Secciones
Síguenos en:
El hijo de reciclador que se convirtió en famoso youtuber de ciencia
Faber Burgos

Faber Burgos durante uno de sus experimentos científicos.

Foto:

Cortesía Faber Burgos

El hijo de reciclador que se convirtió en famoso youtuber de ciencia

El influenciador de ciencia, Faber Burgos, habla sobre sus inicios y lo que espera de las redes.

Faber David Burgos Sarmiento no hace videos ridiculizando a otras personas, tampoco tiene contenido con retos como lanzarse huevos o rellenar con jabón paletas para entregárselas a habitantes de calle.

En octubre del 2020, este 'youtuber' e 'influencer' le dio la vuelta al mundo cuando envió una cámara (GoPro) a la estratósfera logrando captar espectaculares imágenes de la tierra.

No obstante, Faber señala que sus videos en los que realiza desde experimentos sencillos y complejos, hasta consejos para reparar las ventanas de su vehículo con agua caliente, gozan de cierto reconocimiento a nivel internacional. 

(Le puede interesar: El rastro en Colombia de 'Papillon', el famoso criminal francés)

La cuenta de Facebook de este bogotano de 28 años tiene 1’023.192 de ‘me gusta’ y casi 7 millones de seguidores. En ella, habla de todo lo que lo apasiona, pero siempre con el enfoque que nació en 2017: ciencia. Además, su canal de Youtube cuenta con 282.000 suscriptores.

También es profesional en lenguas modernas de la Escuela Colombiana de Carreras Industriales y asegura que su vida no ha sido fácil, por lo que continúa luchando para que la ciencia tenga el apoyo que se merece.

Desde su apartamento en Mosquera (Cundinamarca) habla sobre sus inicios y lo que espera a futuro de las redes sociales. 

Además: Hombre murió al caer de un techo durante el temblor en Medellín

¿Cómo empieza la idea del canal?

Yo empecé con el tema en 2017, y desde un principio dije que quería que mi contenido les dejara algo en la mente a las personas, enseñar mis pasiones. Me sentía capaz de explicar esos temas.

Pasó mientras empezaba mi carrera en lenguas modernas, que al final también me resultó muy útil para comunicar todo lo que quería.

Desde el 2011 empecé a trabajar en el tema del marketing digital, promocionaba marcas a través de mi cuenta en Facebook, pero ese proyecto fue perdiendo fuerza hasta que en el 2017 me contactaron de esta red social para que empezara a generar contenido, no me dijeron sobre qué, solo que lo creara por un año. Y me dediqué a lo que más me gustaba.

Youtuber Faber Burgos Sarmiento

Faber David Burgos Sarmiento es un divulgador de contenidos de ciencia a través de Facebook.

Foto:

Cortesía: Faber Burgos

(Le puede interesar: Tras cumbre de gobernadores, dos mandatarios tienen covid-19)

¿Por qué lenguas modernas y no algo relacionado con la ciencia?

En ese entonces yo tenía que aferrarme a lo que tuvieran en el bolsillo mis papás. En el colegio creía que era bueno en idiomas o humanidades, por eso me incliné por las lenguas modernas. Hubiera querido ser piloto de avión o algo mucho más a fin a un astronauta, pero aunque uno lo quiera mucho, uno tiene que poner los pies en la tierra, eso en Colombia es casi un requisito.

Mucha gente en Colombia tiene ese problema, que al elegir una carrera tiene que adecuarse a sus posibilidades o entrar a una pública, si tiene suerte. Por eso, muchos solo estudian, si pueden, lo que les toca.

Durante un tiempo de mi niñez mi familia, por temas económicos, tuvo que dedicarse al reciclaje. El dinero era limitado y teníamos que rebuscarnos la vida.

Le recomendamos: Mujer trans logró que en el diploma fuera abogada y no abogado

Youtuber Faber Burgos Sarmiento

Imagen de la infancia de Faber junto a su familia dedicándose al reciclaje.

Foto:

Cortesía: Faber Burgos

¿Cómo lo marcó esa etapa de su vida en la que su familia dependía del reciclaje?

Vivía en un contexto complejo, yo tenía unos 12 años, y por cosas de la vida tuvimos que depender de este trabajo para mantenernos. Mi papá (Fray Samuel Burgos) tenía un camión de acarreos y en él transportábamos el reciclaje.

