Un sueño cumplido: ser la tendera del barrio más antiguo de Cartagena

Un sueño cumplido: ser la tendera del barrio más antiguo de Cartagena

Leonisa Perea es una de las 'Emprendedoras Bavaria', mujeres que transforman barrios.

Leonisa Perea

Con el programa 'Emprendedoras Bavaria', la compañía busca brindar oportunidades a mujeres cabeza de familia para que creen sus propios negocios y cumplan sus sueños.

Foto:

Cortesía Bavaria

Por: Redacción El Tiempo
30 de abril 2019 , 03:47 p.m.

Leonisa Perea es una de las 10.500 madres cabeza de familia y en situación de vulnerabilidad que se han formado en administración y finanzas a través del proyecto 'Tenderas Bavaria' y que han logrado cumplir sus sueños y brindarle un mejor futuro a su familia con su propio negocio: una tienda de víveres.

A 40 minutos del Aeropuerto Internacional Rafael Núñez, las murallas que delimitan Cartagena, y los lujosos edificios cercanos al Centro Histórico, se ven como sombras desde La Candelaria, uno de los barrios más antiguos de la ciudad, de casas de madera y colores opacos que conforman la zona suroriental. Por años, este lugar ha sido cuna de pobreza, pandillas y violencia.

Allí vive Leonisa Perea, una mujer tímida y risueña que se ha convertido en una líder dentro de su comunidad tras la inauguración, hace dos años, de su tienda de víveres ‘Pa’ mi gente’.

Aunque 'Doña Leo', como es conocida en su barrio, estuvo por 13 años trabajando en una casa de familia, gracias al proyecto de Bavaria ‘Creciendo por un Sueño’ recibió su propio negocio, además de aprender herramientas para su vida que la han empoderado. 

Esta iniciativa hace parte del pacto mundial para el empoderamiento económico de las mujeres en el mundo, que busca construir sociedades más justas y estables.

Leonisa fue elegida por la Fundación Mario Santo Domingo para asistir a unas capacitaciones durante tres meses junto con otras mujeres. Una instructora barranquillera les enseñó sobre la importancia de tener su propio negocio, de ser su propio jefe, de no depender de otras personas sino de sí mismas y de poner su esfuerzo y ganas en su propio proyecto. También, las capacitó sobre cómo llevar las cuentas y cómo manejar la atención al cliente.

Luego de que Leonisa y sus compañeras terminaran sus capacitaciones y formación, recibieron su graduación como tenderas en medio de una conmovedora ceremonia.

Sin embargo, ninguna de ellas tenía idea alguna de la sorpresa que se llevarían al regresar a sus hogares: ¡Ya tenían instaladas sus tiendas!

Tenderas Cartagena

Este es el interior de la tienda de Leonisa, en la que vende productos básicos y algunos alimentos.

Foto:

Valeria Cuevas González

Tenderas Cartagena

Leonisa es madre de dos mujeres y tiene un nieto.

Foto:

Valeria Cuevas González

De fachada amarilla y guirnaldas coloridas, el negocio fue arreglado, pintado y dotado por voluntarios del programa ‘Me uno’, también de Bavaria. Ese día, La Candelaria estaba de fiesta. A 'Doña Leo' la esperaba su familia y sus vecinos, quienes cerraron la cuadra para celebrar con un carnaval y una papayera.

“Ya es tener un negocio, que a uno día a día, ya sea poco o mucho, le aporta“, cuenta Leonisa en medio de lágrimas, al resaltar la satisfacción que siente por el hecho de aportarle también a su barrio, pues con su tienda ya son tres en la cuadra.

Ya es tener un negocio, que a uno día a día, ya sea poco o mucho, le aporta

Un pasado doloroso detrás de su sonrisa

Leonisa es oriunda de Tagachi, Chocó, la tierra del futbolista Wason Rentería. Este corregimiento está a menos de 6 horas de Quibdó, al que se llega navegando por todo el río Atrato. Limita al norte con el municipio de Bojayá.

Su padre salió del pueblo cuando ella apenas tenía 5 años. Viajó por varios departamentos del país, llegando incluso hasta Venezuela, en busca de bienestar para su familia. Resultó en Cartagena. Luego de lograr establecerse después de 2 años, mandó por su esposa e hijos en Chocó. Llenos de emoción por reencontrarlo llegaron a su nueva ciudad.

Los Perea han permanecido juntos en Cartagena desde que llegaron por primera vez. Su casa, en la que se dan en abundancia popochos, cocos, guanábanas, maracuyás y otros alimentos, está en la mitad de la cuadra del barrio. Allí viven 12 personas, entre los padres de Leonisa, sus hijas y su nieto, sus cuatro hermanos, todos varones, y las familias de estos.

Ellos son una referencia y un ejemplo en La Candelaria, el barrio más antiguo de la ciudad amurallada que está lleno de historias de mujeres, en su mayoría cabezas de familia, que están solas con sus hijos y sin trabajos estables. Es por esto que Bavaria ha contribuido con la formación de mujeres más independientes a través de estos proyectos, pues según el proyecto de investigación Global Entrepreneurship Monitor (GEM), el empoderamiento de la mujer en Colombia pasó del 15% en 2014 al 25% en 2016.

Tenderas Cartagena

La hija de Leonisa y amigos cercanos saludan desde las afueras de la tienda. Ellas se encargan del negocio cuando 'Doña Leo' no está.

Foto:

Valeria Cuevas González

‘Pa’ mi gente’

El fuerte de su tienda es la cerveza. Doña ‘Leo’ vende la más barata del barrio, a un precio sugerido de $1.500. Por eso, aunque hay competencia, los vecinos prefieren comprarle a ella, Además, Leonisa vende productos de aseo, café, azúcar, arroz y los bollitos de yuca que hace con la ayuda de padre, quien algunas veces los vende en las playas de Bocagrande.

En promedio, se hace a diario alrededor de $100.000 y los fines de semana, que son los mejores días, hasta $600.000, ingresos con los que ha podido mantener no solo a sus padres, hijos y nieto, sino también ayudar a sus hermanos y sus familias. Según un estudio entre la revista Harvard Business Review y Bavaria, por cada dólar que reciben, las mujeres reinvierten 90 centavos en salud, educación y nutrición, a diferencia de los hombres, que reinvierten 40 centavos.

Leonisa quedó viuda dos veces. Su primer esposo, padre de su hija mayor, murió durante su embarazo. Años después, de nuevo con la intención de darse la oportunidad de amar, murió su segundo esposo, a quien la muerte se lo llevó tras un problema del corazón.

El deseo de Leonisa para el futuro es que sus hijas tengan mejores oportunidades y que sus nietos crezcan felices. Otro sueño, muy profundo, es que su tienda sea un negocio más grande que le permita brindarle trabajo a otras personas, especialmente de La Candelaria.

Según la compañía internacional Kantar Worldpanel, las tiendas de barrio representan el 21% de los negocios del país. Es por esto que Bavaria espera invertir 2 millones de dólares apoyando emprendimientos de cerca de 12.500 mujeres colombianas.

VALERIA CUEVAS GONZÁLEZ
REDACCIÓN ELTIEMPO.COM
*Invitación de Bavaria

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.