En Risaralda lloran la muerte de dos cadetes tras atentado en Bogotá

En Risaralda lloran la muerte de dos cadetes tras atentado en Bogotá

Otros dos cadetes desaparecidos de esta zona del país, pero aún no se confirma esta información.

Cadetes Risaralda

Se espera que en los próximos días entreguen los cuerpos tras las labores de reconocimiento de los mismos.

Foto:

Cortesía

Por: Juanita Mendoza 
18 de enero 2019 , 09:12 p.m.

La tragedia que enluta al país no es ajena a Risaralda, donde familias de Pereira y Belén de Umbría, lloran la pérdida de Juan David Rodas Agudelo y Diego Alejandro Molina Peláez, dos de las víctimas que hasta ahora están en proceso de identificación a través de las pruebas de ADN. 

“Nosotros solo esperamos que hallen los culpables y que se haga justicia, no se lo merecían ni él ni los otros niños, porque eso eran, unos niños llenos de ilusiones. Eso no se vale, que le hayan hecho esto a él y a nosotros”, dijo entre lágrimas Marlovy Agudelo, tía de Juan David Rodas Agudelo, uno de los cadetes risaraldenses que perdió la vida en el atentado contra la Escuela de Policía General Santander.

Juan David Rodas Agudelo, oriundo de Belén de Umbría, tenía 22 años, y llevaba dos años dentro de la escuela, era el mayor entre sus hermanas María José y Laura Juliana e hijo de Luz Faridy Agudelo y Ovidio Antonio Rodas.

Este era su último año, ya se graduaba, estuvo en diciembre pasando navidad porque les dieron permiso, más o menos hace 8 días se había ido

“Juan David, era un niño súper juicioso, muy buen hijo y hermano, lo adoraban en el pueblo porque era excelente persona, era de hacer muchos amigos, muy respetuoso y responsable y se fue para allá con muchas ilusiones, llevaba dos años en la escuela, este era su último año, ya se graduaba, estuvo en diciembre pasando navidad porque les dieron permiso, más o menos hace 8 días se había ido”, prosiguió Marlovy.

Terminó su bachillerato en el colegio Nuestra Señora del Rosario, prestó su servicio militar en la Armada Nacional, para luego encausarse en la carrera policial.

De acuerdo al relato de Marlovy, uno de los propósitos de Juan David era comprarle una casa a su mamá, de la que también cuenta, está totalmente inconsolable.

“Su ilusión era comprarle una casa a mi hermana y estaba muy contento porque ya casi terminaba la escuela”, contó Marlovy.

Hacía parte de la banda marcial de la Ecsan donde tocaba la trompeta, y allí tuvo la oportunidad de estar en la ceremonia de posesión del presidente Iván Duque haciendo los honores.

Por último Marlovy recalcó que aún no tienen certeza de cuándo se podrán adelantar las honras fúnebres, puesto que debido al estado de los cuerpos, se han complicado las labores de reconocimiento y posterior entrega de los mismos.

El pueblo está de luto porque a él lo conocían bastante acá y a nosotros porque somos oriundos de Belén, mi papá fue concejal hace muchos años, yo ahorita me desempeño como auxiliar administrativa en las Empresas de Servicios Públicos de Belén, y el papá también es muy conocido, porque manejada un bus que iba hasta Pereira”.

Cadetes Risaralda

Hacía parte de la banda marcial de la Ecsan donde tocaba la trompeta.

Foto:

Cortesía

Reconocido como brigadier

El cadete pereirano Diego Alejandro Molina Peláez, tenía 20 años, llevaba 18 meses en su proceso de formación en la escuela, y en la ceremonia celebrada en  la Ecsan antes del atentado, había sido reconocido como brigadier.

“Estamos completamente destrozados, pero quiero decirle a todos los colombianos que lo que estamos viviendo a cualquiera de nosotros nos puede suceder, la violencia está a la vuelta de la esquina, de nuestra casa, de nuestro hogar, no pensábamos nosotros jamás que en el seno donde se están formando los futuros generales, tenientes, coroneles, pudiera suceder un evento tan catastrófico”, expresó profundamente afectado Jhon Diego Molina, ex secretario de Gobierno de Pereira y padre del cadete fallecido.

El joven era egresado del colegio La Salle y también fue reconocido en la ciudad por su afición al fútbol, deporte que practicó desde niño y por el que formó parte de varios equipos locales.

Deja también con un inmenso vacío a su madre Claudia Peláez y a su hermano de 15 años Juan Diego; por ser un joven líder y referente no solo entre sus familiares, sino en su entorno social.

​Según lo relatado por su padre hacía parte de la Guardia de Honor, y fue este grupo el que al parecer sufrió el mayor impacto de la onda explosiva.

“La Guardia de Honor casi en su totalidad se cree habría sufrido el impacto, porque estaba ubicada a escasos metros de donde explotó la bomba, ellos no tuvieron tiempo de reaccionar, porque estaban en el baño cambiándose, luego de la ceremonia”.​

Cadetes Risaralda

El joven de 20 años pertenecía a la Guardia de Honor.

Foto:

Cortesía

Así mismo contó que tanto él como la madre de Diego se encuentran atendiendo en Bogotá, los requerimientos para los cotejos de ADN, ya que la identificación es totalmente difícil por el estado en que quedaron cuerpos.

No sabemos ni que es lo que nos van a entregar de nuestro hijo, si la cabeza, un dedo o un diente

“Es un dolor indescriptible, porque no sabemos ni que es lo que nos van a entregar de nuestro hijo, si la cabeza, un dedo o un diente”, agregó entre lágrimas.

Jhon Diego Molina indicó que a pesar de todo lo que hoy está atravesando tanto él como su familia, en honor a las demás víctimas, a su hijo y al amor y respeto que profesaba por una institución en la que quería llegar a ser General, y envió un mensaje de ánimo, recalcando que “hay que luchar, hay que sacar el país adelante, porque este es un país hermoso, en memoria de todos, y de los otros compañeros que quedan, además de hacer un profundo trabajo sicológico para reactivar a la escuela, ese es el alma mater de la Policía en el país”.

Fernan Caicedo, presidente de la Asamblea de Risaralda, indicó que deplora de manera contundente este hecho contra la soberanía colombiana y la Policía Nacional, y pidió a las autoridades que las investigaciones lleguen a resultados certeros para dar con los culpables de este hecho que enluta al país.

Envío un sentido pésame y mi solidaridad a las familias de Juan David Rodas y de Diego Alejandro Molina, hijo de nuestro gran amigo, Jhon Diego Molina, por este doloroso hecho que enluta a toda Colombia”.

Extraoficialmente se habla que una vez los restos mortales de los cadetes lleguen al departamento, estarán en cámara ardiente en la catedral Nuestra Señora de la Pobreza, de Pereira.

JUANITA MENDOZA 
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.