algunas piezas manuales, por lo que el plan de Arena y Mar es poder sacar una línea especial inspirada en estas comunidades.

Los Muñoz esperan crecer aún más este año y no solo en cifras de ventas, sino en vidas impactadas. Aspiran a que, de manera, su madre -quien también falleció este año- continúe sintiéndose orgullosa de ver que una persona que se pensó perdida, podía regresar a ser una herramienta útil de la sociedad.

LAURA USMA CARDONA
PARA EL TIEMPO - MANIZALES

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.