Así es la pelea por el agua del río Aracataca que lo tiene moribundo

Así es la pelea por el agua del río Aracataca que lo tiene moribundo

Senador dice que el río está 'secuestrado' y finqueros aseguran que también necesitan agua.

Aracataca 4

Las autoridades han encontrado represas artesanales que desvían el río.

Foto:

Archivo particular

Por: Leonardo Herrera
08 de mayo 2019 , 03:47 p.m.

Con talanqueras, motobombas y canales artificiales, algunas fincas represan y captan el agua en la parte alta del río Aracataca para regar sus cultivos.

Como consecuencia de esta situación, las corrientes del río, que bajan de la Sierra Nevada, no tienen fuerza para llegar a verter agua dulce y oxigenar a la Ciénaga Grande de Santa Marta, ni muchos menos abastecer a Trojas de Aracataca, corregimiento de Puebloviejo (Magdalena) en la desembocadura, habitados por unas 30 familias de pescadores que están padeciendo por la falta del líquido.

La situación es tan dramática por estos días, en los que escasean las lluvias, que la desembocadura del río está literalmente seca y se convirtió una carretera polvorienta por donde pasan caballos y vacas, mientras que los pescadores ahora deben ir en sus canoas a otros caños a traer agua para el consumo y atender sus necesidades.

La desviación de agua del río Aracataca fue constatado por la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag), hace tres años, tras recibir las denuncias de la comunidad, que responsabiliza a fincas palmeras, en su mayoría, bananeras, ganaderas y algunos campesinos de la zona.

En una visita técnica que funcionarios de Corpamag realizaron al río, evidenciaron que hay construcción temporal de trinchos o talanqueras dentro del cauce del río en épocas de bajo nivel, como la captación ilegal del agua en esta zona.

Estamos en verano, el caudal del río es bajo y no se justifica que estas fincas, con permiso o sin permiso, se sigan quedando con el agua, mientras abajo hay todo un drama social y ambiental


Desde entonces se abrió un proceso administrativo sancionatorio a los siguientes predios: Palo Alto, Suramericana, Montelimar, San Marcos, El Jayo, El Roble, Australia, Las Mercedes y Palo Alto y a los predios número siete y cinco.

Algunos de los procesos, respondió Corpamag a EL TIEMPO, se encuentran en etapa probatoria, formulación de cargos e inicio sancionatorio.

Lo grave del asunto, denuncian habitantes y las mismas autoridades locales, es que pese a que el río tiene un bajo nivel debido al verano, se sigue desviando su curso. “Estamos en verano, el caudal del río es bajo y no se justifica que estas fincas, con permiso o sin permiso, se sigan quedando con el agua, mientras abajo hay todo un drama social y ambiental”, sostiene el personero de Puebloviejo Jorge Pérez.

A su turno el alcalde de Puebloviejo, Wilfrido Ayala, nacido en Trojas de Aracataca, asegura que ha subido con la comunidad a quitar las talanqueras para que el agua baje a la desembocadura. “Invertimos 300 millones de pesos en un dragado en la desembocadura, para que le llegara agua a los pescadores de Trojas de Aracataca, pero fue plata perdida porque el agua la tiene trancada arriba”, dice.

Aracataca 11

En algunos tramos el río es solo un hilo de agua.

Foto:

Archivo particular

Así se cogen el agua

Según Corpamag varias fincas realizan captaciones ilegales y ocupación del cauce del río. En las visitas de los funcionarios al río han encontrado maquinaria pesada y hombres trabajando en un cauce artificial para desviar el agua hacia predios particulares, talanqueras atravesadas en el cauce, potentes motobombas, compuertas y diques de tierra, como en el caso de la finca El Jayo, donde la misma comunidad ha destaponado el río.

Por este caso el año pasado la Policía capturó a Rafael de Jesús Cárdenas Landeta, Luis Mariano Lara de la Rosa, Julio Cinesto Pérez Agámez y Carlos Julio Ávila Varela, sorprendidos cuando taponaban el cauce del río. A estos hombres les incautaron dos motobombas, 15 metros de mangueras, tres palas, una pica, e inmovilizaron una retroexcavadora.El personero Pérez asegura que en varias ocasiones han llegado a la zona con las autoridades a levantar esas talanqueras, “son desmontadas en la mañana y vueltas a poner en la tarde”, sostiene.

