El crítico panorama económico de Cúcuta tras el cierre de la frontera

El crítico panorama económico de Cúcuta tras el cierre de la frontera

Varios gremios de Norte de Santander están sufriendo tras la reducción de la actividad comercial.

Casas de cambios cerradas

Cientos de locales comerciales de diferente actividad permanecen cerrados debido a esta restricción limítrofe.

Foto:

Gustavo A. Castillo

Por: Gustavo A. Castillo Arenas
26 de febrero 2019 , 11:19 a.m.

El cierre de frontera entre Colombia y Venezuela, que este martes ya completa cuatro días, está empezando a ocasionar estragos en la economía de Norte de Santander. Las casas de cambio, los supermercados y el transporte de personas y carga tienen sus actividades comerciales paralizadas y los números rojos por las bajas ventas comienzan a menguar sus ingresos.

De acuerdo con la Asociación de Supermercados Independiente de Cúcuta (Asicuc), cerca de los puentes internacionales Simón Bolívar – entre Villa del Rosario y San Antonio- y Francisco de Paula Santander –entre Cúcuta y Ureña-, hay un promedio de 700 locales comerciales que permanecen cerrados.

El flujo de 35.000 personas, que registraba diariamente Migración Colombia por esta zona limítrofe, generaba una demanda promedio de 2.200 clientes en cada uno de estos establecimientos, quienes cruzaban el eje divisorio para comprar productos de la canasta familiar y elementos de aseo.

Si bien el poder adquisitivo de los venezolanos se ha desvanecido por cuenta de la hiperinflación, que se eleva un millón por ciento y devora el bolívar, este mercado representaba una estabilidad en ventas para estos supermercados, cuya planta de personal podría estar conformada hasta por 10 personas.

“Estamos en un momento muy difícil para nuestras cuentas y por eso esperamos que este cierre no se prolongue y que el conflicto en esta parte del país se solucione de una manera tranquila y pacífica”, clamó Jaime Ortiz, vocero de Asicuc.

Estamos en un momento muy difícil para nuestras cuentas y por eso esperamos que este cierre no se prolongue

Otro gremio económico que ‘sobrevive’ a los coletazos de esta medida es el de las casas de cambio. A la mala racha vivida en los últimos cuatro años de intermitencia fronteriza, que ha provocado el cierre de un total de 80 negocios de esta naturaleza, ahora se suma esta restricción, que ya representa una baja del 40 por ciento en sus transacciones diarias.

Esto significa que un establecimiento con 20 operaciones, en estos momentos, solo está realizando un promedio entre 10 y 12 cambios de divisas, que en el mes podría representar una pérdida de 4’000.000 de pesos en sus ingresos, sin ofrecer un margen de utilidad.

“Es indudable que nuestro mercado natural sigue siendo Venezuela. Sin embargo, cuando ocurren estas situaciones el impacto es inmediato, con pocas salidas, pues no tenemos un mercado alterno (…) Aunque son malos momentos seguimos convencidos de una visión optimista, por los cambios que se empiezan a percibir del otro lado de la frontera”, explicó Juan Fernando González Campo, presidente de la junta directiva de Asociación de Profesionales del Cambio de Norte de Santander (Asocambios).

Es indudable, que nuestro mercado natural sigue siendo Venezuela. Sin embargo, cuando ocurren estas situaciones el impacto es inmediato, con pocas salidas, pues no tenemos un mercado alterno

Si el cierre se llegara a prolongar, este líder gremial vaticina que sus asociados se verían en la obligación de hacer más recortes que pondrían en riesgo los cerca de 1.000 empleados directos, generados por cuenta de esta actividad comercial.

La preocupación es compartida entre el sector de transporte de carga y de personas. Desde un tiempo para acá, la reapertura gradual de la frontera había permitido el paso de las tractomulas por los pasos fronterizos, en un horario comprendido entre las 7 p. m. hasta la medianoche, lo que permitía un cruce diario entre 15 y 20 vehículos con medicinas, carbón y azúcar, entre otros artículos, moviendo unas importaciones por cerca de 41 millones de dólares anuales.

“El cierre de la frontera afecta no solo a Cúcuta, sino a los habitantes del estado fronterizo del Táchira, principalmente a los que tienen que venir a Colombia a buscar productos, que allí escasean. Para nuestra ciudad, la medida puede afectar enormemente, porque son miles los compradores que llegan y ya hay una oferta acoplada a sus necesidades”, puntualizó Carlos Luna, presidente de la Cámara de Comercio de Cúcuta.

GUSTAVO A. CASTILLO ARENAS
Corresponsal de EL TIEMPO
Twitter: @Litumaescritor
CÚCUTA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.