‘La Universidad pública tiene que ser un ascensor social’

‘La Universidad pública tiene que ser un ascensor social’

Pablo Vera, rector de la Unimagdalena, habla sobre el buen momento que atraviesa la institución.

Pablo Vera rector de la Universidad del Magdalena

El ingeniero Pablo Vera Salazar es el rector de la Universidad del Magdalena.

Foto:

Cortesía oficina de Prensa de la Unimag.

Por: Leonardo Herrera Delgans
25 de junio 2019 , 08:26 a.m.

De la mano del ingeniero Pablo Vera Salazar la Universidad del Magdalena sigue mostrando importantes logros que la posicionan como la institución pública más respetable y de credibilidad en Santa Marta y el departamento del Magdalena.

“Hoy la Universidad tiene que volverse un referente en materia de inclusión, sobre todo en respeto a la diversidad”, sostiene el rector, para enfatizar en su plan de hacer de ella una institución incluyente, en un Departamento marcado por la exclusión y el rezago, como lo reflejan municipios del Magdalena que nunca han tenido estudiantes formándose en esta institución.

El emprendimiento, la innovación, el crecimiento de su infraestructura, la acreditación de alta calidad hacen parte de la hoja de ruta que Vera ha diseñado y que confía sacar adelante en este buen momento que atraviesa la Unimagdalena, una de las pocas instituciones de educación superior oficiales que muestra salud no solo en sus finanzas, sino en su gestión académica.

También le puede interesar

¿Cómo va la Universidad, en estos momentos?
Vamos en el camino correcto, de acuerdo con lo que propusimos en nuestro plan de gobierno. Tenemos un nivel de cumplimiento del 65 por ciento. La Universidad es, según la encuesta de percepción ciudadana Santa Marta Cómo Vamos, como la institución de mayor credibilidad y confianza en el Departamento, con un 98 por ciento del reconocimiento. Además recibimos una exaltación de parte de la Presidencia de la República por nuestra política de inclusión.

¿De qué manera está conectada con la realidad de la ciudad?
La Universidad se ha vuelto un punto de referencia y articulación entre los diferentes sectores del territorio. Hoy, la Universidad no está en confrontación con ningún actor, es una institución que transita en una relación muy armónica con el sector productivo.

Universidad del Magdalena

Un moderno campus es el que tiene hoy la Universidad del Magdalena.

Foto:

Cortesía oficina de Prensa de la Unimag.


¿Qué tipo de trabajo realizan?
El Comité Intergremial decidió que la Universidad lidere la construcción de la agenda de competitividad del Departamento y la ciudad de cara al 2030, es definir entre todos una visión para el desarrollo competitivo.

¿En qué consiste su programa de inclusión?
Tenemos una convicción, y es que la Universidad pública tiene que ser el ascensor social que permita que las personas que han nacido en cualquier tipo de situación difícil, bien sea socioeconómica, de vulnerabilidad de aprendizaje por algún tipo de limitación que tuvieran, pues debe nivelar esas limitaciones y darle igualdad de oportunidades a la gente para que sea capaz de sacar lo mejor que tiene de sí.

¿Qué oportunidades tienen los jóvenes del Departamento en la Universidad pública?
Mi historia de vida es, precisamente, la de una persona que gracias a la educación pública (en el colegio local de Gaira, Normal de Varones y a la Unimagdalena), pude pasar de ser vendedor de la playa a ser el rector la Universidad, y estudiar en las mejores universidades del mundo gracias a la educación pública. Quiero que los demás tengan la oportunidad que yo tuve, por eso creamos el programa Talento Magdalena, el único en Colombia, que permite que los mejores bachilleres de los municipios más apartados del Departamento, que nunca llegaban a la Universidad hoy vengan.

Son cerca de 400 estudiantes que nunca hubiesen podido llegar a la Universidad del Magdalena, que están completamente becados

¿Cuantos estudiantes se benefician con el programa?
Cuando llegamos a la rectoría, en 15 municipios del Magdalena nunca habían admitido un estudiante en Medicina; en 5 nunca habían admitido en Derecho; y en 7 a Ingeniería Civil. Hoy todos los municipios del Magdalena, tienen estudiantes formándose en las diferentes carreras. Son cerca de 400 estudiantes que nunca hubiesen podido llegar a la Universidad del Magdalena, que están completamente becados, reciben acompañamiento académico, sus almuerzos y refrigerios gratuitos.

