Las postales de lo que el barro se llevó en Manizales

Las postales de lo que el barro se llevó en Manizales

Fueron 17 vidas y casi un centenar de casas que se perdieron bajo los derrumbes en la ciudad.

Socorrista

Un socorrista recoge varios juguetes en medio de los escombros.

Foto:

John Jairo Bonilla

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de abril 2017 , 10:19 a.m.

Hasta los juguetes de los niños salieron damnificados de la tragedia que vivió Manizales el miércoles en la madrugada, al paso de los deslizamientos que dejaron 17 muertos y un centenar de viviendas con afectación estructural.

Las imágenes de los desastres que afectaron, de forma casi simultánea, a 37 barrios de la capital de Caldas son el recordatorio del día en el que la naturaleza “pasó factura” por los errores de planeación del pasado. Pero, al mismo tiempo, representan una lección que la ciudad ha ido aprendiendo a fuerza de estos golpes: la importancia de la gestión del riesgo y la planeación urbana.

Fue, además, la oportunidad para la expresión de la solidaridad desbordada de la Ciudad de las Puertas Abiertas. Merecido sobrenombre para una comunidad en la que estudiantes universitarios y colegiales, taxistas, médicos, profesores, veterinarios, entre muchos otros, salieron a las calles para ayudar a los afectados de mil formas.

casa

Hasta las casas de juguetes sufrieron la inclemencia de la naturaleza, reclamando por los daños sufridos.

Foto:

John Jairo Bonilla

No es la primera vez que Manizales se enfrenta a un día aciago. Tampoco será la última. Pero muestra otra vez su capacidad para sobreponerse al dolor y trabajar, con todos sus habitantes unidos, para secarse las lágrimas y seguir adelante.

Emergencia

La cifra de muertos llegó a 17. La mayoría de cuerpos de las víctimas fueron rescatados el mismo día del suceso.

Foto:

John Jairo Bonilla

Barro

El barrio Aranjuez, que ya había vivido un deslave del cerro Sancancio en 2008, perdió tres vidas en esta ocasión. Dos hermanas con discapacidad y un policía.

Foto:

John Jairo Bonilla

Tal vez por eso fue que un arcoiris cerró el miércoles, como el pacto tras el Diluvio. Llovió de nuevo, pero ayer ya brilló el sol.

Zapatos

Pese a que la gente ha rescatado lo que quedó de sus objetos personales, todavía hay algunos a la intemperie.

Foto:

John Jairo Bonilla

muebles

Aunque mucha gente ha rescatado lo que quedó de sus enseres, todavía hay muebles a la intemperie.

Foto:

John Jairo Bonilla

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.