Cartagena prepara la defensa de su patrimonio ante la Unesco

Cartagena prepara la defensa de su patrimonio ante la Unesco

El organismo internacional pidió a la administración frenar obra frente al Castillo de San Felipe.

Otras obras como La Serrezuela en el Centro Histórico están clausuradas por violar normas de patrimonio.

Foto:

Yomaira Grandett/ EL TIEMPO

Por: John Montaño
24 de enero 2018 , 06:32 p.m.

A través del Ministerio de Relaciones Exteriores, la alcaldía de Cartagena hará llegar un dosier a La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) con todas las medidas que viene ejecutando el Distrito para la protección del patrimonio de la ciudad.

Así lo dio a conocer ayer el alcalde (e) de la ciudad, Sergio Londoño Zurek, quien le salió al paso al ultimátum que la Unesco le dio a la ciudad para proteger la declaratoria de patrimonio de temas como el cuestionado proyecto Aquarela, un conjunto de 5 torres de para vivienda de Interés social, que se construyen en inmediaciones del castillo de San Felipe, una de las fortificaciones emblemáticas de Cartagena, y que contó con el visto bueno de la Curaduría Urbana Número 1.

Este fin de semana se conoció una carta que La Unesco le envió al Ministerio de Cultura en la cual el órgano internacional exige que si en junio no está demolida la estructura de la torre de Aquarela en el barrio Torices, La Unesco, en su asamblea, sacaría a Cartagena de la lista de patrimonio cultural de la humanidad.

El conjunto de viviendas Acuarela, localizado al pie del Castillo de San Felipe de Barajas perturbaría y constituiría una afectación importante a la histórica relación visual del castillo y su entorno


“El conjunto de viviendas Acuarela, localizado al pie del Castillo de San Felipe de Barajas perturbaría y constituiría una afectación importante a la histórica relación visual del castillo y su entorno", señala en uno de sus apartes la carta de la Unesco.

La misiva es el resultado de la inspección que hizo un arquitecto argentino, enviado por la Unesco, a La Ciudad Heroica el pasado mes de diciembre para evaluar el estado del patrimonio. “Le hemos enviado una carta al Ministerio de Cultura con una serie de interrogantes, donde queremos saber más sobre esta carta, y qué la motiva y quién ha estado dando información a la Unesco, para desde la alcaldía preparar la defensa del patrimonio que sé es la prioridad nacional, porque El Distrito tiene el derecho de dar a conocer cómo protege el patrimonio de todos los colombianos”, aseguro el alcalde Zurek.

La obra hoy está cerrada como resultado de una acción popular elevada por el Ministerio de Cultura.

Una mala gestión

El 28 de diciembre de 2015, el curador urbano número uno de Cartagena, Ronald Llamas, con el visto bueno de la secretaría de Planeación Distrital otorgó la primera licencia al proyecto Aquarela.

Ese mismo año, el área de Patrimonio del Ministerio de Cultura conoció del proyecto pero no advirtió que la altura de 32 pisos que proponía el proyecto afectaría el patrimonio de la ciudad.

Cuando fuimos notificados el predio ya tenía licencia de construcción y estaba por fuera del área de influencia del Castillo de San Felipe

“Cuando fuimos notificados el predio ya tenía licencia de construcción y estaba por fuera del área de influencia del Castillo de San Felipe y del Centro Histórico que es en competencia del Ministerio de Cultura”, sostuvo Álvaro Escobar, director de la división de Patrimonio del Ministerio de Cultura.

El problema urbanístico que enfrenta la ciudad está en el plan de manejo y protección del centro histórico que tiene 25 años de no ser actualizado y el Plan de Ordenamiento Territorial POT que no se actualiza desde el 2001, lo que ha favorecido las construcciones ilegales y obras que afectan el patrimonio.

“De acuerdo al Plan de Ordenamiento Territorial (POT) vigente para la ciudad en el sector de Paseo Bolívar, donde se levanta la mole de 32 pisos, sólo se permiten edificios de máximo 6 pisos de altura sin embargo el curador urbano otorgó la licencia”, añadió Escobar.

En manos de un juez de la República está la suerte de las polémicas torres, que de ser anuladas las licencias de construcción dejan en la calle a 970 familias que ya habían comprado, pues el proyecto está totalmente comercializado.

“La obra obtuvo la licencia por tratarse de vivienda de interés social. La norma dice que para este tipo de proyectos las obras pueden superar la altura reglamentad por el POT”, señalo el curador Urbano Ronald Llamas responsable de los permisos.

JOHN MONTAÑO
CARTAGENA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.