Los imaginarios y la mitificación de la Independencia de Colombia

Los imaginarios y la mitificación de la Independencia de Colombia

En canciones, cuentos, libros, monumentos, etc., hemos relatado nuestra historia compartida.

Imaginario y mitificación<QA0> de la independencia

‘Ricaurte en San Mateo’, óleo sobre tela del pintor Pedro Alcántara Quijano, fechado en 1920. Está ubicado en el Museo Nacional de Colombia.

Foto:

Archivo Particular

Por: EL TIEMPO
05 de junio 2019 , 12:12 p.m.

En la conmemoración de un evento, suceso, logro o acontecimiento intervienen tres elementos muy importantes: la iconografía, los imaginarios y la mitificación.
Pero ¿de qué se trata cada uno de estos términos? La iconografía hace referencia al grupo de imágenes o símbolos visuales que se emplean de manera recurrente para representar personajes o eventos específicos.

Estas representaciones suelen mediarse a través de los imaginarios construidos en torno de ellas. Es decir, la forma en la que, de manera conjunta, una comunidad recuerda el pasado, y cómo este se mantiene en su memoria. No necesariamente los imaginarios son reflejo de lo ocurrido, pues son influenciados por creencias y vivencias previas relacionadas.

Finalmente, nos encontramos con la mitificación, el proceso a partir del cual una serie de atributos son añadidos a ciertos personajes o eventos, volviéndose sagrados e incuestionables. En esta entrega abordaremos los íconos, imaginarios y mitos de la independencia.

Estos elementos han desempeñado un papel central en la construcción de la nación y la identidad nacional en los últimos dos siglos. Dentro de este complejo proceso de conformación de una iconografía, un imaginario y una mitificación del pasado colombiano, se ha privilegiado a la independencia como el acontecimiento fundamental de nuestra experiencia colectiva, de manera similar a como ha ocurrido en otros países de América Latina.

Por lo tanto, resulta imprescindible reconocer otras imágenes, historias, personajes y trayectorias históricas, provenientes de momentos diferentes (por ejemplo, de las épocas colonial y prehispánica). Así mismo, revisar con ojos críticos aquellos relatos de la independencia (visuales, textuales, orales, etc.), para identificar sus exclusiones y silencios: ¿qué lugares, personajes y hechos aparecen y cuáles, por el contrario, están ausentes?

Frente a este tema, también es importante establecer una distinción entre la historia como realidad pasada y la historia como relato: la historia como “lo que pasó” y la historia como “lo que se dice que pasó”. Las imágenes, los imaginarios y los mitos, así como la historiografía –las investigaciones realizadas bajo las reglas de la disciplina histórica por los historiadores–, hacen parte del segundo sentido del término, y no siempre corresponden completa o adecuadamente con la realidad pasada.

Ricaurte en San Mateo / En átomos volando / Deber antes que vida, / Con llamas escribió. Así reza una estrofa del himno nacional. La muerte de Antonio Ricaurte (1814) es un episodio de la guerra de la Independencia que se mitificó. Se asoció a los imaginarios colectivos, a los valores del amor y el sacrificio por la patria.

Se representó iconográficamente en una pintura que hoy reposa en el Museo Nacional de Colombia y que fue reproducida en libros y en aulas escolares. Según la historia oficial, Ricaurte se inmoló para impedir que el enemigo tomara un destacamento de pólvora y municiones.

Sin embargo, existe la versión de (Simón) Bolívar, publicada por su amigo Luis Perú de Lacroix en el Diario de Bucaramanga, en la que se habría inventado el sacrificio de Ricaurte para subir la moral de las tropas, y que el héroe realmente habría muerto por heridas de lanza y bala.

Por último, hay que mencionar que los rituales conmemorativos han sido importantes vehículos de nuestras iconografías, imaginarios y mitificaciones nacionales. En las fiestas patrias, desde el siglo XIX, se han reproducido, legitimado y visibilizado en el espacio público los imaginarios y los mitos de nuestra historia, particularmente aquellos relacionados con la época independentista y sus protagonistas.

El territorio en los escudos

Los escudos nacionales de Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela contienen símbolos que fueron importantes para nuestros antepasados. 

Comparten algunos elementos, puesto que son herederos de la Antigua República de Colombia. Estos escudos hacen referencias a los territorios que han sido considerados como propios.

Escudo de la República de Colombia

En la parte inferior aparece el istmo de Panamá, simbolizando el acceso a los océanos Atlántico y Pacífico. Cuando se creó el escudo, en 1834, Panamá tenía una gran importancia para la República de la Nueva Granada, porque significaba progreso a través del comercio global.

Escudo de la República de Ecuador

En el centro del escudo se encuentra el río Guayas, en donde navega el primer vapor construido en la costa Pacífica, en 1841, como representación del comercio marítimo que ha entrado en barcos de vapor a Guayaquil. Al fondo está el volcán nevado Chimborazo, montaña más alta en Ecuador.

Escudo de la República de Panamá

El territorio panameño ocupa un lugar central en el escudo. Aunque el canal no está representado, la iconografía del istmo tiene mucho significado. Esto, porque la posición de la Luna (que está subiendo) y del Sol (que se está ocultando) marcan la hora en que Panamá se separó de Colombia: las 6 p. m.

Escudo de la República Bolivariana de Venezuela

Las cornucopias están llenas de frutos que hacen parte de la dieta de los venezolanos y representan su riqueza natural. Los 23 maíces simbolizan cada uno de sus estados. El caballo blanco antes miraba a la derecha, pero desde 2006 mira hacia la izquierda y hacia el frente, como signo de independencia y libertad.

EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.