Más o menos desde entonces es que empieza toda esta curiosidad, a la casa llegábamos con muchas enciclopedias, libros y demás, entonces se fue formando este amor por lo desconocido.

Los últimos 15 años de mi vida los viví en el barrio Tintalá, fue una etapa muy compleja, pero importante. Una vez, en ese apartamento, una bala perdida entró por el techo y quedó al lado de un espejo que teníamos allí, quizás este evento tan simple me hizo entender lo valiosa que es la vida y que sin importar el lugar siempre hay que buscar mejorar.

En medio de todo éramos felices. Había comida y techo. Mi cama fue un planchón de madera hasta el año pasado que me mudé a Mosquera. Siempre hemos sido muy unidos como familia, siempre hemos creído que esa es la solución a los problemas. Lo único que le hace falta a una familia para ser feliz es la unión.

Hoy mi papá continúa con los acarreos y mi mamá (Clara Sarmiento) es ama de casa.

Hay canales de ciencia en Colombia, profesores, profesionales en determinadas áreas, que no tienen mucha atención

(Lea también: El emotivo momento cuando Silvestre Dangond le cantó a Jorge Oñate)

¿Qué lo motivó a fijarse en trabajar con redes sociales?

En el 2007 pasa algo importante y es que llega mi papá con un computador reciclado y una CPU regalada. Por fin tuvimos acceso a un computador en la casa. Ese mismo año nos regalan la primera conexión de dos megabites, lentísimo, pero pude seguir reforzando por ese medio lo que ya había leído en las enciclopedias que leía desde pequeño. El mundo se expandió cuando conocí las computadoras.

Desde mi época como universitario empecé a fijarme en el potencial de las redes sociales, por eso empecé a trabajar con marcas en Facebook, fui el community manager de algunas empresas pero en el 2017, básicamente, me quedé desempleado porque fue perdiendo fuerza ese mercado.

Aún no se si fue suerte o un milagro, pero gracias a Dios, al universo o a lo que sea en lo que crean los que lean estas palabras, en el año de 2017 y por azar del destino, Facebook me contactó y me dio una oportunidad hasta el año 2018. Cuando terminó esa propuesta quise seguir creando contenido, me gustó lo que hacía, además me permitía pagar los recibos y colaborarle a mi familia.

(Además: ¿Qué hacer con el dinero después de ganarse un premio millonario?)

¿Tuvo otros sueños aparte del trabajo en redes sociales?

En décimo grado tuve una banda musical, creíamos que era el camino pero por ahí no fue. Yo era el baterista, sé algo de guitarra y muy poco de piano pero hubo un gusto musical que no se explotó.

Al salir del colegio, me hice la pregunta que seguramente se hacen muchos estudiantes de cualquier estrato: '¿qué voy a hacer con mi vida?'. No tenia la idea muy clara pero a mi alrededor pasaban oportunidades (una de ellas fue ser extra y actor figurante en algunas novelas de RCN y Caracol) quería ser actor, incluso estudie con Diego León Ospina, pero ese tampoco fue el camino.

Entré a mi carrera universitaria y en mi contexto observaba las poderosas herramientas conocidas como redes sociales, así que aprendí de ellas, las observé y supe que eran un camino importante para comunicar mis pasiones, además, lo que aprendí de comunicación en mi carrera fue el complemento perfecto.

(Le podría interesar: Gobernación responde tras orden de arresto a Elsa Noguera)

¿Cómo se prepara para realizar estos videos? ¿Alguien lo asesora?

Los primeros videos que hice fueron sobre astronomía. Hablaba sobre cómo es la tierra, el sistema solar, cuánto dura la órbita de la Tierra y por qué, cómo se interpreta el tiempo en diferentes planetas, a qué huelen… información que la misma Nasa hace pública y a la que todo el mundo puede acceder.

Hay material de dominio público en páginas especializadas al que uno puede acceder, además muchos de los experimentos que realizo suelen ser el pan de cada día de muchas escuelas en Estados Unidos y otras alrededor del mundo, en otras palabras, cualquier persona puede hacerlos ya que un experimento no es más que un procedimiento

Por ejemplo, uno de los primeros que hice fue el de la combinación de Mentos y Coca Cola, y explicar a qué se debe la reacción. Yo hago muchos experimentos y siempre les doy mi matiz, mi concepto, mi opinión, como un simple aficionado a la ciencia que soy.