Se inició un proceso judicial

El senador Efraín Cepeda, siendo presidente del Congreso de la República, interpuso hace un año una acción popular contra Corpamag, el Ministerio de Ambiente y la Gobernación del Magdalena, exigiendo la liberación de las aguas para la oxigenación de la Ciénaga Grande y las comunidades que la necesitan.

“El río Aracataca fue secuestrado, porque antes desembocaba en la Ciénaga y ahora no tiene ni 20 centímetros de agua, porque se queda en las fincas para el riego de cultivos”, dijo Cepeda quien visitó Trojas de Aracataca el año pasado en compañía de los representantes de la Convención de Ramsar, tratado internacional que suscribió Colombia para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos.

El proceso que se lleva en el Tribunal Administrativo del Magdalena, en un fallo en primera instancia ordenó a Corpamag que inicie nuevos procesos administrativos sancionatorios en contra de los particulares que se encuentran desviando de manera ilegal en el río Aracataca.

También pide a los particulares que no cuenten con autorización “de manera inmediata cesen las actividades que puedan estar originando el daño, que haya causado o que lo sigan ocasionando”, ordenan los magistrados María Victoria Quiñones, Adonay Ferrari y Maribel Mendoza.

En la demanda de Cepeda están involucradas las sociedades International Affairs Interprises SAS, Inversiones Herser SAS, Derivados y Fracciones de Palma SAS, Maestre y Asociados SAS, El Roble Agrícola SA, Agro SAS, Inversiones Cauta, Sociedad Agropecuaria la Rosaleda SAS y Empresas Tucurinca SAS, representantes legales de los predios involucrados en este caso. Algunas cuentas con concesiones.

Pescadores de Trojas de Cataca

Los pescadores de Trojas de Cataca se quedaron sin río para ir a pescar.

Foto:

Vanexa Romero / EL TIEMPO

‘También tenemos derecho’

Voceros del sector palmicultor, que pidieron no ser citados, explicaron a EL TIEMPO, que todos los meses realizan mesas técnicas con Corpamag, para organizar el tema de las captaciones de agua del río Aracataca, y en donde algunos finqueros han hecho correctivos.

Aseguran que no son los únicos que captan agua del río, y que allí en la misma zona hay campesinos y asentamientos que colocan trincheras para aguantar las corrientes, y que han llevado a los funcionarios de Corpamag para que constaten que no son ellos los que colocan esas barreras.

“En época de verano cogemos menos de la autorizada, pero pagamos lo mismo que cuando llega el invierno”, dijo uno de los usuarios del distrito de riego Usoaracataca.
De otra parte, los representantes de algunas de estas sociedades que aparecen en la Acción Popular que lleva el Tribunal Administrativo del Magdalena, expusieron ante los magistrados que estas empresas agroindustriales son generadoras de puestos de trabajo en una gran proporción en el municipio de Puebloviejo y la zona Bananera.

“La suspensión indeterminada del riego de los cultivos de palma, generaría la pérdida de empleo de 5.000 trabajadores aproximadamente”, lo que advierten sería una masacre laboral.

Para el representante de El Roble Agrícola, reclamando su derecho al mínimo vital, al trabajo, y a la libre empresa, en la región existen grupos de interés que “demandan el suministro de agua del río Aracataca para su subsistencia o sostenimiento de actividades productivas que, amén de su valor patrimonial, representan una fuente de empleo formal para la zona y un renglón importante de la economía regional”.

El Tribunal citó a las partes este miércoles para revisar los avances de la investigación y comenzar a ponerle orden a un problema que lleva años esperando una solución.

Leonardo Herrera Delghams
Enviado especial de EL TIEMPO

TROJAS DE ARACATACA (CIÉNAGA GRANDE DE SANTA MARTA)

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.