El temible acecho de los nuevos ‘piratas’ en las costas del Pacífico

El temible acecho de los nuevos ‘piratas’ en las costas del Pacífico

Delito se habría extendido hasta frontera con Ecuador. Autoridades alegan falta de denuncias.

Piratas

El mayor número de denuncias por robos en altamar se registran en las costas de Buenaventura, Valle.

Foto:

Fuerza Naval del Pacífico

Por: Julián Vivas
29 de diciembre 2019 , 04:15 a.m.

Una lancha con hombres armados se acerca de forma sigilosa a una embarcación de pasajeros en las costas del Pacífico colombiano.

La operación es rápida y pavorosa. De un momento a otro, los asaltantes le piden a los viajeros que se despojen de joyas, maletines, remesas y prendas de vestir. Otros son forzados a lanzarse al mar y a nadar en un océano infestado de tiburones.

Las lanchas de las Fuerzas Armadas que patrullan la costa están a varios kilómetros de distancia y a los viajeros los invade la desesperanza.

Tras llegar a tierra firme, los tripulantes de la embarcación asaltada continuarán con sus vidas como si nada. Los 'piratas' les dijeron que atentarían contra ellos si denunciaban lo ocurrido ante las autoridades.

“Las bandas que nos roban todos los días son disidencias de grupos paramilitares que se quedaron en las costas del Pacífico y ahora viven del asalto a embarcaciones”, dice con tono de preocupación Manuel Bedoya, presidente de la Asociación Nacional de Pescadores Artesanales (ANPAC), uno de los gremios más afectados por este delito en el país.

El temor a ser víctimas de los piratas también ha generado que cientos de pescadores en las costas de Buenaventura, Guapi, Iscuandé y Tumaco abandonen sus atarrayas y vivan bajo un constante estado de paranoia.

Si estoy en altamar, a mis amigos pescadores no me les arrimo porque creo que son ladrones

“Si estoy en altamar, a mis amigos pescadores no me les arrimo porque creo que son ladrones”, asegura Bedoya.

El modus operandi es casi siempre el mismo. Los criminales viajan en horas del día en lanchas y se presentan como pescadores ante sus víctimas. Luego amedrentan a los pasajeros de la embarcación, les roban el producto de la pesca del día, el motor-que puede llegar a costar $ 80 millones- y huyen hacia los tupidos esteros.

El tres de diciembre las Fuerzas Armadas interceptaron en las costas de Guapi, Cauca, la embarcación de un grupo delincuencial conformado por tres ecuatorianos y un venezolano que sería responsables de los recientes hurtos en esa zona del mar Pacífico.

Armada reporta golpe a banda que cometería asaltos en el mar Pacífico

El grupo dedicado al asalto en altamar estaba conformado por tres ecuatorianos y un venezolano

Foto:

Armada Nacional

A los sujetos les fueron incautados siete motores fuera de borda, un revólver calibre 38 milímetros, una subametralladora Mini Uzi calibre 9 milímetros, una escopeta calibre 16 milímetros, proyectiles de diferentes calibres y equipos de comunicación, entre los que se destacan 6 GPS y 13 celulares.

El 27 de septiembre pasado una lancha en la que viajaban profesores provenientes del corregimiento de Yurumanguí, en el litoral de Buenaventura, fue interceptada por una banda de 'piratas' que pretendía asaltarlos.

Según el relato de las víctimas del hecho, tras no ceder a las intimidaciones, los bandidos pasaron su embarcación por encima de ellos, dejando como saldo a una persona muerta y a otras nueve heridas.

Los barcos de pesca industrial también han resultado afectado.   Javier Torres, Presidente de la Asociación de buques en el puerto de Buenaventura, ha denunciado que delincuentes llegan en lanchas fuertemente armados, amenazan a las tripulaciones, golpean a los tripulantes y proceden a cometer el asalto.

La alerta también está activa en las poblaciones costeras del sur del país. De acuerdo con  José María Estupiñan, alcalde del municipio costero de Iscuandé, en Nariño, estas agrupaciones ilegales roban a diario los motores de las embarcaciones con el objetivo de venderlos en Ecuador.

“El robo de una lancha puede llegar a significarles casi 100 millones de pesos”, dijo Estupiñán y añadió que los hurtos vienen en aumento “porque las medidas de la Fuerza Pública tampoco funcionan”.

Las bandas transnacionales también estarían ejerciendo control en el norte de Ecuador. Informes de la Fiscalía de ese país señalan que entre enero y septiembre de este año se registraron 136 denuncias por hurtos a embarcaciones en la región fronteriza de Esmeraldas.

El robo de una lancha puede llegar a significarles casi 100 millones de pesos”, dijo Estupiñán y añadió que los hurtos vienen en aumento “porque las medidas de la Fuerza Pública tampoco funcionan

Según relataron varios pescadores ecuatorianos, los atracadores usan fusiles HK y armas tipo miniuzi para intimidarlo. Luego los amarran y obligan a lanzarse al agua.

Los robos les pueden llegar a representar 30.000 dólares (102 millones de pesos) en pérdidas a estos pescadores. Los que logran recuperarse lo hacen gracias al uso de un seguro pesquero, otros simplemente deciden renunciar a continuar en el oficio.

Julio Sánchez, Capitán de Fragata y Comandante de Guardacostas del Pacífico, asegura que los delincuentes que capturan en flagrancia son usualmente dejados en libertad por falta de denuncias y contradijo las versiones que señalan que este tipo de delitos han aumentado.

“Si no hay denuncia no se puede configurar la captura y estas personas siguen cometiendo actos delictivos después del hecho”, comentó el Comandante de Guardacostas.

Búsqueda de la Armada de dos menores desaparecidas en Tumaco

Las aguas del pacífico son constantemente patrulladas por las fuerzas armadas. 

Foto:

Fuerza Naval del Pacífico

Lo cierto es que en el reporte de hurtos de la Policía solo registran este año cinco denuncias por robos en altamar, cuatro de ellos sucedieron en las costas de Buenaventura.

El presidente de Anpac afirmó que los pescadores no reportan estos hechos ante las autoridades debido a las constantes amenazas de las que son víctima y cuestionó la labor de inteligencia de las Fuerzas Armadas.

“Hay miles de esteros en la región y para las Fuerzas Armadas es muy díficil dar con el paradero de estos criminales. Los robos nos tienen quebrados, arrimados en la orilla. Nos da miedo salir a pescar y enfrentarnos con estos criminales”, añadió.


JULIÁN VIVAS
REDACCIÓN NACIÓN
EL TIEMPO 

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.