‘Pereira dejó de ser ejemplo de desempleo’: alcalde

‘Pereira dejó de ser ejemplo de desempleo’: alcalde

Juan Pablo Gallo dio un balance de la primera mitad de su mandato y destacó logros en la economía.

Alcalde de Pereira, Juan Pablo Gallo

En el Centro de Convenciones de Pereira, el alcalde Juan Pablo Gallo hizo un balance de sus dos primeros años de mandato.

Foto:

Alexis Múnera

18 de diciembre 2017 , 10:44 a.m.

El jueves pasado en la noche, el alcalde de Pereira Juan Pablo Gallo Maya, llegó al puente El Barranquero, para inaugurarlo. Por alguna razón no hubo una cinta para cortar y debió conformarse con entregarlo con la explosión de papel picado y la algarabía de una comparsa.

El puente de la calle 13 sobre la avenida El Ferrocarril es la obra de infraestructura más reciente en ser dada al servicio por este economista de 38 años, que ganó las elecciones del 2015 por el partido Liberal y el 31 de este mes completa dos años de gobierno.

El puente se llama El Barranquero porque el alcalde quiere ‘bautizar’ las obras que inaugure con nombres más relacionados con la ciudad. El Barranquero es el ave insignia de Pereira. A Gallo no le gusta, por ejemplo, que el punto donde se inicia una variante clave para la movilidad de la ciudad se llame El Pollo.

A punto de completar la primera mitad de su periodo, Gallo dialogó con EL TIEMPO acerca de sus logros, proyectos y las polémicas de su gestión.

Lo mejor está por venir. En el 2018 y el 2019 será la consolidación de la administración y vamos a terminar de una mejor forma

¿Qué balance hace de su gestión?

Me siento muy satisfecho después de transcurrido el 50 por ciento de nuestro gobierno. Creo que la ciudad ha mostrado un avance muy importante. Los últimos indicadores nos llenan de optimismo y nos empiezan a corroborar que vamos por buen camino.

Durante algún tiempo sentí que el rumbo de la ciudad se había perdido, pero hoy podemos compartir con la ciudadanía indicadores muy positivos: Pereira dejó de ser ejemplo de desempleo y hoy es ejemplo de crecimiento económico, es la segunda ciudad con menos pobreza, la segunda más equitativa, la primera para crear empresa, la segunda donde es más fácil hacer negocios, tenemos una de las mejores estrategias de generación de inversiones, la cuarta con más árboles y la primera con zonas de Wifi gratis. Sin embargo, lo mejor está por venir. En el 2018 y el 2019 será la consolidación de la administración y vamos a terminar de una mejor forma.

¿De qué se arrepiente de no haber hecho en estos dos años?

Tengo como deuda la (avenida) San Mateo, quisiera haberla hecho desde el principio. Además, siento que como esa vía se dejó empezada, eso ha impactado en la moral de los ciudadanos cuando pasan todos los días cerca de esta y la ven así.

¿Esa obra le corresponde al Municipio o la Nación?

A cualquiera, pero el ciudadano no entiende, quiere tener esa obra culminada. El problema es que los diseños son tan costosos que 26 mil millones de pesos es muy poco, vale más eso que (el nuevo colector) Egoyá y tenía que priorizar. Yo debo salirme primero de Egoyá y del aeropuerto Matecaña (que está siendo modernizado) y del cable aéreo (cuya construcción se inicia en el 2018) para enfocarme en una obra con unos recursos de tantísima magnitud.

La curva de aprendizaje nos costó y hay que reconocerlo. Esos errores se han venido ajustando

Usted arrancó su mandato con algunos problemas, en particular con la jornada escolar única. ¿Cómo fue ese arranque?

Los cambios no son ni fáciles ni rápidos y en este tema en particular nos ha costado mucho. Lo contextualizo: En Pereira, el 20 por ciento de los delitos los cometen menores de edad, uno de cada cinco embarazos es de una menor de edad, vivimos en la segunda ciudad con mayor problema de consumo de drogas del país. Usted, como administrador, debe concentrarse en el tiempo libre de los jóvenes. Menor tiempo de permanencia en las esquinas significa mayor posibilidad de acceso a la educación y a una educación de calidad. Yo sabía que cada día que ganábamos con uno de estos muchachos en una institución educativa, era menos posibilidades de que tuvieran contacto con esos factores de riesgo.

Obvio, que era y es un desafío gigante porque faltaba infraestructura (baterías sanitarias, aulas y restaurantes, además de ofrecer una buena alimentación a los estudiantes), que estaba muy mala. La curva de aprendizaje nos costó y hay que reconocerlo. Esos errores se han venido ajustado y hoy los que entraron en jornada única nos piden que quieren seguir en ella, y los que no han entrado, nos lo solicitan.

A algunos sectores no les gustó que ustedes hayan ocultado el convenio que se celebró con la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco Vargas, en el caso del lote del batallón San Mateo. Además, el tema del parque está muy quieto...

Nosotros hicimos un convenio de cooperación, pero básicamente el balón siempre ha estado, y con esto contesto la segunda pregunta, en territorio del Ministerio de Defensa. Yo quiero que me entiendan que el lote no es del municipio. Por eso yo no puedo hablar del batallón San Mateo como uno de mis proyectos emblemáticos.

Nosotros tenemos una forma de ingerir que es a través de la norma. Dependemos de que el Ministerio de Defensa traslade el batallón San Mateo a los predios de Miralindo (en La Virginia). No sé porque ven lo del convenio como un asunto oculto. Era un convenio de cooperación entre los dos y, claro, nosotros con la intención de construir eso un parque, de mínimo del 50 por ciento del terreno.

‘Nos queda debiendo la mitad’

Carolina Giraldo
Concejala del partido Alianza Verde

“El Alcalde propuso una agenda que tiene unos elementos innovadores para la ciudad y en varios de esos puntos ha cumplido. Lo que pasa, y es el punto débil y muy grave de su administración, es que él también propuso un cambio en las prácticas políticas clientelistas y de corrupción y hemos tenido, desafortunadamente, ese lunar. Hay un clientelismo rampante, casos de corrupción y sobrecostos en la contratación en varias secretarías, como Salud, Infraestructura, la empresa de Aseo y Desarrollo Rural”.

“Era un paquete completo y nos deben la mitad”.

‘El balance es entre bueno y malo’

James Fonseca
Gerente de la Corporación Vigía Cívica

“Fue un gobierno que arrancó con muchas dificultades: la falta de profesores en algunas instituciones educativas y la implementación repentina de la Jornada Única trajo unos traumatismos que se demoraron mucho para ser resueltos”.

“Hay que reconocer que en el segundo año han mejorado las cosas en el sentido de que la administración ha hecho un esfuerzo por ser transparente en muchos procesos y contrataciones, aunque sigue rondando el fantasma de la corrupción”.

“Podemos hacer un balance entre bueno y malo, dejándolo en el filo de la navaja”.

PEREIRA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.