Después del Orgullo Gay, ¿cómo está Colombia en temas LGBTI?

Después del Orgullo Gay, ¿cómo está Colombia en temas LGBTI?

Tres expertos responden preguntas sobre el panorama de esa comunidad en el país.

Stonewall Nueva York orgullo gay

El avance de los derechos LGBTI+ ha conquistado ya 26 países del mundo en donde se reconoce el derecho legal al matrimonio de personas del mismo sexo.

Foto:

AFP / Angela Weiss

Por: Linda Patiño
30 de junio 2019 , 10:07 p.m.

Cientos de miles de asistentes llenaron las calles del mundo con ropa de colores, banderas de arcoiris este fin de semana, gritando consignas que piden respeto, derechos y libertad.

Las Marchas del Orgullo se tomaron algunas de las ciudades más icónicas del mundo con multitudinarias manifestaciones: 4 millones de asistentes en Nueva York (EE. UU.), tres millones en Sao Paulo (Brasil), más de 500.000 asistentes en Berlín (Alemania), y 400.000 manifestantes en Barcelona (España).


En Colombia, la celebración del Orgullo Gay estuvo marcada por multitudes en las principales ciudades del país y un marcado rechazo al incidente con la bandera del arcoíris en el Pueblito Paisa, en Antioquia. 

Para hablar sobre el panorama nacional, voces destacadas en el panorama de los derechos LGBTIQ+, Brigitte Baptiste (activista, mujer trans y miembro de la junta directiva de la ong Colombia Diversa), Mauricio Albarracín (exdirector de Colombia Diversa, abogado defensor de derechos humanos e investigador de Dejusticia) y María Mercedes Acosta (directora del portal investigativo Sentiido), respondieron a tres preguntas sobre qué tanto se ha avanzado en Colombia en la material y cuáles son los retos más urgentes. 

¿Qué tanto hemos avanzado en el país en derechos LGBTIQ+ y qué tanto nos falta?

Baptiste: Legalmente hemos avanzado muchísimo, sobre todo, con la afirmación constante de las Cortes en Colombia de los derechos de todas las personas independientemente de sus preferencias sexuales, de sus expresiones de género y de sus formas de organizar familia. Sin embargo, es extraño que aún tengamos que realizar ese gesto.

Tenemos plena libertad para ejercer nuestra sexualidad, nuestra manera de vivir, sin necesidad de pedir permiso. Aún la sensación es que si se necesita a la Corte para defender los derechos de las minorías o de las personas es porque la sociedad aún no ha entendido de qué se trata la convivencia en la diferencia.

A pesar de que vivimos en este paraíso legal, lo que pasa en la práctica es que tenemos muchos retos para que social, cultural e institucionalmente los derechos se puedan vivir plenamente

Albarracín: Colombia en términos de reconocimiento de derechos a personas LGBT es un país de los más progresistas del mundo. Es un país en el cual las parejas del mismo sexo podemos unirnos, casarnos, adoptar y tenemos todos los derechos familiares. Es un país que prohíbe muchas formas de discriminación en muchos ámbitos de la vida y todos esos derechos han sido garantizados vía la jurisprudencia de la Corte Constitucional.

Lo que se tiene es una constelación de sentencias que protegen a las personas LGBT y en esa constelación, que funciona como una gran red de protección, es que tenemos las herramientas jurídicas necesarias.

Acosta:  En un periodo de más o menos 10 años se ha avanzado mucho en los derechos de las parejas del mismo sexo en algunos decretos y sentencias de la corte que generan una jurisprudencia importante. En temas de leyes, algo representativo que falta es una ley de identidad de género, fundamental para las personas trans.

Sin embargo, todavía hay muchas objeciones, trabas para cumplir los derechos, hay funcionarios que apelan a la objeción de conciencia sin delegar a otras personas o llevándolo a una objeción institucional, con figuras que no son apropiadas. Aunque se ha avanzado muchísimo comparado con otros países de la región, el gran reto es poder aterrizar eso en la vida real.

