Aracataca rechaza demolición de monumento cultural de Macondo

Aracataca rechaza demolición de monumento cultural de Macondo

Comunidad asegura que la casa y la historia de su dueño habrían inspirado a Gabo para sus relatos.

Aracataca rechaza demolición de monumento cultural de Macondo

Local abandonado en Aracataca que genera la discordia entre la ciudadanía.

Foto:

Roger Urieles / EL TIEMPO

Por: Roger Urieles
03 de noviembre 2019 , 09:50 p.m.

La memoria histórica y cultural de Macondo se vería amenazada con la pretensión de un particular de demoler una antigua vivienda que habría servido como inspiración a varios de los pasajes de las historias cargadas del realismo mágico de Gabriel García Márquez. 

La antigua casa de la familia Barbosa, la primera botica ubicada en Aracataca y vecina de la vivienda de los Márquez, familia del premio nobel colombiano, busca ser demolida por sus nuevos propietarios para la construcción de un local comercial.

Según se conoce, al tema le han hecho oposición varios vecinos y activistas de la cultura macondiana, quienes han pedido al alcalde y al Concejo Municipal de Aracataca, Magdalena, que declare el edificio bien de interés cultural municipal, a fin de que el Ministerio de Cultura pueda restaurarlo, preservarlo y convertirlo en un museo para la ciudad.

Sobre esto, el alcalde de la población, Pedro Sánchez, confirmó que dicha obra de demolición y construcción no tendría licencia; por lo que se espera el concurso del Gobierno Nacional y la Gobernación del Magdalena para la preservación de la obra.
Hoy, la obra pertenece a la familia Massi, un grupo de comerciantes de la población que buscan demoler el local en ruinas para convertirlo en el futuro en edificio que sirva para un centro comercial.

Aprovechando su vecindad
con la casa-museo, pretendíamos convertirla en un espacio para la cultura que perpetuase la memoria del doctor Barbosa

El significado del edificio

Juan Valentín Fernández de la Gala, profesor de Historia de la Medicina y la Enfermería en la Universidad de Cádiz, es uno de los líderes de la iniciativa que se opone a la destrucción del viejo edificio.

Manifiesta que la casa y su propietario, el doctor Antonio José Barbosa Arroyuelo, influenciaron en la construcción de la narración de Cien años de soledad e incluso La hojarasca.

Para el profesor Fernández, Gabriel García Márquez no solo era un apasionado por la medicina, también por las narraciones del viejo médico que se convirtió en uno de sus personajes, personificándolo en un médico francés suicida.

En 1955, cuando se publicó La hojarasca, se hablaba del suicidio de un doctor francés aquel miércoles 12 de septiembre de 1928 y en el afán de un viejo coronel en darle cristiana sepultura con la ayuda de su hija y su pequeño nieto.

Según conocedores de libros del nobel cataquero, como Juan Valentín Fernández y el periodista Andrés García, Gabo reconoció a Vargas Llosa que “fue aquel el episodio más decisivo de mi vida de escritor”, porque aquel modo de narrar desalentado del doctor, tenía la virtud de materializar las cosas en el aire espeso de la botica, con un particular modo embrujado de narrar.

¿Qué piden?

Vecinos de Aracataca aseguran que se ha intentado, desde distintas instancias, demostrar la importancia de esa vieja farmacia, encrucijada vital de la que partirían varios de los caminos de Macondo, el pueblo creado por Gabo.

Aprovechando su vecindad con la casa-museo, pretendíamos convertirla en un espacio para la cultura que perpetuase la memoria del doctor Barbosa. No tendrá esa suerte Aracataca. En su lugar, una vivienda convencional de dos plantas, apartamentos arriba y locales comerciales abajo, quedará como triste monumento a la especulación y al mal gusto y nos recordará a todos, una vez más, que un pueblo que desconoce su propia historia será completamente incapaz de comprender su presente ni de construir su porvenir”, manifestó Juan Valentín Fernández.

Están de acuerdo

Sobre esto, el alcalde Pedro Sánchez Rueda manifestó que desde el municipio “no se ha entregado ningún tipo de licencia de demolición o construcción a la obra”.

Sin embargo, el mandatario aseguró que los propietarios de la casa podrían estar interesados en la venta de la vivienda si se llega a convertir en un bien cultural; “pero el municipio no cuenta con los recursos para adquirirla”.

El alcalde de Aracataca se comprometió en realizar la respectiva gestión para que este inmueble pase a ser propiedad del municipio y de esa manera convertirlo en un atractivo cultural y turístico.

ROGER URIELES
Especial para el tiempo @rogeruv

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.