El macabro negocio de secuestrar para vender a las víctimas

El macabro negocio de secuestrar para vender a las víctimas

En Norte de Santander se han registrado cuatro plagios de comerciantes y menores de edad.

Secuestro

La provincia de Ocaña y la región del Catatumbo, en Norte de Santander, son las zonas donde están ocurriendo los casos de secuestros.

Foto:

Archivo ET

Por: Gustavo A. Castillo Arenas
16 de octubre 2018 , 08:57 a.m.

Norte de Santander se ha convertido en la región del país donde el sentimiento de júbilo que produce la liberación de una persona se desvanece rápidamente con la noticia de un nuevo secuestro.

Este perverso engranaje quedó evidenciado en los cuatro casos de secuestro, que se han registrado en las últimas tres semanas, en localidades de la provincia de Ocaña y en la región del Catatumbo, muy cerca de Venezuela. 

Prueba de esto es el plagio de Willinton Vergel Ascanio, el ganadero que fue abordado por seis hombres armados el 9 de octubre, casi a la misma hora en que los ojos del país seguían en vivo el retorno a la libertad de Cristo José Contreras, el hijo menor del alcalde de El Carmen, Edwin Contreras.

Un episodio similar ocurrió este fin de semana con el comerciante William Franco Choco, de 57 años, que fue raptado el domingo, en zona rural de Ocaña. Tres días atrás, la población de este municipio celebraba el regreso de Ángel David Castillo, un empleado de la plaza de mercado, que desapareció el pasado 2 de septiembre, en el corregimiento de Pueblo Nuevo, y duró dos meses privado de la libertad.

Hemos notado una especie de sistematicidad en estos hechos delictivos, en los que retienen a uno y liberan al otro. Estas personas son reconocidas de alguna manera por la sociedad y no desde el punto de vista económico, lo que nos preocupa aún más pues realmente no sabemos cuál sería el perfil de quien va a ser el próximo secuestrado, porque hablamos de personas no acaudaladas, trabajadoras y profesionales”, dijo Diana Carolina Martínez Casadiego, personera de Ocaña.

Lo que nos preocupa aún más pues realmente no sabemos cuál sería el perfil de quien va a ser el próximo secuestrado, porque hablamos de personas no acaudaladas, trabajadoras y profesionales

En 17 % ha caído el secuestro este año

De acuerdo con el Gaula de la Policía, en Norte de Santander los casos de secuestro entre 2017 y 2018 se han reducido en un 26 por ciento, al pasar de 23 a 17 plagios y a nivel nacional se registra una reducción del 17 por ciento.

Los Gaulas militar y de Policía priorizaron el departamento con un grupo especial que busca cerrar la dinámica registrada.

Sin embargo, estas cifras riñen con el reporte elaborado por el Observatorio de Derechos Humanos de la Fundación Progresar, durante los siete meses de confrontación que mantienen el Eln y ‘los Pelusos’, por el control del narcotráfico.

Esta organización ha documentado 29 secuestros este año, de los cuales 12 fueron perpetrados por alguno de estos actores armados
. Cinco de las víctimas fueron líderes sociales de la zona y dos de ellas siguen en cautiverio.

“Lo que está ocurriendo en el departamento con el tema de los secuestros tiene una motivación perversa que debe alertar al Gobierno Nacional, porque ocurre uno tras de otro y en una gran impunidad, que hace posible su reincidencia”, aseveró Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar, quien resaltó que “más allá de ocultar un plagio con la ocurrencia de otro, el objetivo de todo esto estaría encaminado a silenciar a la comunidad y sembrar miedo”.

Hasta mil millones piden por secuestrados

La mayoría de estos casos presentados en Ocaña han ocurrido en la Ciudadela Norte, que está compuesta por 17 barrios y donde viven más de 25.000 personas. El sector residencial es un corredor estratégico para los armados, porque conecta la entrada de la región del Catatumbo con el sur del Cesar y la salida a la costa Atlántica.

Otro aspecto identificado es que los secuestros no duran más de dos meses, y el monto para permitir la liberación de la víctima puede oscilar entre los 500 y los 1.000 millones de pesos.

En estas acciones extorsivas, coinciden las autoridades de Policía, estarían atribuyendo una gran parte de estos plagios a células delincuenciales que estarían raptando personas y luego se las estarían ofreciendo a estructuras al margen de la ley más organizadas, con el fin de proveer recursos para el crimen.

“Aunque el secuestro ha disminuido no podemos desconocer esta problemática, porque el ideal es que no se presenten, pero ocurren por temas de grupos ilegales”, afirmó el coronel George Quintero, comandante de la Policía de Norte de Santander, quien atribuyó la situación a que “en el departamento delinque la delincuencia común, el Eln, ‘los Pelusos’ y disidencias de las Farc y que el narcotráfico se ha profundizado como una práctica en la población”.

GUSTAVO A. CASTILLO ARENAS
Corresponsal EL TIEMPO
Cúcuta

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.