Muchos profesores me dicen por la calle que gracias a mis videos han podido llegar mejor a sus estudiantes, hacer sus clases más llamativas. Eso sí, quiero aclarar, los profesores son lo mejor que este país tenga. Necesitan mejores salarios y también se necesitan más profesores. Me gusta pensar que esto es una herramienta para sus clases.

(Le recomendamos: El barrio de Medellín que insiste en que lo llamen ‘Pablo Escobar’)

¿Su familia lo ayuda en la elaboración de los videos?

Claro, mi equipo de trabajo está conformado por Daniel Burgos, mi hermano mayor, quien es técnico en línea de aviones y helicópteros; Julio Esteban Burgos, mi hermano menor, quien va a estudiar diseño industrial, y siempre importante mi pareja, Sonia Marcela López López, quien es ingeniera química de la Fundación Universidad América.

Es mi equipo y siempre me ayudan, también se debe un poco a que en estos momentos se encuentran sin un empleo por la falta de oportunidades, pues en este país es así, pero ellos en la medida de su tiempo me colaboran mucho para la realización y el desarrollo de mis videos. 

Colombia se está quedando sin jóvenes por la falta de apoyo. Es algo inminente…

(Lea también: ¿Qué le puede pasar al conductor que puso a un perro a manejar moto?)

¿Qué es lo más difícil de esta labor?

La parte compleja está en conseguir los materiales, pues conseguir algunos de ellos para hacer experimentos suele ser muy complejo, especialmente los químicos controlados, además algunos experimentos no salen bien y me toma semanas sacarlos adelante.

Una anécdota del globo meteorológico: ya se había sido hecho en otros lugares y aquí en Colombia, así que no se trataba de enviar un globo y una cámara y listo.

Observé muchas experiencias y quise desde un principio que mi experimento con el globo meteorológico fuera especial. Que enseñara a las personas el valor que le debemos dar a la tierra y que le mostrara a la gente que no hay nada imposible, si se tienen las ganas.

Fue así que invertí 48 horas editando un video de 13 minutos, el cual quedó en la memoria de la gente. Me di cuenta en ese breve momento de éxito, que para cualquier idea en la vida, no se trata de lo que hagas sino cómo lo cuentas. Ese fue el verdadero éxito del video del globo, mi narrativa, no fue más. Un globo meteorológico cualquiera lo puede lanzar, contar una historia es, algo que pocos saben hacer. Probablemente habrá proyectos que cambien la historia del mundo engabetados en escritorios, simplemente porque su autor jamas supo cómo contar la historia.

En total, tardé unos cinco meses con ese trabajo. Una vez que tenía la idea, que me la dieron mis seguidores, empecé a buscar la información y la empresa encárguelo.com fue la única que se animó a ayudarme. En febrero de 2020 teníamos muchas cosas listas, cuando ya tuvimos los materiales el proceso debía seguir con la Aeronáutica Civil. Fueron de mucha ayuda, pues, al parecer, fui el primero, o uno de los primeros, en contactarlos a ellos directamente para un experimento civil de este tipo. Fueron muy diligentes.

Desde que empezó la pandemia todo fue un problema. Incluso conseguir materiales para los videos y algunas sustancias químicas. Eso fue complejo. En contraste, tuve suerte con los permisos de la Aeronáutica gracias a la pandemia. Es cierto, como casi no pasaban aviones por las restricciones fue más sencillo que me dieran ese aval.

Finalmente, todo salió bien y se pudo hacer algo que me dio algo más de reconocimiento nacional, porque la verdad es que tengo un poco más de reconocimiento a nivel internacional, me escriben de muchas partes.

Fue un proceso de edición de 48 horas. Me inspiré en ‘Interestellar’, en la narrativa, quise hacer una mini película en 13 minutos y llegar al corazón de la gente.

Es el video aficionado con más visitas en el mundo después del de una persona que se lanzó desde la estratósfera en paracaídas para Red Bull. Se hizo algo importante, estoy casi seguro de que en reacciones a nivel mundial, es el video que más tiene. Se logró algo bonito, que ojalá quede en la memoria de la gente. 