Marcha gay

Cali vivió un carnaval con la celebración de la marcha del orgullo gay.

Foto:

Juan Pablo Rueda, EL TIEMPO

¿Cuáles son los asuntos más urgentes en Colombia para la causa LGBTIQ+?

Baptiste: Entre los principales retos está la construcción de una cultura de tolerancia o de respeto, más bien, a partir de los entornos educativos, desde las políticas públicas de educación. Enseñar en los colegios y en todas partes que la diversidad es absolutamente importante, es positiva e inspiradora. Así, de una vez dejamos de preocuparnos del matoneo en general. Hay que hacer un esfuerzo muy grande para hacerle entender a todo el mundo los valores de la diversidad.

Albarracín: A pesar de que vivimos en este paraíso legal, lo que pasa en la práctica es que tenemos muchos retos para que social, cultural e institucionalmente los derechos se puedan vivir plenamente. Lo que se tiene son unos reconocimientos legales que han sido vía judicial, pero enfrentamos unas grandes brechas en la implementación porque el poder ejecutivo y particularmente el Gobierno Nacional no hace nada para implementar los derechos LGBT.

De hecho, el gran ausente de las políticas públicas para implementar esos derechos es el propio presidente de la república. Actualmente no tenemos políticas públicas que garanticen los derechos y que los derechos se vivan no solamente por parte de los funcionarios públicos que tienen que hacerlos cumplir sino por la sociedad, para que se disminuya la violencia y la discriminación.

Entonces, el gran reto que tenemos hoy es que los derechos se vivan en la vida cotidiana.  También tenemos un reto enorme y es que existen algunos movimientos que consideran que no somos seres humanos con la misma dignidad, consideran que somos enfermos o que somos anormales y que por ello no merecemos la misma protección y los mismos derechos. Esos movimientos políticos están creciendo no solamente en Colombia sino en el mundo y son un gran desafío para los derechos LGBT.

Acosta: El reto es más cultural. Transformar los imaginarios sobre las personas LGBTI que permitan que esas leyes que ya existen se traduzcan en la vida cotidiana, que los funcionarios encargados de aplicarla no pongan trabas, que los derechos se puedan cumplir a cabalidad, tal cual como está escrito en el papel por las promesas que tiene la constitución de 1991.

Otro reto muy grande es la avanzada conservadora y religiosa que pretende echar para atrás no solamente en Colombia sino en todas partes esos avances obtenidos legalmente, lo que se traduce en violencia, discriminación y muertes.

También es importante que en coyunturas electorales, como la que se va a vivir este año, la sexualidad no sea usada por estos sectores políticos como discurso que les impulse a cargos de elección popular y lleguen a legislar con sus creencias religiosas.

¿Qué deberían llevarse los colombianos de esta fecha?

Baptiste: Deberíamos llevarnos la idea de que ser diferentes es lo normal, lo deseable y lo más anhelado no solo para poder convivir sino para innovar, afrontar la incertidumbre y disfrutar los retos de la vida.

Albarracín:  La celebración de una democracia diversa, de un país en el cual las personas LGBTI somos personas con la misma dignidad, con los mismos derechos, que estamos muy felices de celebrar el orgullo y quienes somos así como son todas las personas. Este es un día que no solamente tiene una conmemoración de una fecha muy importante sino que también es la celebración de la vida y el amor.

Acosta: Deben saber que cada cual marcha a su manera, como se siente bien y representado, y que no podemos poner esta marcha como una del trabajo u otra. Esta es una fiesta y es importante que entiendan que es una mezcla entre la celebración de la diversidad, sexual y de género, que existe y que muchas veces tiene que quedarse en el closet. Hoy es un día para mostrar que las personas LGBTI están presentes, que existen, en todas las familias y espacios.

