El manizaleño que hace paz a través de pintar murales

El manizaleño que hace paz a través de pintar murales

Con la ayuda de policías, soldados y excombatientes, Felipe Chiquito plasma mensajes positivos.

Murales

Militares, policías y estudiantes se unen para pintar los murales en Manizales.

Foto:

John Jairo Bonilla

Por: MANIZALES
03 de junio 2019 , 04:32 p.m.

Tras ser atendidos en el hospital, los niños salen sanos y felices a conocer la riqueza natural de Caldas: sus ríos, sus aves, sus montañas. Después se sientan sobre los prados y se recuestan en un árbol a disfrutar del día, ese es el significado del mural más grande que hasta ahora ha comenzado a pintar el artista Felipe Chiquito, soldados, policías y niños de Manizales.

Este mural está en las paredes externas del Hospital Infantil Rafael Henao Toro de Manizales. La meta es que lo rodée todo, excepto la fachada, a la par que relata ese cuento que hace tres años se inventaron en la biblioteca de ese centro asistencial algunos niños internados.

Como esta, hay otras decenas de obras en el país, todas hacen parte del proyecto Montañas de Colores, una iniciativa del artista plástico y publicista manizaleño Felipe Chiquito, quien hace cuatro años empezó con la idea de plasmar mensajes positivos en paredes de Colombia.

“Durante un proyecto de recuperación de favelas en Río de Janeiro (Brasil), un niño de 13 años me tenía miedo por ser colombiano, aun cuando él tenía el fusil y yo unos pinceles. En ese momento comprendí que de alguna manera el arte tenía que servir para transformar la forma en que se nos ve”, comentó el artista.

En 2015, retornó a Colombia con la intención de mostrar lo bueno del país, su diversidad, su gente y lo único valioso de la guerra: la humanidad de las personas de alguna manera ha hecho parte de esa dolorosa historia. “Vine con el firme propósito de que fueran los soldados y policías los que pudieran hacer la obra. Mostrar a la gente que ellos, que han sido formados para la guerra, también pueden ser instrumentos de construcción de cultura ciudadana y paz”.

Así ha sido durante estos años y, asegura, que las palabras de terceros le han ratificado que su elección fue la correcta. “Estábamos pintando un día las escaleras de la torre del barrio Chipre (icónico en Manizales) y la gente de los carros gritaba: ‘Por fin están haciendo algo bueno’ y sí, estaban permitiendo que se les vea como agentes de cambio”, mencionó Chiquito.

No busca un desarme de los ejércitos ni nada que se le parezca, solo que desde su condición de uniformados “puedan también construir sociedad”. Por eso Montañas de Colores ha vinculado a excombatientes de grupos al margen de la ley, quienes han sido parte del proceso en otros municipios del departamento.

“Tenemos cerca de 50 murales en zonas rurales y muchos fueron pintados por excombatientes junto con comunidades de la zona y soldados. Ha sido un proceso en el que se evidencia que se puede trabajar unidos”, señaló.

Otro de los procesos que el artista menciona con orgullo es el que pinta en el barrio conocido como el Alto de la Virgen, en Villamaría (Caldas), en donde los jóvenes con tendencias al consumo son quienes le están cambiando la cara al lugar.

“Ellos son los que han sacado los escombros para poner bonito el barrio y poder pintar. Además, es impresionante verlos haciendo ese trabajo de mano de policías”, comentó.
Niños de colegio, adolescentes, policías, soldados y todos quienes quieran participar son bienvenidos en el proyecto, pues cada mural es una iniciativa ciudadana en busca de apoyo.

“También queremos que muchos se unan, que aporten un pincel, el tarro de pintura que tienen debajo del lavadero o sus manos. Entre todos sumamos”, expresó el artista.

Por su labor, que además incluye pintar lo bonito y propositivo de cada entorno, Chiquito y Montañas de Colores están actualmente nominados a un premio internacional y un premio nacional que buscan exaltar las iniciativas comunitarias.
 
Pero el sueño no para ahí, Chiquito quiere hacer algo que logre visibilizar su mensaje de que el arte es transformador. Y por eso, trabaja por plasmar, en uno de los muros más representativos de la historia, un mensaje de paz.

Mientras consolida ese deseo, sigue con sus pinceles, pinturas, manos, creatividad y ayudantes en camuflado y uniformes, cumpliendo la orden expresa de sus padres: ‘todo lo que haga en vida, que ayude a la comunidad’.

LAURA USMA CARDONA
PARA EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.