Secciones
Síguenos en:
De recibir bullying por su peso a ser famosa modelo de tallas grandes
Elena Melena

Elena Melena se olvidó de sus complejos de toda la vida y sacó a relucir su talento para el modelaje.

Foto:

Tomada de Instagram: @Elena_Melenaa

De recibir bullying por su peso a ser famosa modelo de tallas grandes

Elena Melena pasó de vivir acomplejada por su peso a hacer campañas publicitarias con Paulina Vega.

Elena Melena sabe la importancia de su mensaje para el mundo, pues por muchos años vivió con inseguridades por su físico, pero un día cambió el chip y pasó de ser ‘la gordita’ a una exitosa modelo que ha aportado al cambio de los estándares de belleza.

Elena Díaz Granados Bonaventos nació en 1988 en la bella ciudad de Santa Marta. Su niñez fue biológicamente muy acelerada, pues a los 10 años ya se había desarrollado completamente y veía cómo su tamaño en casi todo era el doble del de sus compañeras de colegio.

Debido a su sobrepeso, desde niña siempre fue víctima de bullying en el colegio. Sin embargo, Elena resalta que esas situaciones empiezan en casa, pues allí también la vieron como la gordita y eso influyó mucho en su pensamiento e inseguridades a lo largo de su niñez y adolescencia.

Era incómodo para ella comprar ropa, pues casi no conseguía. Las tiendas de los años 90 en Santa Marta no tenían casi ropa para una niña de 10 años con cuerpo de una mujer de 20.

(Lea también: Colombiano adoptado en Holanda volvió y estaría estafando extranjeros)

Elena Melena

Actualmente, Elena es un referente en el modelaje colombiano de tallas grandes y ha participado en decenas de campañas publicitarias nacionales e internacionales.

Foto:

Tomada de Instagram: @Elena_Melenaa

Cuando terminó su bachillerato, se fue a estudiar Publicidad en Bogotá a la universidad Jorge Tadeo Lozano. Era ya una mujer sociable, pero aún insegura. No obstante, se sentía atraída por la belleza y buscaba maneras de verse más bella para ella, por lo cual se interesó en el maquillaje.

Tiempo después de terminar su carrera, Elena empezó a trabajar en la revista Aló, donde se destacó por escribir blogs sobre belleza y maquillaje.

(Además: Las 5 megaobras que Antioquia y Medellín sacan adelante en pandemia)

Pensé que la gente se iba a burlar de mí, que iban a decir: ‘¿Qué hace una gorda ahí?

“Eso me ayudó a soltarme, porque empecé con el tema de la fotografía. No era una experta en fotografía, solo compartía uno que otro tip, pero fui publicando cosas interesantes en redes sociales”, relata Elena.

Precisamente, fue por sus redes sociales, en especial Instagram, por donde le llegó un mensaje que le cambió la vida.

Un giro de 180 grados

“Justo para ese tiempo, un productor me contactó por mi Instagram y me dijo que quería presentar una propuesta diferente y que quería utilizar mis fotos, y yo le dije que sí, como quien no quiere la cosa. Para mi sorpresa, un mes después me llamó de nuevo y me dijo que se ganó la propuesta pero que la condición era que sí o sí yo debía salir en la campaña”, narra con alegría Elena.

(Le puede interesar: Todo listo para montar las dos primeras turbinas de Hidroituango)

Elena Melena

Esta fue la campaña publicitaria que cambió la vida de Elena, en la cual trabajó junto a Paulina Vega.

Foto:

Tomada de Instagram: @Elena_Melenaa

Ese mismo día, la publicista de 28 años que con esfuerzo se tomaba fotos para Instagram se animó a ir a la productora a conocer el proyecto.

Al llegar su sorpresa fue mayúscula cuando encontró un equipo enorme trabajando en una campaña liderada por Paulina Vega y un montón de gente diversa de todos los lugares de América.

“Eso fue algo que para mí al principio fue impactante, porque ni yo me lo creía. Yo decía: ‘¿Qué hago acá?”, dijo Elena.

Ella se sentía tan desubicada que en un principio pensó en decir que no iba a participar, pues toda su vida había pensado que ella no era bella porque no era de tallas 90-60-90 y tenía estrías y diastema, es decir, sus dientes delanteros estaban visiblemente separados.

(Además: Abecé sobre cómo vacunarse contra el covid-19 en Medellín)

“Pensé que la gente se iba a burlar de mí, que iban a decir : ‘¿Qué hace una gorda ahí?’ Sin embargo, me atreví y estoy segura de que ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida”, relata Elena.

Tras esa campaña publicitaria todo cambió en la vida de Elena, incluso su nombre, pues pasó a hacerse llamar Elena Melena, en honor a un apodo de su niñez cuando lucía un afro por las soleadas calles de Santa Marta.

Además, se dio cuenta de lo que ella manifiesta como una problemática social, pues la belleza es algo que atañe a todas las personas, pero los medios de comunicación y la cultura solo transmiten un tipo de belleza, sin tener en cuenta que existen muchísimos tipos de personas.

Para Elena, esta situación -sumada a la facilidad de criticar y ofender a través de redes sociales- provoca que la gente que no se ve como en la televisión y la publicidad proponen tengan baja autoestima y quieran parecerse a eso aunque no sea su realidad y hace que, en algunos casos, las personas piensen en acabar con su vida.

(Lea también: Cayó a abismo del cañón del Chicamocha por salvar la vida de su pareja)

Representando a los no representados

Esa primera campaña cambió la vida de Elena y se dio cuenta de que -como ella dice- siempre fue un “mujerón”. Además, empezó su activismo para representar a todas las personas diferentes que las campañas publicitarias no muestran.