¿Y para la población con discapacidad?

Encontramos un alto número de tutelas por estudiantes en condiciones de discapacidad. Hoy todo estudiante en condición de discapacidad que pase en la Universidad, no solo no paga matricula, no paga inscripción, sino que además la Universidad asume los costos de su intérprete, del software, de los materiales especializados, recibe acompañamiento psicológico, académico, refuerzo académico.

¿De qué manera se está trabajando con la comunidad indígena?
Hoy tenemos una asociación de estudiantes indígenas muy grande que hay en las universidades de Colombia. Hoy a los estudiantes indígenas se les reconoce como segunda lengua, su lengua indígena, porque ellos hacen un gran esfuerzo para aprender español y nos encontrábamos con que además se les exigía aprender inglés. Lo mismo que el lenguaje de señas de sordos y el braille de invidentes. Todas esas cosas que antes la gente tenía que pedirlas con tutela, ya hoy es una política institucional. Reconocemos la participación activa de las comunidades lgtbi y de las negritudes.

¿En el tema de innovación, cuál es la ruta que llevan?
Vamos a inaugurar este año nuestro Centro de Innovación y Emprendimiento con un laboratorio de mercadeo, de finanzas, un laboratorio de gastronomía que busca innovar precisamente nuevas recetas, nuevas formas de preparar, de convertir Santa Marta y al Magdalena, en una destino turístico de alto nivel. Hoy ya tenemos más de 100 estudiantes graduándose con trabajos de innovación y emprendimiento.

Universidad del Magdalena

La inclusión es una de las banderas de la institución en estos momentos.

Foto:

Cortesía oficina de Prensa de la Universidad del Magdalena.

¿Cuál es el actual estado de las finanzas?
Somos la Universidad acreditada con la transferencia per cápita más baja de Colombia. Recibimos 3.172.000 de pesos al año por estudiante, mientras que el promedio de trasferencia por la Universidad acreditada está en 7.000.000 de pesos. Crecimos casi 100 veces en la población estudiantil, pero el presupuesto solamente creció el 60 por ciento. La brecha es enorme.

Pero en infraestructura siguen creciendo...
Hemos hecho inversiones significativas. Inauguramos un Centro de Servicios Integrales, donde está el Consultorio Jurídico, el Centro de Conciliación, que es el más amplio y más moderno de cualquier Universidad colombiana. También entregamos con la presencia del presidente Iván Duque un nuevo edificio de aulas que se llama Mar Caribe y estamos terminando el edificio de bienestar. Estamos haciendo los diseños, para aplicar a recursos de regalías hacer la nueva biblioteca, proyecto que estaba diseñado pero que se tuvo que actualizar. Se está terminando el nuevo edificio de aulas Río Magdalena y la modernización del área deportiva. Hemos hecho inversiones en los laboratorios de básicas, químicas, ingenierías, ampliación de equipos de cómputo para docentes, modernización de la biblioteca, ya adquirimos 300 tabletas para el tema de los libros electrónicos. Vamos a seguir ampliando el Internet para el propio campus, más aulas abiertas porque se necesita una red de alta velocidad, para acceso a base de datos y que todo el campus sea una biblioteca interconectada.

¿Cuántas becas entregan al año?

Nosotros entregamos en total al año, entre todos los programas, apoyos cerca de 8.000 millones de pesos en becas.

¿Cuáles son las deudas de la Universidad?

Cero deudas, pagamos una operación de endeudamiento de algunas obras de infraestructura.

¿El proceso de acreditación institucional cómo va?
Lo hemos denominado ‘Siembra Unimagdalena’ y es el acrónimo de, ‘Siempre Buscamos Rutas para Avanzar’ porque nosotros creemos que la calidad es un proceso de nunca acabar; no creemos en rupturas institucionales, es decir esta Universidad no se refundó, creo por nadie; esta Universidad nació en el año 1962, tiene más de 50 años de historia y va a tener muchos más, luego de que nosotros pasemos. Su primera acreditación no fue resultado del trabajo de un rector, sino de todos los rectores.

Leonardo Herrera Delgans
Corresponsal de EL TIEMPO
Barranquilla
@leoher69

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.