Sin seguridad, desplazados del sur de Córdoba retornan a sus parcelas

Sin seguridad, desplazados del sur de Córdoba retornan a sus parcelas

El Estado no les da soluciones y deben retornar a las tierras. Hoy no cuenta con el apoyo de militar

Sin apoyo militar

Los campesinos del sur de Córdoba que han tenido que albergarse en Puerto Libertador (Córdoba) han decidido volver a sus tierras pero sin seguridad y asumiendo riesgos propios.

Foto:

Gudilfredo Avendaño Méndez

Por: Gudilfredo Avendaño Méndez
14 de mayo 2019 , 08:39 a.m.

Los desplazados del sur de Córdoba que desde el pasado 21 de marzo permanecían en un albergue improvisado en el corregimiento de Juan José, Puerto Libertador, decidieron retornar a sus viviendas por cuenta y riesgo propio y sin las garantías de seguridad de la fuerza pública.

Aunque en los territorios donde tienen sus parcelas persiste el acoso y amenaza de los grupos armados que los obligaron a abandonar sus hogares, las víctimas del desarraigo tomaron la decisión de recuperar sus pertenencias debido a que no avizoran una solución del Estado.

Arnobis Zapata, líder campesino y quien ha hecho serias denuncias sobre las amenazas de los ilegales, dijo que las precarias condiciones en que permanecían las 2.009 personas en calidad de desplazados en el albergue los obligó a salir del lugar.

"La comida escasea y lo poco que dan es arroz, lenteja y espaguetis; el médico que atiende a la población desplazada entrega la receta de los medicamentos pero no nos dan las drogas y los campesinos no tienen plata para comprarla", explicó el líder campesino.

A eso se suma que las fuertes lluvias, que empezaron a caer en la zona, inundaron el lugar y aparecieron brotes de diarrea, fiebre y gripa.

"La gente tiene que dormir en colchonetas y con el agua metida en el albergue es muy difícil conciliar el sueño; tenemos mujeres embarazadas, niños y ancianos que están sufriendo por la mala calidad de vida que tienen en esa carpa", agregó.

Zapata, quien se convirtió en el vocero de los desplazados desde que huyeron de la violencia en sus territorios, dijo que el pasado 9 de mayo se desarrolló un comité de justicia transicional en el municipio de Puerto Libertador. En dicha reunión las autoridades les advirtieron que no estaban dadas las condiciones para un retorno en los actuales momentos y que el procedimiento administrativo para declarar a la comunidad afectada como desplazados por la violencia podría tardar tres meses, al cabo de los cuales se podría dar un acompañamiento efectivo de la fuerza pública.

"Los campesinos dijeron que no podían esperar tanto tiempo, especialmente por la falta de ayudas que se brinda en el albergue, por eso decidieron retornar por su propia cuenta", comentó Zapata.Dijo que aún permanecen en el lugar de hacinamiento en Juan José´, 260 personas que por temor a las represalias o caer en un campo minado no volvieron a sus casas.

Los intimidadores

Las veredas, caseríos y corregimientos de donde provienen los desplazados y que nuevamente intentan recuperar sus pertenencias son Soledad, Río Sucio, Santa Bárbara y La Jagua del municipio de Puerto Libertador. Sin embargo, en esa zona, donde la topografía es montañosa se libra una guerra armada entre varios grupos ilegales por el control de cultivos, laboratorios y rutas del narcotráfico.

Por un lado, los que se hacen llamar Autodefensas Gaitanistas de Colombia o Clan del Golfo le ofrecen a los campesinos una supuesta seguridad a cambio de delatar la presencia de extraños, incluyendo a miembros de la fuerza pública.

Entretanto, dos vertientes armadas de ilegales conocidas como Nuevo Frente 18 de las Farc se habría aliado con el Bloque Revolucionario Virgilio Peralta (una disidencia del Clan del Golfo) para hacerse al control de territorio y para ello acosan a los campesinos para que abandonen sus propiedades a cambio de respetarles la vida.

En medio del conflicto por la disputa territorial esos grupos ilegales han protagonizado combates y han sembrado minas antipersonas en los que la población civil queda en el medio, obligándolos a propiciar el éxodo masivo.

Mindefensa en Córdoba

Para el próximo viernes 17 de mayo está prevista la visita del ministro de la Defensa Guillermo Botero Gil y la cúpula militar para desarrollar un consejo de seguridad en el que se analizará la situación de los desplazados.

De igual forma, Botero recibirá un informe detallado de las acciones realizadas por el grupo de militares conocidos como Fuerza de Tarea Aquiles, un pelotón de militares encargado de garantizar la seguridad en el sur de Córdoba y Bajo Cauca Antioqueño, zona de donde precisamente provienen los desarraigados.

GUDILFREDO AVENDAÑO MÉNDEZ
​Especial para EL TIEMPO
Puerto Libertador (Córdoba)

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.