“Desde allí arrancó mi carrera como modelo de tallas grandes y me dediqué casi que cien por ciento a eso”
, explica Elena.

Todo un cambio en la vida de Elena, pues empezó a aparecer en televisión, en publicidades en los buses, en revistas y la gente comenzó a verla de otra manera.

Su nueva vida y forma de ver el mundo la hizo percatarse también de que en su medio (el modelaje) hasta las que se suponen que son bellas estaban llenas de inseguridades y ella -empoderada en su diferencia- las aconsejó.

(Además: Cientos de perros y gatos, sin comida ni casa por lluvias en Santander)

Elena Melena

Elena aconseja a compañeras modelos que se sienten acomplejadas y a cientos de personas que a diario le escriben a su Instagram porque se sienten inseguras con su cuerpo.

Foto:

Tomada de Instagram: @Elena_Melenaa

Ese fue el principio del camino. Y a eso le siguieron personas que le escribían por redes a Elena y le contaban sus problemas, sus inseguridades.

Al verse rodeada de todo esto, entendió que su labor social era más importante que su trabajo como modelo y que ese trabajo era un medio para algo más grande: representar a los que no son representados.

No tienen que ser bellas como la sociedad y el consumo promueven, sino ser bellas a su manera

“Muchas chicas, algunas de ellas modelos, me hablaban y escribían contándome que se sentían mal por su físico y que querían quitarse la vida. Eso me preocupaba mucho y comencé a aconsejarlas y tratar de demostrarles que eran bellas a su manera. No tienen que ser bellas como la sociedad y el consumo promueven, sino ser bellas a su manera”, cuenta Elena.

Elena se muestra en sus redes sociales y en las campañas publicitarias de las cuales participa tal cual como ella es. Ahora sabe que ser gorda no es ser fea, y eso mismo demuestra en sus redes sociales, donde tiene cientos de fotos profesionales de su cuerpo.

“A mis redes llegan los mensajes de apoyo de todo tipo de personas y por ese mismo medio yo apoyo a todos los que me escriben porque se sienten tristes, mal o inseguros. Lo más importante es la labor social y el mensaje que defiendo, que estoy segura que salva vidas”, manifiesta Elena.

(Le recomendamos leer: ‘He resucitado y ahora estoy aprendiendo a caminar’, Raimundo Angulo)

A palabras necias, oídos sordos

Sin embargo, el mensaje de Elena también tiene sus detractores. Así como miles la apoyan, en menor medida muchos la critican.

Casi a diario alguien me escribe que cómo se me ocurre mostrar mis estrías, que promuevo un estilo de vida no saludable, que si no me da pena mostrar mi celulitis. A todas esas personas les respondo, me tomo el tiempo de responderles, incluso a veces pongo en mis estados de Instagram lo que me dicen y por allí les respondo, pero sin revelar su identidad”, explica la modelo.

Incluso, Elena relata una anécdota que tuvo con una marca que la quería contratar para una campaña de moda.

(Además: El colombiano que creará un ‘metro volador’ con el apoyo de la Nasa)

Elena Melena

Elena les recuerda a las personas que "hay que darse cuenta del valor que tienen, del poder que todo el mundo tiene. Cuando lo notas, empiezas a verte y sentirte diferente. Por ahí debemos empezar”.

Foto:

Tomada de Instagram: @Elena_Melenaa

Una reconocida tienda de ropa se puso en contacto con ella y le ofreció trabajo. A Elena le pareció muy interesante y les informó sobre sus honorarios para llegar a un acuerdo. Sin embargo, la respuesta de la marca fue: “Por ese precio contrato a 5 modelos flacas más bonitas y mejores que tú”.

En otros tiempos, esa respuesta hubiese sido devastadora para Elena, pero actualmente esas palabras no le afectan.
De hecho, ella señala que si algo lamenta es la intransigencia de ese tipo de personas.

Durante la pandemia, Elena ha intensificado su mensaje. Diariamente publica al menos una foto en sus redes y también se ha dedicado a dar charlas a nivel nacional e internacional sobre superación personal, autoestima y cómo quererse a uno mismo. Incluso, les da esas charlas a personas que recién empiezan en el mundo del modelaje.

(Más historias: Campesina peleó con un palo contra un jaguar que atacó a sus hermanos)

Hay que darse cuenta de ese valor que uno tiene dentro, de ese poder que todo el mundo tiene. Cuando lo notas, empiezas a verte y sentirte diferente

Su objetivo a corto plazo, además de seguir llevando su mensaje, es montar un restaurante con su pareja. La crisis por el covid-19 ha retrasado esos planes, pero espera este 2021 -cuando todo pase- inaugurar su local.

En cuanto a su vida personal, vive ya hace más de 15 años en Bogotá y hace unos pocos con su pareja. Su familia vive en Santa Marta y está orgullosa de lo que ha logrado Elena, y ellos también han puesto en práctica el mensaje de belleza de Elena.

Finalmente, Elena Melena les recuerda a las personas cuál es el primer paso para ser y sentirse bellos.

“Hay que darse cuenta de ese valor que uno tiene dentro, de ese poder que todo el mundo tiene. Cuando lo notas, empiezas a verte y sentirte diferente. Por ahí debemos empezar todos”, concluye.

DUVÁN ÁLVAREZ D.
Periodista de EL TIEMPO
En Twitter: @Duvan_AD

Más contenido de Colombia:

-Trágica muerte de colombiana abandonada por traficantes en el Atacama

-¿Ser pilo sí paga? Esto les dieron a los jóvenes con Icfes perfectos

-Así sobreviví a un tren que me pasó por encima cuando tenía ocho años

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.