La triste despedida del cadete Fernando Alonso Iriarte en Córdoba

La triste despedida del cadete Fernando Alonso Iriarte en Córdoba

En San Bernardo del Viento lloran a joven de  19 años, deportista, que murió en atentado de Bogotá  

Cadete de la Policía Fernando Alonso Iriarte Agresott, una de las víctimas del atentado con carro bomba en la Escuela General Santander de Bogotá.

Cadete de la Policía Fernando Alonso Iriarte Agresott, una de las víctimas del atentado con carro bomba en la Escuela General Santander de Bogotá.

Foto:

archivo particular

Por: Gudilfredo Avendaño- Especial para EL TIEMPO
19 de enero 2019 , 07:59 p.m.

En San Bernardo del Viento, un municipio cordobés a orillas del Mar Caribe, los pobladores lloran desconsoladamente la sorpresiva muerte del joven cadete Fernando Alonso Iriarte Agresott, una de las víctimas del atentado con carro bomba en la Escuela General Santander de Bogotá.

En casa sus familiares se resisten a creer que la joven promesa del voleibol y aspirante a oficial de la Policía Nacional esté incluido en la lista de muertos, pese a que las pruebas de ADN así lo ratifican.

Su tío, Carlos Agresott, ex agente de la institución, recordó que una semana antes de reincorporarse a la escuela superior de oficiales de la Policía, Fernando Alonso se despidió de una manera diferente a como solía hacerlo.

"Fue una despedida seca, él no era así. Hoy creo que era como un presagio, él iba triste, es un designio de Dios”, relató y agregó que su retorno estaba previsto para junio de 2019.

Había pasado el fin de año con sus seres queridos en su residencia del barrio San Francisco de su natal San Bernardo.

Detalló que desde pequeño le mostró admiración y quiso seguir sus pasos. Y así comenzó a hacerlo y le dijo que aspiraba a formar parte del cuerpo de seguridad del presidente Iván Duque, así como su tío lo fue del expresidente Álvaro Uribe.

Además de su carrera en la Policía Nacional, soñaba vestir la camiseta de Colombia en la selección de voleibol, deporte en el que se destacó desde que representó al Colegio Olaya Herrera, donde estudió en San Bernardo del Viento.

Su entrenador, Luis Barrios, dio fe del talento que le abrió las puertas en la Liga de Voleibol de Bogotá.

"La ofensiva era su fuerte, con Fernando el punto era fijo; era líder natural y muy disciplinado, hoy todos estamos destruidos, se acabó una carrera y un sueño”
, anotó Barrios

Desde que se conoció la noticia de su muerte, en la casa familiar del joven cadete el desfile de familiares y amigos es interminable. Su madre, Gregoria Agresott, aún no asimila que la visita prometida para mitad de año se adelantó de manera cruel.

Amigos y pobladores de San Bernardo del Viento, realizaron ayer sábado una marcha por las calles del pueblo como muestra de solidaridad con la familia del Cadete Iriarte y en señal de rechazo a la violencia.
Con pañuelos blancos y portando velas, los sanbernardinos dieron el último adiós a quien se había convertido en ejemplo de superación para los jóvenes del pueblo.


Gudilfredo Avendaño
Montería
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.