La historia de nuestro país como nunca se la han contado
Bicentenario:

La historia de nuestro país como nunca se la han contado

Artículos y contenidos relacionados para el especial multimedia.

Conmemore el año del bicentenario de la independencia de Colombia con EL TIEMPO.

Colombia, una idea que se construye desde hace 200 años

EL TIEMPO y un equipo de profesores y estudiantes de tres universidades publican desde hoy esta serie mensual, de 10 entregas en total, con análisis, infografías, mapas e ilustraciones, que permiten comprender el proceso que condujo a la independencia de España.

Durante el mes de junio de 1819, las tropas llaneras de Santander y Bolívar treparon los Andes orientales y cruzaron el páramo de Pisba hasta llegar, exhaustos, a Socha.

Pronto comenzaron las escaramuzas con el ejército español, bajo el mando de José María Barreiro, y el 25 de julio se enfrentaron en la batalla del Pantano de Vargas. Fue allí donde Bolívar dijo: “General, salve usted la patria” a Juan José Rondón, quien, al mando de 14 lanceros, rompió las filas realistas y aseguró una victoria patriota que parecía improbable.

Más adelante, el ejército libertador se tomó Tunja y marchó a Santafé. A medio camino, encontró de nuevo a Barreiro y sus hombres y, en una intensa batalla de apenas dos horas, destruyó buena parte del ejército monárquico, que controlaba el centro del Virreinato de la Nueva Granada.

Al recibir la noticia, el virrey Juan de Sámano escapó hacia Cartagena mientras que la tropa patriota entraba victoriosa a Bogotá el 10 de agosto.

Palabras más, palabras menos, estos son los eventos que se conmemoran cada 7 de agosto. En esta fecha, los colombianos recuerdan los hechos heroicos de personajes como Bolívar, Santander, Obando y el Negro José.

Al cumplirse 200 años de la batalla de Boyacá, corremos el riesgo de celebrar sin comprender el alcance de lo que realmente ocurría en ese momento y su conexión con el presente. La Campaña Libertadora fue, sin duda, osada y brillante. Pero estos actos de armas se llevaron a cabo para impulsar y consolidar transformaciones de orden político.

Por esto, el Proyecto ‘Bicentenario: la historia como nunca antes se la habían contado’ le apuesta a ampliar el significado de las acciones bélicas en los procesos políticos, sociales, económicos y culturales que transformaron el continente americano en el periodo que va de 1818 a 1821.

Dos eventos nos permiten enmarcar las reflexiones que llevaremos a cabo este año: la instalación del Congreso de Angostura, en febrero de 1819, y la aprobación de la Ley Fundamental, que le dio vida a la República de Colombia, el 17 de diciembre del mismo año. Estos hacen parte del profundo reordenamiento político de los pueblos que rompieron definitivamente con las lealtades monárquicas, creando nuevas instituciones civiles y políticas.

¿Qué es conmemorar?

Conmemorar es recordar colectivamente (memorarcon): coincidir con otros individuos y grupos, que no necesariamente piensan igual que nosotros. Es una discusión abierta y pública sobre lo que significa nuestro pasado compartido y sobrenuestros proyectos e ilusiones hacia el futuro.

Las conmemoraciones son ocasiones especiales en las que recordamos y celebramos eventos importantes del pasado que definieron nuestra historia personal, grupal o nacional.

Así como los esposos celebran bodas de plata y de oro, los amigos del colegio se reúnen con sus compañeros de promoción para conmemorar sus años de estudio y todos festejan el aniversario de su nacimiento (cumpleaños), los países también tienen sus propias conmemoraciones, las cuales remiten a los hechos históricos considerados fundamentales para su origen y desarrollo.

Los rituales conmemorativos son oportunidades para observar el camino recorrido y las formas que ha adoptado nuestra identidad: ¿quiénes somos y para dónde vamos? Por lo tanto, las conmemoraciones son mucho más que celebraciones: son también momentos de reflexión y autocrítica. Pensar de esta manera la conmemoración nos lleva a reflexionar sobre por qué, cómo y cuándo se generó el consenso sobre la relevancia indiscutible de esas fechas, acontecimientos y personajes, y nos permite visibilizar aquello que se escapa y se queda en el olvido: lo no conmemorado.

Conmemorar el bicentenario nos invita a reflexionar sobre 1819 como una coyuntura clave para la consolidación de la independencia, en la que se gestaron las bases para una república moderna, un proceso complejo en sus dimensiones políticas, sociales, económicas, geográficas y culturales. De ahí la importancia de ‘Bicentenario: la historia como nunca antes se la habían contado’, propuesta de historia pública que busca establecer un debate amplio sobre los diferentes sentidos, implicaciones y conexiones con la conmemoración del bicentenario de la batalla de Boyacá.

Acompáñenos a redescubrir los legados de aquella época fundacional, que han contribuido a constituir la sociedad colombiana del siglo XXI.

Créditos:

La investigación y la redacción de estos contenidos fueron hechos por profesores, estudiantes y egresados de la Universidad Nacional de Colombia, la Universidad de los Andes y la Universidad del Rosario. Conozca sus perfiles aquí.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.