El rompecabezas para establecer la verdad del conflicto armado

El rompecabezas para establecer la verdad del conflicto armado

Conmovedor acto de perdón entre víctimas y victimarios durante encuentro en el Meta.

Encuentro de la verdad

Una de las vítimas propuso un ejercicio de reconciliación que fue atendido por Manuel de Jesús Pirabán, exjefe para (camisa rosada), e Isabel Sanroque excombatiente de las Farc (vestido blanco).

Foto:

Hernando Herrera/EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de abril 2019 , 06:40 p.m.

A Balbina Niño Briceño la desplazaron cinco veces durante las masacres paramilitares de Mapiripán, La Cooperativa y Puerto Alvira, entre julio de 1997 y mayo de 1998, en el sur del Meta, pero el destierro y la perdida de las propiedades a su familia no la atormentan tanto, 21 años después, su mayor dolor es la desaparición de su hermano Antonio.

Frente a frente, mirándolo a los ojos, con coraje y dolor, Balbina le hizo el reclamo a Manuel de Jesús Pirabán, ‘Pirata’, uno de los excomandante de los ejércitos de las autodefensas que lideraron las incursiones armadas que dejaron decenas de muertos, desaparecidos y desplazados en el Llano.

“¿Dónde está mi hermano? ¿Qué pasó con él?” le preguntó Balbina a Pirabán durante el encuentro regional ‘Hablemos de verdad’, que se cumplió este miércoles en Villavicencio, organizado por Colombia 2020, iniciativa de El Espectador, con el acompañamiento de la Embajada Alemana y la Unión Europea.

Pirabán no evadió el desafío: “Hoy les pido perdón no solo a las víctimas de estas masacres sino a todos los que sufrieron este conflicto y al pueblo llanero por todo el daño causado durante el tiempo que participé como comandante del bloque Centauros de las Autodefensas”.

Segundos después, los 500 asistentes al encuentro en un salón del hotel Estelar en Villavicencio guardaron un profundo silencio cuando la moderadora del encuentro le retornó la palabra a Balbina para que le respondiera a Pirabán. “En nombre mío y de mí familia, que saben que estoy aquí, le aceptó el perdón”, expresó en medio de los aplausos.

Antes de ese conmovedor momento, el excomandante paramilitar recordó que tras su desmovilización se reunió con 20 combatientes y reconstruimos esta verdad, paso a paso, con muchas de las víctimas y ante los estrados de Justicia y Paz, donde pagó su pena de nueve años de prisión y hoy sigue respondiendo por sus actos.

Pero no ha sido fácil que esa verdad se conozca, dijo Pirabán, porque se han quedado en los recintos judiciales de donde muy poco han salido. Además, explicó que las incursiones en Mapiripán las hicieron hombres de sus filas que eran del llano, otros que llegaron de Urabá y en el caso de La Cooperativa, las Autodefensas Campesinas de Casanare, al mando de los Buitrago.

A esto se suma que un día después de la masacre de Puerto Alvira, las Farc llegaron al lugar y por eso no ha sido fácil encontrar respuesta a muchos de los casos, aun cuando anotó en su libreta el nombre de Antonio Niño Briceño y se comprometió a hacerle seguimiento para tratar de encontrarlo.

Otra de las dificultades que se han asomado en la posibilidad de encontrar los cuerpos de los desparecidos es la falta de personal de la Fiscalía, que desde el 2014 no hace trabajos de campo para encontrar fosas o se hace en periodos de invierno y las fosas que están a las orillas de los ríos es complicado hacer esas labores, dijo el excomandante paramilitar.

Encuentro Hablemos la verdad

Unas 500 personas asistieron al encuentro Hablemos la verdad que se cumplió en Villavicencio este miércoles.

Foto:

Hernando Herrera/EL TIEMPO

El sargento mayor César Lasso, que permaneció en cautiverio cerca de 14 años tras ser secuestrado por las Farc, en la toma de Mitú del primero de noviembre de 1998, en nombre de los policías y soldados desaparecidos señaló la necesidad de que la verdad se conozca y que todas las víctimas tengan un proceso de sanación. Y pidio que se sepa la suerte de su compañero Luis Hernando Peña, que sigue desaparecido desde la toma de Mitú. 

Libia Omira Epe, de la comunidad indígena Nasa, señaló la necesidad de que sus pueblos sean tenidos en cuenta para que se conozca la verdad sobre las muertes de sus líderes y de sus médicos tradicionales. También lo hizo en nombre de la comunidad LGTBI Laiza Parra, pues dijo nunca las habían incluido en este tipo de procesos.

El padre Henry Ramírez, sacerdote en el municipio de El Castillo, en el Meta, expresó que "la verdad duele, pero no puede negarse” y puso como ejemplo la herida del cuerpo que siempre va a generar dolor mientras se sana.

Mientras que Isabel Sanroque, excombatiente de las Farc, dijo que no habrá duelo colectivo si la verdad no está puesta sobre la mesa, y esa verdad es de distintos colores, aun cuando unos pocos la quieren ocultar.

Otra de las víctimas le pidió a la FARC que pase de los discursos políticos a la verdad, ante la intervención que hizo el excomandante del bloque oriental de las Farc Mauricio Jaramillo, ‘El médico’, ante el pedido que hicieron las víctimas para que se conozca la razón de sus ataques y la suerte de los desaparecidos.

El comisionado de la Verdad para esta región del país, Alfredo Molano, expresó que es más valiosa la verdad de las personas, como lo han hecho Pirabán e Isabel Sanroque, que las institucionales de las autodefensas, las Farc porque las verdades de las agrupaciones o entidades son justificables.

Expresó que la Comisión de la Verdad tiene apenas tres años para hacer su trabajo, este año proyecta hacer 12.000 entrevistas, el próximo 4.000 y el último año lo dedicarán a redactar el informe, que tiene otra dificultad y es el recorte del 40 por ciento del presupuesto.

Y explicó, especialmente a la víctimas -más de ocho millones en el país-, que será imposible atender cada caso, pero la Comisión de la Verdad se van a concentrar en los casos más emblemáticos y especialmente a responder por qué pasaron.

Finalmente, Germán Plata, delegado de la cooperación alemana GTZ, llamó la atención de la compleja dificultad que significa construir la verdad después de un siglo XX en el que Colombia lo perdió como Nación. Se trata, dijo, de juntar las piezas del rompecabezas e irlas ajustando.

NELSON ARDILA ARIAS
Corresponsal de EL TIEMPO
Villavicencio
Twitter: @nelard1

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.