Sin acuerdo siguen los cambios en licencia ambiental de Ruta del Cacao

Sin acuerdo siguen los cambios en licencia ambiental de Ruta del Cacao

La Anla deberá determinar la viabilidad ambiental de una modificación a la vía a Barrancabermeja.

Comunidad de Lebrija

Las comunidades alegan que dicha modificación al trazado afectaría unos 25 cuerpos de agua que surten del líquido a más de 3.000 personas.

Foto:

Jaime Moreno / EL TIEMPO

Por: Bucaramanga
03 de diciembre 2018 , 02:05 p.m.

Con divergencias entre veedores y el responsable del proyecto se cumplió este domingo en Lebrija, Santander, la Audiencia Pública programada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) sobre los impactos que podría generar un cambio en el trazado de la vía a Barrancabermeja, operada por el concesionario Ruta del Cacao.

La prioridad entre la garantía del agua para unas 33 veredas de dicho municipio, y la construcción de dos tramos viales de la Concesión Ruta del Cacao, que conectará a Bucaramanga con Barrancabermeja, tiene envueltas a las comunidades y al concesionario en un pleito ambiental y de desarrollo económico para la región, que deberá ser resuelto por la Anla.

La cita, a la que asistieron autoridades locales y departamentales, una representante de la Defensoría del Pueblo, y el director de la Anla, Rodrigo Suárez Castaño, tenía como objetivo escuchar las propuestas del contratista y las inquietudes de la comunidad, pues si se ejecuta el cambio de la vía, con dichas obras se pondrían en riesgo 25 acuíferos entre aljibes, jagüeyes y manantiales.

Derrumbe vía

La inestabilidad del terreno que genera constantes derrumbes es una de las justificaciones del contratista para proponer otro trazado.

Foto:

Toma Twitter @CRutadelCacao

El representante legal de la Concesionaria Ruta del Cacao, Manuel Acuña, expuso los motivos que llevaron al contratista a hacer la modificación en el tramo por la existencia de coluviones que generan inestabilidad en el terreno, así como las obras a realizar de ser aprobada la modificación a la licencia ambiental otorgada.

Sin embargo, Gabriel Rangel Mogollón, director de la veeduría ciudadana, afirmó que la concesionaria desconoce los acuíferos existentes, e hizo énfasis en que la Corte Constitucional estableció una distancia mínima de 100 metros entre las obras civiles y nacimientos de agua, afirmando que solo 1 de los 25 existentes cumpliría dicha condición.

No hubo cambios al estudio de impacto ambiental presentado

Rangel sostuvo que en la resolución 1034 de la Anla se otorgó a Ruta del Cacao la oportunidad de reposición, sin embargo “en ese recurso muy poco tocan de la parte ambiental, no hubo cambios al estudio de impacto ambiental presentado”.

Las 202 personas inscritas para intervenir en la Audiencia expusieron también preocupaciones particulares sobre el proyecto, y plantearon la necesidad de obras complementarias para beneficio de la comunidad afectada, entre ellas la construcción de un acueducto y mejoramiento de las vías terciarias.

Por su parte el alcalde de Lebrija, Sergio Valenzuela, rechazó la propuesta de instalar seis peajes entre Bucaramanga y Barrancabermeja, y criticó la falta de obras de reestructuración vial en el casco urbano, necesarias para reducir los traumatismos de tráfico a su paso por la cabecera municipal.


El secretario de Infraestructura Departamental, Carlos Díaz Barrera, dijo que, “pese a que quienes intervinieron en la Audiencia tienen su manera de pensar en pro o en contra de la modificación de la licencia ambiental, lo cierto es que al final todos estamos de acuerdo en que se debe construir la vía, pero defendiendo el recurso hídrico y la conectividad vial en óptimas condiciones del Departamento con el resto del país y del mundo”.

El director de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), Rodrigo Suárez Castaño, dijo que la decisión sobre la aprobación o no de la modificación de la licencia ambiental de la Ruta del Cacao, dependerá de los resultados que arroje la revisión de la información recogida en la Audiencia Pública, y la decisión final se tendrá en el menor tiempo posible.

Según la comunidad, el cambio en el trazado obedece a que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) no planeó en la estructuración de la concesión la reubicación de torres de energía y gasoductos, obras que cuestan $130.000 millones, y para mitigar ese error también es que se busca cambiar el trayecto.

BUCARAMANGA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.