En 4 ciudades del país estarían alquilando niños para pedir limosna

En 4 ciudades del país estarían alquilando niños para pedir limosna

Autoridades han reportado casos en Cartagena, Bucaramanga, Barranquilla y Popayán.

Alquiler de niños

Los menores de edad estarían siendo alquilados en las calles de varias ciudades del país para conseguir dinero.

Foto:

Jaime Moreno

Por: Nación
02 de agosto 2019 , 07:36 p.m.

El alquiler de menores para pedir limosnas en semáforos y plazas es un fenómeno que no solo ocurriría en Cartagena, ciudad donde el martes pasado las autoridades capturaron a una  mujer de nacionalidad venezolana que utilizaba a dos niños de 9 y 12 para mendigar en las calles.

Según la Policía, este año 92 niños han sido rescatados en la capital de Bolívar, mientras eran instrumentalizados por adultos para ejercer la mendicidad y explotación laboral.

Cabe señalar que la captura de la mujer se logró gracias a las decenas de alertas que han emitido las autoridades de las principales ciudades del país en las últimas semanas por el posible aumento de esta problemática. 

Rafael Picón, personero (e) de Bucaramanga, denunció el pasado 24 de julio que varios menores de origen venezolano estarían siendo alquilados en esa ciudad, y advirtió que los casos reportados han aumentado en los últimos meses.

Picón agregó que al dar dinero a quienes piden limosna con menores “estamos apoyando una red de corrupción que está vulnerando todos los derechos de los niños”.

Las alertas también generan preocupación en el departamento del Cauca. Allí, el director regional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), James Ney Ruíz, anunció investigaciones para determinar si esta grave problemática social también se estaría presentando en ese territorio. 

Para Santiago Vásquez, secretario de Gestión Social de la Alcaldía de Barranquilla, otras de las ciudades más impactadas por la migración venezolana, el alquiler de menores se debería a que estas personas "recaudan el doble cuando salen a pedir plata con un niño en los brazos. Lo han convertido en un negocio”. 

Para afrontar esta problemática, la Alcaldía diseñó la campaña ‘Trabajando por los Niños’, con la que han sacado de las calles a 400 menores de edad que eran explotados en esquinas y semáforos.

Una mujer venezolana que fue sorprendida por las autoridades mientras pedía limosnas en un semáforo en Barranquilla, le dijo a EL TIEMPO que lo hacía porque estaba sola y "debo pagar arriendo y comer”. La migrante aseguró que vive en el municipio de Soledad, de donde sale a las 5:00 p. m. a buscar el pan de cada día. 

No obstante, Vásquez manifiesta que lo que le piden a los padres es que  “no salgan a rebuscarse, solo que no lo hagan con los niños, que nos los dejen en los sitios que tenemos habilitados, que allí están bien cuidados”. 

De acuerdo con el ICBF, los departamentos de la región Caribe donde han sido identificados  menores trabajando son Atlántico, con 373; Sucre, con 278; Córdoba, con  189; y  La Guajira, con 184. 

No le estamos diciendo a los padres que no salgan a rebuscarse, solo que no lo hagan con los niños

trabajo de niños en la calles de Barranquilla

Funcionarios de la alcaldía y el ICBF realizaron labores de sensibilización, para que no den dinero a los adultos que utilizan niños para mendigar.

Foto:

Cortesía Prensa Alcaldia de Barranquilla

Alerta en la frontera 

Aunque en Cúcuta aún no se han confirmado casos de niños alquilados para pedir limosna, cifras del ICBF muestran a esta como la segunda capital del país con el mayor número de menores de edad trabajando en las calles.

La víctima más reciente de esta aberrante práctica fue un menor de 9 años, quien estuvo más de una semana desaparecido después de haber sido engañado y drogado por otro adolescente para obligarlo a vender caramelos en plena vía pública.

Lo vieron con un adulto, lo drogaban y lo obligaban a pedir dinero en la calle. Fue un momento muy terrible

Este episodio fue denunciado por la madre del pequeño, quien acudió desesperada a la Fiscalía y la Policía Nacional para esclarecer el paradero de su hijo. “No dormía en las noches por la preocupación. Me metí en las alcantarillas a buscar a mi chiquito. Lo vieron con un adulto, lo drogaban y lo obligaban a pedir dinero en la calle. Fue un momento muy terrible”, relató la madre del niño.

Tras una angustiosa búsqueda, la mujer encontró al niño en un hogar del ICBF, donde estaba siendo atendido por un equipo de profesionales. El menor fue vinculado a un proceso de restablecimiento de derechos.

NACIÓN
*Con información de corresponsales en Bucarmanga, Cúcuta, Cartagena y Barranquilla. 

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.