Una empresa inclusiva que le apuesta a las personas con discapacidad

Una empresa inclusiva que le apuesta a las personas con discapacidad

El modelo de trabajo de Genashtim permite que sus empleados trabajen como cualquier otra persona.

Genashtim

Thomas Ng (izquierda) fundador de Genashtim, junto con Raj Kumar Selvaraj, de Genashtim.

Foto:

Cortesía Genashtim

Por: Por Hariz Baharudin, The Straits Times (Singapur)
27 de junio 2019 , 10:52 a.m.

Tras un viaje de casi cuatro horas desde Kuala Lumpur a Penang, en Malasia, Raj Kumar Selvaraj estaba deseando un merecido descanso. El hombre, que entonces tenía 29 años, no se imaginaba que aquella caminata en Bukit Hijau en 2009 sería la última.

La tragedia golpeó cuando Raj se resbaló con unas rocas cubiertas de musgo en el camino y cayó hacia delante. Sus graves heridas lo dejaron cuadripléjico. No solo había perdido su movilidad, sino también su capacidad para seguir trabajando como especialista en desarrollo de comunicaciones.

Lo que más lo afectó fue la pérdida de independencia, dice Raj. Sentía que había tocado fondo. Pero ahora las cosas cambiaron. Hoy trabaja como director de procesos y garantía de calidad para Genashtim, un proveedor de soluciones digitales en la nube Singapurense que ofrece programas de aprendizaje en línea.

Raj se unió a la empresa en 2011, y utiliza un software de reconocimiento de voz para introducir comandos en su ordenador. Esto es lo que hace a Genashtim tan especial. De los 100 empleados de la compañía, repartidos en más de 10 países, unos 60 son personas con discapacidades.

Según las Naciones Unidas, en los países en desarrollo, entre el 80% y el 90% de las personas con discapacidad en edad de trabajar están desempleadas. Esta cifra oscila entre el 50% y el 70% en los países industrializados.

El fundador de la empresa, Thomas Ng, de 62 años, ha apostado desde sus inicios en 2008 por utilizar la tecnología para que su empresa sea lo más inclusiva posible, de modo que las personas marginadas puedan encontrar empleo.

Algunos tienen problemas de visión o están postrados, otros sólo pueden mover un dedo, y algunos tienen que estar conectados a máquinas en todo momento para sobrevivir. Pero Thomas Ng cree que esto no imposibilita su capacidad para trabajar.

Para comunicarse entre sí utilizan herramientas tecnológicas de comunicación y plataformas de mensajería como Skype y Whatsapp, ya que Genashtim no tiene oficina y la mayoría de su personal trabaja desde casa. Su fundador sostiene que la estructura de la compañía, probablemente una de las primeras de su tipo en el mundo, es ideal para personas con discapacidad, ya que sólo necesitan encender sus computadoras para dar clases a los estudiantes, comunicarse con clientes o desarrollar software desde sus hogares.

Nuestra misión es aprovechar Internet para conectar a personas marginadas y recursos con la economía mundial

Al eliminar la dificultad de los traslados, el modelo de trabajo a domicilio de Genashtim permite que sus empleados trabajen como cualquier otra persona.

"Nuestra misión es aprovechar Internet para conectar a personas marginadas y recursos con la economía mundial", afirma el empresario. La firma administra el contenido de e-learning de proveedores de renombre como la Universidad de Cornell, desarrolla su propio contenido para sus clientes y también diseña plataformas de e-learning especializadas para organizaciones.

Curiosamente, algunos de sus clientes no saben que la mayoría de los empleados son personas con discapacidades. Esto se debe a que Thomas Ng cree que el trabajo de sus empleados debe ser realizado con el mismo nivel profesional que el de cualquier otra compañía.

Genashtim, subraya, es una empresa con ánimo de lucro, y no una organización caritativa. Es importante los clientes lo vean de esa manera, para que sus trabajadores puedan recuperar la confianza y la independencia que podrían haber perdido debido a sus desafortunadas circunstancias. "Tenemos que construir esto como una empresa comercial, de lo contrario no es sostenible. Si quisiéramos vivir de la simpatía, nos convertiríamos en una organización sin fines de lucro", dice.

Y parece que el empresario está haciendo algo bien. Entre los clientes de Genashtim se encuentran la Federación Empresarial Singapurense, la Autoridad de Hacienda, los ministerios de educación y recursos humanos de Singapur, institutos gubernamentales malayos y gigantes corporativos como Microsoft, McDonalds y ABB.

Genashtim - 3

Thomas Ng (derecha) con algunos de los miembros de Genashtim en Malasia en una reunión.

Foto:

Cortesía Genashtim

La destacada labor de la empresa en favor de la inclusión social, a nivel tanto nacional como internacional, le valió el año pasado dos galardones en la edición inaugural de los premios Brands for Good, patrocinados por Maybank Singapore y BBX. Un panel de ocho jueces independientes otorgó a Genashtim los premios 'Social Giving and Engagement' y 'Diversity and Inclusiveness'.

Genashtim también obra para ayudar a otro grupo de personas marginadas: los refugiados. No todos los países acogen con brazos abiertos a personas desplazadas, lo que puede dificultarles la búsqueda de empleo y la reconstrucción de sus vidas, afirma el Sr. Ng, apuntando que gracias al funcionamiento centrado en la tecnología y a la presencia mundial su empresa puede contratarlos. Cerca del 30% de su personal son personas que han huido de países como Siria y Afganistán.

El fundador sostiene que Genashtim no sólo proporciona un ingreso estable para sus empleados y sus familias, sino también la oportunidad de recuperar su dignidad y su capacidad de mantenerse por sí mismos, algo con lo que el Raj está de acuerdo. Ya no tiene que depender de su familia para procurarse los cuidados que necesita, ya que ahora gana un salario decente que le permite pagar sus gastos diarios.

"Al menos económicamente, ahora soy capaz de gestionar de forma independiente la mayor parte de mis gastos básicos, por lo que no dependo tanto de mi familia. Estoy agradecido", afirma Raj.

Hariz Baharudin
The Straits Times (Singapur)


*Este artículo se publica como parte de 7,7 Mil Millones, una iniciativa internacional y colaborativa que reúne a 15 medios de comunicación de todo el mundo para centrarse en soluciones en favor de la inclusión social, económica y ciudadana.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.