(Le recomendamos: Estos son los mejores puntajes del Icfes de colegios públicos de Cali)

¿Cómo le va con los apoyos a su canal?

El apoyo de marcas ha sido poco, los temas de ciencia no es que los apoyen mucho, a pesar de que mis videos los ven mucho. Son cosas a las que uno se adecua, uno va aprendiendo en el camino.

Yo quería hablarle a la gente de lo que me gustaba, pero no sabía cuándo iba a tener esa oportunidad.

Como es algo que me apasiona, mientras me ayude con los recibos de la casa es suficiente. Siempre quise hablar de pasiones y de gustos. En Facebook me doy cuenta que soy, hasta ahora, el canal, a nivel ciencia, que más seguidores tiene a nivel Latinoamérica

Lea también: 'Me voy a morir, díganme cuánto me queda de vida'

¿Nunca consideró otro tipo de contenidos?

Yo miraba a otros influenciadores y me preguntaba si tenía que hacer comedia o cosas que no le dejen nada a la gente. Pensé que los experimentos no iban a tener relevancia y la verdad ha sido grato ver cómo crece la comunidad y la popularidad en mis videos.

Claro, hay otros tipos de contenido que no le hacen daño a nadie, en algunos casos, pero definitivamente creo que estas plataformas es mejor usarlas para enseñar, que la gente tenga acceso a contenidos educativos mucho mejor explicados.

Yo pienso que para la gente reírse es importante y tenemos derecho, pero siempre he pensado que también tenemos el deber de aprender

¿Cree que la labor del influenciador es efímera?

El tema de los ‘influencers’ en Colombia lo veo complejo. Yo pienso que para la gente reírse es importante y tenemos derecho, pero siempre he pensado que también tenemos el deber de aprender.

Hay canales de ciencia en Colombia, profesores, profesionales en determinadas áreas, que no tienen mucha atención, porque se le da más relevancia al contenido jocoso que al educativo, creo que los medios deberían darle más representación a este tipo de contenido. Porque estoy seguro que hay muchísimos, pero no cuentan con mucha visibilidad. Merecen la misma atención.

Pero, si uno analiza a nivel mundial, en menos de 20 años esto puede ser un trabajo importante a futuro. Por ejemplo los ‘gamers’, creo que es algo que va a durar mucho tiempo porque la gente está más conectada. Reemplazar esto es difícil, le veo bastante tiempo. Apostaría mucho por la industria ‘gamer’.

Va a ser un trabajo serio en el futuro como otras profesiones, la industria digital está desarrollándose mucho. En el 2030 muchos trabajos no van a existir.

¿Se prepara para ese futuro?

Claro, en estos momentos he realizado cinco cursos a distancia en universidades como Harvard, MIT, la universidad de Kioto (Japón) y en el Instituto Smithsoniano. Es algo muy lindo y una forma económica de acceder a educación certificada.

Sin embargo, aunque vivo de los videos, sueño con poder vivir de una industria física, más adelante, para no depender solo de esto, porque uno no sabe.

¿Cuál sería su mensaje para los jóvenes colombianos?

Sueño con un país en el que los jóvenes tengan la oportunidad, no solo de salud digna, sino que los universitarios tengan la oportunidad de ser lo que quieran ser. Educación universitaria gratuita, pública y de calidad para todos. No hay cosa más chévere en la vida que uno hacer lo que quiere ser en la vida. Hemos perdido material humano y necesitamos eso urgente.

También considero que son importantes las oportunidades laborales, la fuga de cerebros que estamos teniendo es impresionante porque Colombia no ofrece posibilidades laborales.

Si hay educación, salud y trabajo, yo pienso que este país cambia. Apostar por eso, porque con el globo mi mensaje fue ese, acá hay recursos, sí, pero se debe apostar por que este país cambie.

Colombia se está quedando sin jóvenes por la falta de apoyo. Es algo inminente…  

MIGUEL ÁNGEL ESPINOSA BORRERO
Redactor de EL TIEMPO
NACIÓN
En Twitter: @Leugim40

Más noticias de Colombia: 

Juez ordena cerrar vía en Guaviare para frenar deforestación
Investigan posible reacción adversa de enfermera vacunada
Tragedia de turista bogotano: se ahogó en paseo familiar en el Tayrona

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.