Secciones
Síguenos en:
Arhuacos son capacitados para que mochila ancestral sea marca registrada
Capacitación arhuacos

La iniciativa busca darle un salto de calidad a los productos de esta comunidad indígena.

Foto:

Kevin Romero

Arhuacos son capacitados para que mochila ancestral sea marca registrada

La iniciativa busca darle un salto de calidad a los productos de esta comunidad indígena.

FOTO:

Kevin Romero

Unimagdalena anunció apoyo al pueblo arhuaco en temas de educación, emprendimiento, entre otros.

Las mujeres de la comunidad arhuaca contarán con la asistencia jurídica y administrativa de la Universidad del Magdalena para que la mochila que tradicionalmente han elaborado como una de sus principales fuentes de financiamiento se convierta en una marca registrada con su denominación de origen.

La propuesta, que les fue planteada por el rector Pablo Vera Salazar, pretende, además de proteger este saber ancestral, evitar que terceros o competidores la comercialicen sin su consentimiento y los beneficios económicos de esta labor artesanal se queden en los indígenas.

(Lea también: Así se navegará en el crucero por el río Magdalena)

Ellas venden este producto a un costo inferior a la mano de obra

“En la mayoría de los casos, ellas venden este producto a un costo inferior a la mano de obra y son otros quienes se quedan con las mayores ganancias. La idea es que eso cambie y estas mujeres por medio de su artesanía reciban una recompensa justa”, manifestó Vera.

Alrededor del origen de la mochila arhuaca existe toda una historia y ritual a cargo de la población femenina de la comunidad. En cada elaboración, niñas, adultas y ancianas plasman sus vivencias, pesares y alegrías.

El proceso de elaboración comprende una parte espiritual y una parte de trabajo manual. Solo pueden comenzar a tejer con un permiso que les otorga el mamo a la madre para que le enseñe a la hija. Una vez realizado los rituales, realizan los dibujos y posteriormente emprenden la manualidad.

El rector de la Universidad del Magdalena considera que esta artesanía - símbolo de la vida y de su origen- debe protegerse y exaltarse a través de una correcta comercialización.

Esta propuesta fue bien recibida entre las autoridades indígenas que aceptaron iniciar con la alma mater un proceso de capacitación y asesoramiento, para el registro de la marca en la mochila Arhuaca.

Danilo Villafaña, gobernador arhuaco, aseguró que este trámite resulta muy importante para las comunidades, dentro de su intención de promocionar esta y otras artesanías incluso en un mercado internacional.

“La mochila arhuaca es un producto símbolo de nuestra cultura. Que sea reconocida le da un valor histórico e incentiva a nuestras mujeres mucho más a su elaboración”, manifestó el gobernador.

Intervención de la Unimagdalena

Este tema hizo parte de una agenda de trabajo que realizaron las directivas de la Universidad en el marco de la Expedición Científica Intercultural, que se desarrolló durante tres días en la Comunidad Arhuaca Windiwa, ubicada en la cuenca alta del río Fundación, Sierra Nevada de Santa Marta.

Se trató de una primera intervención integral realizada por la 'U', con el objetivo de establecer una relación de mutua cooperación con el pueblo arhuaco, de la que se generaron aportes en educación, salud, emprendimiento rescate de las tradiciones ancestrales.

Además, resultó un compromiso especial en la conservación, preservación y adecuada gestión ambiental de los ecosistemas de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Para llegar hasta el resguardo, la comitiva realizó un recorrido que tardó cinco horas en carro hasta la vereda El Cincuenta, a 1.700 metros sobre el nivel del mar. Desde allí, la comisión se desplazó en mulo hacia Windiwa, que se encuentra localizada a 20,5 kilómetros y siete horas de recorrido desde dicha vereda.

La primera estación fue Umake, allí la comisión encabezada por el rector Pablo Vera se reunió con las autoridades tradicionales y los docentes locales, quienes presentaron sus inquietudes para definir la asistencia técnica.

Se trata de una alianza que ha quedado plasmada en un convenio de cooperación amplio

Posterior a una actividad ceremonial, se desarrolló una reunión con las autoridades políticas y tradicionales y la comunidad en general, en la cual participaron los mamos locales, el capitán de la comunidad, Alfredo Mejía, el Gobernador del Cabildo Arhuaco del Magdalena y La Guajira, Danilo Villafaña Torres, y la lideresa Arhuaca, Gunnawi Mejía.

Entre los puntos críticos estuvo el manejo del agua, la gestión territorial, la etnoeducación, el turismo cultural, la seguridad alimentaria, la transferencia de tecnología para la producción, que permitan la continuidad del pueblo Arhuaco y los demás pueblos ancestrales, bajo principios de autodeterminación, autonomía y reconocimiento cultural.

El director de la Universidad, luego de escuchar las necesidades y requerimientos de la población, puso a disposición de ellos los servicios, la infraestructura y el talento humano de la institución para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las familias y brindarles un apoyo para fortalecer su cultura, tradiciones y saberes ancestrales.

“Lo que hemos hecho es un logro histórico, pues se trata de una alianza que ha quedado plasmada en un convenio de cooperación amplio con grandes resultados para nuestros indígenas”, detalló el rector.

(Le puede interesar: La trampa con pruebas de covid a trabajadores de salud para secuestrarlos)

Del diálogo surgieron más de 20 acuerdos entre los que se destacan: formulación de una política pública de turismo; revisar el modelo de etnoeducación; definir una estrategia de formación de liderazgos bajo los principios de la ley de origen; la creación de una cooperativa de comercialización de productos de primera necesidad.

Igualmente, las directivas de la Unimagdalena anunciaron la instalación de fluido eléctrico en aula remodelada por medio de paneles solares y dotación de computadores, mobiliarios al servicio de los estudiantes universitarios que desarrollan las clases virtualmente y jóvenes bachilleres de la comunidad.

También se firmarán convenios para que médicos realicen su rural en el puesto de salud y haya atención en salud permanente.

Para ayudarles en la comercialización de sus productos, se crearán estrategias para la producción artesanal de mochilas, café, maíz, panela, en la que se destaque la denominación de origen y los servicios ecosistémicos que el pueblo arhuaco presta a la Sierra Nevada de Santa Marta.

En el plan de trabajo está incluido un proyecto de conectividad, para que los estudiantes, profesores y encargados del área de salud tengan otras alternativas para ser atendidas.

“Se espera que, con estas actividades, la comunidad de Windiwa fortalezca sus procesos de organización propia, incremente su autonomía mediante el aumento de su independencia económica”, puntualizó el rector, quien delegará a un grupo para que vigile que se cumplan cada uno de los compromisos establecidos.

Roger Urieles
Para EL TIEMPO Santa Marta
@rogeruv

Más contenidos de Colombia:

El colorido ritual wayú con que se casó la presidenta nacional del Mais

Renuncia masiva de médicos de Urgencias en hospital de Calarcá

Las huertas que resocializarán a internas en la cárcel de Sincelejo

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.