Así vive la cuarentena un Jesús en Semana Santa

Así vive la cuarentena un Jesús en Semana Santa

Clemente Acuña ha realizado este acto de forma consecutiva por más de 40 años. Hoy no será igual.

Clemente Acuña

Clemente Acuña interpretando a Jesús durante el Domingo de Ramos.

Foto:

Cortesía: Clemente Acuña

Por: Nación
06 de abril 2020 , 02:02 a.m.

Si os preguntan,

decid que el Señor necesita el burrito,

y que les será devuelto luego…

Hace más de 40 años que interpreto a Jesús en su entrada triunfal a Jerusalén el Domingo de Ramos, acá en Tunja, Boyacá. Bueno, esta vez no se podrá porque tengo 74 años y con el decreto de la cuarentena salir sería un riesgo para mi salud.

La tradición la he tenido toda la vida. Mi padre –que falleció hace ya 10 años– interpretaba el mismo papel y más adelante yo me encargué de hacer lo mismo cada año de manera ininterrumpida; solo una vez, no recuerdo exactamente hace cuánto, no salí porque un sobrino, que hoy está en Chile, me pidió que lo dejara hacer el papel.

Lo primero que pensé cuando escuché al Presidente decir que se decretaba la cuarentena hasta el 13 de abril fue “la burra se quedó ensayada”.

Para mi interpretación siempre busco, unos seis meses antes, a una burra que esté cerca de parir, pues, según la biblia, Jesús buscó un asno hembra para entrar a Jerusalén.

Clemente Acuña

Clemente realiza esta interpretación desde hace más de 40 años.

Foto:

Cortesía: Clemente Acuña

Lo de la burra preñada fue idea de monseñor Trujillo Arango, un sacerdote manizaleño que vivió acá durante mucho tiempo.

Él me dijo una vez que sería bueno tener a la burrita con su cría porque eso iba a llamar la atención de los niños, pues como es inquieto y siempre está brincando, eso atraería al público infantil.

Es que la gente antes era más devota. Yo recuerdo que muchos años atrás, cuando salía sobre mi burrita, la gente lanzaba los ramos de olivo o de la palma de cera a mi paso, para que la burra los pisara, y los guardaban en sus casas durante todo el año.

Eso se hacía con una devoción y una alegría, que a mí me daba mucha felicidad que la gente fuera así, era algo especial.

Ha cambiado mucho la devoción en las personas, todo esto que pasa es nuevo, pero debemos continuar con la labor.

Clemente Acuña

Clemente Acuña tiene 74 años.

Foto:

Cortesía: Clemente Acuña

Generalmente voy hasta Chivatá, que está a unos 6 kilómetros de Tunja, porque esos animales ya están muy escasos. El señor Hugo Rivera, que es de allá, siempre me ayuda con esa labor. Cuando encuentro a la adecuada la dejo lista y me la traigo para la ciudad un día antes del recorrido.

En algún parqueadero me la cuidan y el día antes de realizar mi interpretación la tengo que tener en ayuno, porque durante mi recorrido, como mucha gente va detrás –el clero, el padre, en fin, todos–; no puede defecar, sería muy maluco eso.

Ya el día del recorrido me levanto desde las 4 de la mañana. Yo vivo aquí solo en el barrio El Topo. Ese día para mí es especial porque represento a la persona más grande del mundo, eso es algo hermoso que este año no podré vivir.

Las prendas han variado en su confección, se mandan a hacer atuendos en bordados de lana para darle más realce a la indumentaria, lo mismo la peluca se cambia porque siempre se deteriora. La barba sí es mía y la he llevado toda la vida, pues, desde que empezó a salir.

Clemente Acuña

A Clemente lo acompañan sus cinco nietos durante el recorrido.

Foto:

Cortesía: Clemente Acuña

Quedo listo antes de las 10 de la mañana, hora en la que empieza el recorrido. Es de unas 15 cuadras, va desde la iglesia Las Nieves hasta la Catedral. Tengo cinco nietos, cuatro niñas y un niño, ellos van adelante mío lanzando pétalos de rosas. Muy bonito.

Me gustaría que continúen con esta tradición, aunque no he tocado este tema con ninguno de mis cinco hijos.

Mis familiares siempre me acompañan con atuendos de la época. Es la entrada triunfal a Jerusalén de Jesús, es un momento muy importante.

Es un momento de felicidad y reflexión que este año me tocará ver por televisión. Ya me enteré por qué canal van a transmitir las predicaciones del Papa, así que estaré sentado aquí en la casa mirando el Domingo de Ramos.

Me siento muy triste por no poder salir este año con más de 40 en esta labor. Se siente uno un poquito desplazado, pero hay que entender la situación que vive el país y el mundo.

CLEMENTE ACUÑA
Para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.