Secciones
Síguenos en:
Pese a baja en los contagios de covid, en Amazonas siguen en alerta
Hospital del Amazonas

El departamento del Amazonas no cuenta con camas de cuidados intensivos. Los pacientes graves de covid-19 son tratados en unidades intermedios y si empeoran son remitidos a Bogotá vía aérea.

Foto:

Héctor Fabio Zamora - EL TIEMPO

Pese a baja en los contagios de covid, en Amazonas siguen en alerta

El departamento del Amazonas no cuenta con camas de cuidados intensivos. Los pacientes graves de covid-19 son tratados en unidades intermedios y si empeoran son remitidos a Bogotá vía aérea.

El departamento, fuertemente golpeado por el virus hace un año, tiene 30 casos activos.

Pese a que el Amazonas ha registrado una mejoría en cuanto a los indicadores del covid-19 durante las últimas semanas, las autoridades continúan en alerta porque la pandemia sigue siendo una amenaza en este departamento, que en su momento fue el más golpeado por el virus en el país.

(Lea además: 570 muertes y 25.366 casos nuevos de covid-19 en Colombia)

De los 6.409 positivos que registra esta región, tienen 30 activos, según los registros del Instituto Nacional de Salud (INS), con corte al 4 de julio.

De las 244 muertes registradas, durante las últimas semanas los registros del INS evidencian que han muerto seis personas, tres en mayo y tres en junio, y en los reportes diarios de casos se han presentado días sin nuevos positivos.

(También: Así puede vacunarse si tiene comorbilidades)

Este panorama contrasta con el que vivían el Amazonas hace un año. El 19 de mayo, 33 días después del primer positivo, el coronavirus había dejado 1.003 contagios y, al menos, 35 fallecidos.

Según expertos, son varios factores a tener en cuenta para entender cómo después de esos niveles la situación actual es otra. Por ejemplo, el alto número de población vacunada, los anticuerpos de quienes sobrevivieron al virus y haber estado aislada del resto del país durante algunos meses.

(Le puede interesar: Incautan 160 dosis de vacunas que iban a ser vendidas en Cúcuta)

El Amazonas tiene alrededor de 75.000 habitantes y allí se han suministrado más de 63.000 vacunas. Esto gracias a que se saltaron todas las etapas.

Para Yessica Giraldo, epidemióloga de la Universidad Ces, es necesario evaluar que las cifras sean confiables en cuanto a los indicadores de casos diarios y muertes, pues existen regiones que no actualizan o no reportan de manera oportuna.

De hecho, explica que como hay una población importante de comunidades indígenas que no acuden al sistema de salud y tienen sus propios métodos, hay muchos casos no informados.

(Además: El experimento con coca que abrió oportunidad en el Cauca)

Giraldo argumenta que no se puede descartar que se haya alcanzado la inmunidad colectiva porque, además de los avances de la vacunación, tuvieron dos fuertes picos que permitieron que un número considerable de la población adquiriera los anticuerpos vía natural.

Pero la epidemióloga comenta que dar por sentado que se alcanzó la inmunidad puede ser contraproducente. “El mayor riesgo para ellos con esto es el hecho de que lleguen foráneos que pueden llevar esas variantes. Y más si ellos están en límites con Brasil”.

Preocupación de las autoridades

Las autoridades insisten en seguir todos los protocolos de bioseguridad, pues saben que la guerra contra la pandemia no ha terminado.

Argumentan que es necesario continuar con la vacunación y tratar de llegar a las comunidades indígenas, algo que por sus tradiciones ha dificultado la labor. Además, esperan comenzar a aplicar la vacuna de una sola dosis en las comunidades más apartadas.

Entre las alarmas en el Amazonas está su cercanía e interacción con comunidades de Brasil y Perú. Solo Tabatinga tiene 80.000 personas y la parte peruana 30.000. “Como interactuamos diariamente con ellos, si yo sumo esas tres poblaciones (incluyendo a Leticia), ya no tengo inmunidad de rebaño. El problema es que en Perú no han empezado a vacunar y Tabatinga vacunó hace mucho tiempo a 7.000 y no han seguido”, explicó Héctor Jaime Hernández, secretario de Salud del Amazonas.

Y entre los dolores de cabeza es la falta de protocolos de bioseguridad. La ciudadanía piensa que, al tener la vacuna y pocos contagios, la pandemia se acabó.

Estos aspectos podrían desencadenar una nueva oleada del virus en una región sin camas de Unidades de Cuidados Intensivos. Si bien han mejorado en indicadores, pues antes de la pandemia tenían cinco camas intermedias y ahora tienen 25, Hernández dice que están lejos de tener camas de UCI.

“Persona que se agrave se nos va a morir. Ya sucedió porque no nos están recibiendo a ningún paciente en el interior para UCI”, argumenta.

Por eso el llamado es a mantener todos los protocolos de bioseguridad y seguir con la vacunación, pues no quieren volver a vivir esos días de terror de hace un año.

NACIÓN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.