Consejo de Estado ordenó mitigar los malos olores de Bucaramanga

Consejo de Estado ordenó mitigar los malos olores de Bucaramanga

Autoridades están en la obligación de formular un plan de contingencia para controlarlos.

Contaminación en Bucaramanga

A diario los ciudadanos del área metropolitana de Bucaramanga reportan malos olores y critican pocas acciones de las autoridades.

Foto:

Jaime Moreno

Por: Luis A. Cárdenas Mateus
23 de julio 2019 , 10:43 a.m.

El Consejo de Estado emitió un fallo el pasado 13 de junio con el que obliga a la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB), a la Alcaldía de Bucaramanga y a cinco empresas que funcionan en la zona industrial de Chimitá, a adoptar las medidas necesarias para mitigar y eliminar los olores ofensivos que desde hace varios años han afectado el medioambiente del área metropolitana de Bucaramanga.

Este fallo se da luego de que cuatro jóvenes, quienes estudiaban derecho en la Universidad Cooperativa de Colombia (UCC) seccional Bucaramanga y hoy son abogados, interpusieron una acción popular ante el Tribunal Administrativo de Santander en el 2015 en contra del Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB), la CDMB, la Alcaldía y las empresas Harinagro, Sandesol, Avidesa Mac Pollo, Sebosander y Coingra, para exigir acciones que mitigaran los olores ofensivos y se garantizaran los derechos al medioambiente sano y a la salubridad pública.

Hicimos la investigación para determinar cuáles eran las fuentes de los malos olores y detectamos un grupo de empresas que podrían ser las causantes. Interpusimos la acción popular en el 2015 y el Tribunal Administrativo de Santander falló en el 2017 pero, aunque el fallo fue a nuestro favor, no nos gustó porque exoneró a la CDMB y a la Alcaldía de la responsabilidad y solo obligó al AMB a hacer las mediciones para determinar el impacto de los malos olores. Por eso apelamos, la revisión fue el Consejo de Estado y ya falló con 17 acciones que deben cumplir la CDMB, Alcaldía y las empresas”, dijo Diego Armando Páez Sierra, uno de los accionantes.

Tras el primer fallo, el AMB realizó una serie de operativos para identificar las fuentes de los olores ofensivos, suspendió las actividades de una empresa en Chimitá por no cumplir con el Plan de Reducción del Impacto por Olores Ofensivos (PRIO) y en el 2017 contrató un estudio, por $91 millones, para determinar las concentraciones de azufre total reducido, sulfuro de hidrógeno y amoníaco en el aire.

A la par de estas acciones y otras que ejecutó la CDMB, el proceso avanzaba en el Consejo de Estado hasta que en junio pasado emitió el fallo que deja sin efectos de intervención al AMB y traslada toda la responsabilidad a la CDMB, Alcaldía y empresas.

Contaminación en Bucaramanga

Basurero El Carrasco es uno de los generadores de malos olores.

Foto:

Jaime Moreno

Según confirmó el director de la CDMB, Martín Camilo Carvajal Camaro, el viernes pasado la entidad fue notificada del fallo y ya se adelanta un análisis del documento para estructurar el cumplimiento del mismo.

“Lo primero que debemos hacer es elaborar un cronograma de trabajo con la Alcaldía para presentárselo al Consejo de Estado para cumplir con el mandato. También debemos convocar a los demás actores para trabajar de manera conjunta y programar las actividades que tienen un tiempo determinado. Hay que aclarar que en el tema de olores ofensivos se ha trabajado, faltan acciones, pero en eso vamos a trabajar”, dijo Carvajal.

Las obligaciones

Algunas de las órdenes del fallo son: en un mes, tras la notificación, se debe formular un plan de contingencia para controlar las emisiones de olores, la Alcaldía debe prohibir el funcionamiento de nuevas empresas en la zona industrial hasta que se normalicen los olores, en dos meses la CDMB debe clasificar las áreas fuente de contaminación de las zonas afectadas, la CDMB iniciará procesos sancionatorios en contra de Harinagro y Sandesol si es el caso, en cinco meses la CDMB debe realizar estudios y mediciones para identificar los olores ofensivos, y en cinco meses la CDMB deberá contratar un análisis para evaluar las empresas que generarían olores ofensivos.

Con el estudio del AMB, que consistió en instalar 5 estaciones de monitoreo en varios puntos del área metropolitana, se identificó que en cuatro de ellas se incumple la norma de olores ofensivos. También se pudo determinar que las principales fuentes que generan los olores son algunas empresas en Chimitá que usan residuos de animales como sangre, vísceras, plumas, entre otras como materia prima, los mataderos de pollos y caballos clandestinos, el basurero El Carrasco y la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Río Frío. Para identificar los malos olores también se usaron encuestas.


LUIS A. CÁRDENAS MATEUS
ADN/Bucaramanga@luchox28

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.