Secciones
Síguenos en:
Familia de joven asesinado rechaza casa por cárcel de sus victimarios
Muerte de joven en Cauca

Según la madre de Ánderson Andrés Arboleda, el joven se reventó por dentro

Foto:

Archivo Particular

Familia de joven asesinado rechaza casa por cárcel de sus victimarios

Anderson Arboleda de 19 años perdió la vida en mayo del año pasado, tras un requerimiento policial.

Para Claudia Arboleda, madre de Anderson Andrés Arboleda Montaño de 19 años, el joven que en mayo del año pasado perdió la vida en medio de un procedimiento judicial en Puerto Tejada, norte del Cauca, la decisión de la Fiscalía de darle a los uniformados implicados en la acción medida de aseguramiento privativa de la libertad en el lugar de residencia, no es justa.

“La decisión me la dieron a conocer en la mañana de este martes. Siento que esta decisión no es justicia, aunque nada me va a devolver a mi hijo, yo habría quedado más tranquila verlos tras las rejas. Es una medida muy suave”, dijo la madre.

En la mañana de este martes, fue dado a conocer por la Fiscalía que los patrulleros Leonardo Ardila Hernández y Rafael Francisco Polanco Arrieta fueron judicializados por los delitos de abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto, en concurso heterogéneo con homicidio agravado por su presunta responsabilidad en la agresión y posterior muerte de Anderson Arboleda.

(Lea también: Un muerto y varios heridos dejan enfrentamientos entre hinchas en Cali )

Según el ente acusador, los elementos de prueba dan cuenta de que los uniformados, adscritos al cuadrante 6 del citado municipio, llegaron al barrio Santa Elena e increparon al joven porque, al parecer, incumplía el aislamiento preventivo obligatorio decretado por el covid-19.

Uno de los funcionarios lo habría golpeado con el bastón en la cabeza y el brazo izquierdo; mientras que el otro, supuestamente, le lanzó una sustancia que sería gas pimienta.

(También puede leer: El secreto de las tumbas ocultas bajo la catedral de Cali)

El joven, fue llevado en un primer momento a un hospital cercano, pero su estado se agravó y tuvo que ser trasladado a la clínica Valle del Lili en Cali, donde falleció dos días después a causa de un trauma craneoencefálico severo.

A los patrulleros se les fue imputó los delitos de abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto, en concurso heterogéneo con homicidio agravado.

Los hechos en los que perdió la vida Anderson Arboleda ocurrieron el 19 de mayo de 2020. Según Claudia Arboleda, madre del joven, ese día su hijo llegaba en compañía de su novia a casa de su abuela y la policía lo requirió por el incumplimiento del aislamiento nacional preventivo.

“Mi otro hijo lo dejó a él y a su novia en la casa como a las 10:30 de la noche y luego se fue. Anderson estaba tocando la ventana cuando llegaron dos patrulleros en una motocicleta y le dijeron que se entrara, pero él respondió que estaba esperando a que le abrieran, ellos le gritaban ‘entráte’, pero cómo iba a entrar si la puerta estaba cerrada, mi hermana ya le iba a abrir, pero ellos no esperaron y lo empezaron a agredir, le dieron tres bolillazos y le echaron gas lacrimógeno”, relató en ese momento la mujer.

Una de las tías de la víctima alcanzó a salir y evitar que el policía siguiera golpeando a su sobrino, según explicó la madre, pero los gases alcanzaron afectar al resto de familiares que se encontraban en ese momento en la casa.

“Mi hermana, mi muchacho y yo fuimos a la estación y no nos pararon bola, el comandante le decía yo no te creo, a esa historia le falta algo y mi hijo se devolvió para la casa”, agregó.

Claudia cuenta que esa noche, Anderson se quejó de un dolor de cabeza, le dieron un acetaminofén y se acostó a dormir.

“Al otro día empezó otra vez mal, le dimos otra pastilla, se recostó y se durmió, pero ya no despertó más. Como a eso de las 10 de la mañana, lo llevamos al hospital, desde que salió de la casa, ya no respondía. En el hospital del Puerto lo tuvieron como una hora y luego lo remitieron a la clínica Valle del Lili en Cali a donde llegamos como a la 1 de la tarde. Esperamos un rato y más o menos a las 3:30 de la tarde salieron y nos dijeron que tenía muerte cerebral y no había nada que hacer. Ella explicó que tenía una pequeña lesión y eso le causó un daño severo en el cerebro, entonces yo le pregunté ¿qué se podía hacer allí? y respondió que nada”.

Los médicos le diagnosticaron muerte cerebral. Dos días después, falleció.

POPAYÁN

-  Capturan a responsables de amenazas a líderes campesinos en El Salado

Con pimienta y cacao le hacen frente a la coca en el suroccidente 

Un año entre los quebrantos y la resistencia en el Valle por el covid

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.