Por otro lado es un espacio para reclamar que no hay discriminación, que se cumplan las leyes y las promesas de igualdad y libertad que están en la constitución. Deben llevarse que este no es un tema al que se le debe temer sino por lo contrario se vive, está en todas partes. Es bonito ver a padres y madres marchando por sus hijos LGBTI, ver a aliados, que no necesariamente son LGBTI, y saben que la diversidad es la realidad y lo apoyan. Es un día al año para salir a la calle, decir yo existo, así es mi diversidad y esta soy yo. Es una fiesta llena de color y de música.

LINDA PATIÑO
REDACCIÓN EL TIEMPO

Panorama de manifestaciones en el mundo

El avance de los derechos LGBTI+ ha conquistado ya 26 países del mundo en donde se reconoce el derecho legal al matrimonio de personas del mismo sexo; otros como México, que tuvo 65.000 manifestantes en la capital este fin de semana, y el Reino Unido, cuyo desfile de orgullo será el 6 de julio en Londres, solo de manera parcial.

Para José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), hay desafíos a la hora de pasar de los derechos en el papel a la vivencia cotidiana.

“Se ha avanzado muchísimo en cuanto al respaldo público, que se refleja en políticas públicas, legislación y fallos judiciales (...); otra cosa es la batalla ideológica”, dijo en una entrevista con Efe.

A mediados de junio, Ecuador amparó el matrimonio igualitario. En Costa Rica, ese tipo de uniones se permitirán desde mayo de 2020. Hawái derogó una defensa que alegaba ‘pánico gay o trans’ que justificaba intentos de asesinato, que se espera entre en vigor en julio de 2020. No obstante decisiones como estas, la homosexualidad es castigada con prisión en 69 países y con pena de muerte en otros 14.

Lo que se destacó

En un ambiente tenso, tras la elección de un presidente que durante su campaña declaró abiertamente que prefería un hijo muerto antes que gay, este mes, la Corte Suprema de Brasil emitió un fallo histórico que tipifica la homofobia como un delito penal. Brasil es el país donde se cometen más crímenes contra esta población. En los dos últimos años se registraron 765 homicidios contra LGBTI+. En medio de las preocupaciones, São Paulo brilló por su respuesta. La 23.ª edición del Desfile del Orgullo de esa ciudad reunió 3 millones de personas.

En Europa occidental y los países nórdicos existen protecciones. Pero, no obstante los avances, en Alemania, Francia, Italia o Grecia, grupos de derechos humanos alertan sobre un aumento en las víctimas de actos homófobos.

España llamó la atención por incidentes reportados en redes sociales. Desde ataques a buses con mensajes de orgullo hasta la denuncia del presidente del partido Ciudadanos, Albert Rivera, quien dijo en Twitter que durante el desfile en Sevilla, “grupos de auténticos fascistas” incurrieron en agresiones.

A eso se le une a que el 28 de junio, fecha en que se cumplieron 50 años de los disturbios de Stonewall, que dieron origen al Orgullo Gay, un joven en Barcelona sufrió una agresión. El video viral muestra a un hombre insultando a otro en un restaurante por su forma de vestir, diciendo: “Te voy a hacer heterosexual a hostias (...), y la mariconería se te va a quitar”.

Países como Polonia, Hungría, Rumania o Serbia no creen que la homosexualidad sea normal. En Rusia, organizaciones de derechos humanos han denunciado persecución masiva y sistemática.

Si bien Taiwán se convirtió en mayo en el primer país asiático en legalizar el matrimonio homosexual, Asia no plantea un panorama amigable. En la mayoría de los países de Oriente Medio, las relaciones con el mismo sexo son castigadas. En China, aunque desde 2001 no se considera una enfermedad mental, las personas LGBTI+ pueden ser forzadas a vivir ‘tratamientos’ que pretenden ‘curar’ la homosexualidad.

Según Amnistía Internacional, en más de 20 países de África subsahariana hay ‘delitos contra natura’ que llevan a una cadena perpetua en Uganda, 25 años de cárcel en Ghana o una pena de muerte en Mauritania, Sudán y Yemen.

Con información de Efe y AFP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.