El 'viacrucis' de Santa Marta a Barranquilla para una cita médica

El 'viacrucis' de Santa Marta a Barranquilla para una cita médica

Pacientes en Magdalena denuncian una atención médica que empeora cada día más.

Medimás en Santa Marta

La moderna clínica Esimed, en Santa Marta, fue cerrada desde octubre del año pasado, y hoy esa construcción es una bodega de sillas dañadas, ruinas y totalmente saqueada.

Foto:

Roger Urieles

Por: Roger Urieles
26 de julio 2019 , 06:00 a.m.

Una torre de cinco pisos en plena Avenida del Libertador, que pasó de ser la clínica más grande y una de las más modernas de Santa Marta, a una bodega de sillas dañadas, ruinas y totalmente saqueada; esa es la radiografía del edificio de la clínica Esimed, perteneciente a Medimás.

La clínica fue cerrada por el Distrito el pasado 22 de octubre 2018, de manera temporal, por incumplir los estándares de calidad, luego que la Secretaría de Salud iniciara una serie de inspecciones para comprobar la prestación de los servicios de urgencia y de toda la clínica a los afiliados.

El cierre de su edificio, refleja la queja de miles de usuarios en Santa Marta y en los diferentes municipios del Magdalena, de una mala atención, demoras en los servicios de atención y hasta precariedad en los mismos.

Esta situación generó que luego como plan de acción para brindar atención y hospitalización, los afiliados a Medimás podrían ir a las clínicas La Milagrosa, El Prado y Cehoca; sin embargo, las muertes de pacientes, las demandas y denuncias a través del Ministerio Público y otras tantas quejas que sólo con ir a algunas clínicas de Santa Marta, evidencian el estado de ‘coma’ de la EPS que fue la más poderosa del país.

Las familias viven un calvario

Paula Púa y Luis Itunes son dos de los 50.618 afiliados de Medimás en el Magdalena, que con familiares han vivido en carne propia la complejidad en el servicio y la vulneración del derecho a la salud.

Ambos familiares presentaron denuncias ante la Personería de Santa Marta, las cuales fueron llevadas hasta la justicia a través de tutelas.

Ambos desde su familia viven un calvario por la demora en las autorizaciones para exámenes médicos, citas con especialistas y una lucha constante por no desfallecer de dolor, mientras sus familiares sufren por la mala atención en salud.

Paula, natural de Fundación, Magdalena, es madre de un menor de 2 años diagnosticado con autismo desde el pasado mes de enero. La desesperada mujer asegura que desde el momento que el niño fue diagnosticado, la atención no ha sido constante, además por la falta de convenios y especialistas con la EPS, ha tenido que ser una errante viajando a Barranquilla, Santa Marta y otras ciudades donde se le pueda brindar la atención; todo a causa de los constantes cambios y deserción de prestadores de la EPS.

Medimás en Santa Marta

Pacientes sufren la crisis de la EPS en la capital de Magdalena.

Foto:

Roger Urieles

El menor sufre un trastorno del espectro autista y hasta ahora no ha sido posible recibir las citas con neurología y psicología clínica, por más que en diversas ocasiones ha solicitado a la EPS y ha viajado a Barranquilla.

Manifestó la angustiada madre que: “Mi solicitud es que me den las citas al niño con prioridad y los gastos de alimentación y transporte. El niño requiere que lo remitan al psiquiatra pediatra y a neurología para hacerle los estudios pertinentes, pero desde el mes de enero, no lo ha podido ver la neuróloga: Primero porque la demora para hacer los estudios ha sido larga porque a veces no hay cupo, a veces los mandan para Barranquilla y también por la situación económica mía, porque me tocó renunciar al trabajo para poder trasladar a la ciudad de Santa Marta, pues las terapias de mi hijo son dirigidas a una IPS en Bavaria”.

Añadió que hace constantes llamadas “y dicen que no hay contratación, entonces me mandaron para Barranquilla a la Regional del Norte, allá me dicen que no había agenda, la neuróloga en el mes de enero me levantó terapias al niño, solamente por estos meses, hasta este mes el niño tiene terapia. Me ha tocado estar viajando a Barranquilla con la genetista y el estudio que ordeno no lo han adelantado todavía. Sin ese estudio no podemos avanzar”.

Así como la angustiada madre del menor de 2 años, Luis Itunes, nieto de Luis Ramón Itunes Angulo, vive una situación similar con la falta de atención, las demoras en las citas para su abuelo que sufre una arritmia cardiaca, insuficiencias en el ventrículo izquierdo y la necesidad de atención prioritaria.
Luis explicó que su abuelo desde el pasado 20 de mayo registró problemas “eléctricos en el corazón”.

“La historia clínica habla que cualquier momento podría morir, ante la falta de los servicios de especialistas que hemos venido reclamando”, dijo Luis Itunes.

Las denuncias ante el Ministerio Público

Medimás en el Magdalena cuenta con un total de 50.618 afiliados, de los cuales 33.515 están en Santa Marta; 60.56 en Ciénaga y 11.046 en el resto del Departamento.

Los representantes de las autoridades de Salud en el Magdalena y los miembros de las agencias del Ministerio Público como la Personería de Santa Marta, aseguran que son cantidades de usuarios que viven la precariedad en el servicio.

Según el personero de Santa Marta, Chadán Rosado Taylor, en lo que va del 2019 se han recogido 16 quejas por parte de usuarios con las que se han presentado cinco acciones de tutela y dos incidentes de desacato contra la EPS.

“Eso lo que denota es una nefasta prestación en el servicio médico por parte de la empresa. Ellos desconocen la posibilidad de servicio por parte de todos los usuarios y generan una vulneración fatal de los derechos fundamentales”, manifestó el agente del Ministerio Público.

Anselmo Hoyos, secretario de Salud del Magdalena y Juan Sierra Avendaño, líder en Prestación de Servicios, revelaron que la EPS presenta una deserción de operadores que prestan el servicio en el Magdalena, lo que traduce en incumplimientos.

“El panorama está más que todo en la demora y en la oportunidad de atención. Hay procesos demorados en cuanto a asignación de citas, procedimiento de alto costo, procedimientos quirúrgicos y además se limita el acceso del paciente a la totalidad de los servicios que requiere, generando una demora”, dijo Sierra Avendaño.

ROGER URIELES
Para EL TIEMPO
SANTA MARTA
En Twitter: @rogeruv

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.