Academia del Quindío reclamará las demás piezas del tesoro Quimbaya

Academia del Quindío reclamará las demás piezas del tesoro Quimbaya

El presidente de la organización, Jaime Lopera, dijo que se las pedirán al gobierno de Donald Trump.

Jaime Lopera

El presidente de la Academia de Historia del Quindío, Jaime Lopera Gutiérrez.

Foto:

Laura Sepúlveda

20 de octubre 2017 , 07:32 p.m.

Desde hace años, en el Quindío se ha librado una batalla por recuperar el tesoro Quimbaya, la colección de 433 piezas de orfebrería y cerámica que fue hallada en 1891 en un paraje rural entre los municipios de Filandia y Quimbaya.

De estas, 122 piezas permanecen expuestas en el Museo de América, de Madrid (España), luego de que fueron regaladas en 1892 por el presidente (e) Carlos Holguín a la reina de España, María Cristina de Habsburgo.

El escritor, periodista y presidente de la Academia de Historia del Quindío, Jaime Lopera Gutiérrez, le contó a EL TIEMPO cómo lideró esta lucha.

¿Después de tantos años de este pleito legal, cómo tomaron la decisión de la Corte Constitucional?

Lo recibimos con mucho alborozo pero sin triunfalismo, creemos que el Quindío ha alcanzado una oportunidad histórica e inigualable como es rescatar para el país un tesoro que permanecía prácticamente perdido. Esta decisión de la corte es una reivindicación a un reclamo que veníamos haciendo los quindianos para darle forma a un rescate de un patrimonio.

¿Qué sigue ahora en este proceso de recuperación del tesoro?

Según lo que dice el comunicado de la Corte, el Gobierno tiene un año para hacer las gestiones del caso, pero aún no se han notificado. Suponemos que Colombia le enviará una solicitud al gobierno Español por vía la diplomática. Por nuestra parte hemos sugerido la posibilidad de crear una comisión bipartita entre expertos e historiadores y el gobierno que diseñen el plan de trabajo y el protocolo para hacer la reclamación directamente ante el rey de España.

¿La Academia de Historia ha solicitado que la colección regrese al Quindío?

Sí, hemos sugerido que las piezas deben venir al Quindío basados en una promesa de hace poco más de 10 años, de uno de los gerentes del Banco de la República, Miguel Urrutia, quien ofreció que esos bienes serían para el Museo del Oro de Bogotá o el Museo del Oro Quimbaya en Armenia.

¿Cuál es el valor de estas 122 piezas del tesoro?

Tomando la referencia de los pesos que aparecen en las fotografías, alguna vez hicimos el ejercicio de sumar el gramaje de las 122 piezas y después lo multiplicamos por el valor de la onza de oro y encontramos que valía unos 2 millones de dólares para cuando hicimos el cálculo, pero ese no es ningún punto referencia, el valor monetario no tiene nada qué ver con el valor artístico y patrimonial que tiene para toda Colombia.

¿Y cuál es el valor que patrimonial que tiene?

Los Quimbayas ocuparon un territorio muy grande en el valle del Cauca, fue una tribu muy grande, ninguna tribu aborigen de antes de Cristo ha presentado muestras de ser tan hábil en el manejo de la fundición del oro como los Quimbayas y ese es el mérito de esta tribu.

¿Dónde fueron encontradas exactamente estas piezas?

Fueron encontradas en una guaca entre Filandia y Quimbaya, los guaqueros que la encontraron después ver todas las piezas que tenían las llevaron a Medellín, un señor las compró y luego las mandó para Bogotá, para un almacén de venta de antigüedades de propiedad de unos italianos.

¿Cómo llegó el tesoro a España?

En esa tienda de antigüedades fueron encontradas por Marco Fidel Suárez a nombre del presidente Holguín, quien estaba buscando un obsequio para la reina de España en la celebración del IV centenario del descubrimiento de América, allí los compró con ese contrató por 70.000 pesos y luego salió en un buque. A los 15 días, el presidente Holguín le donó este tesoro a la reina porque le había ayudado en el pleito limítrofe con Venezuela.

¿El presidente Holguín podía regalar las piezas?

No, y aquí está la prueba reina, en el libro El tesoro de los Quimbayas de Pablo Gamboa Hinestrosa, y es el contrato por 70.000 pesos mediante el cual Carlos Holguín compró el tesoro a los guaqueros, y después lo obsequió, cometiendo el delito de peculado, se le pudo hacer un juicio público en esa época, el fallo de la Corte dice que el tesoro salió del país de formar irregular.

Libro El tesoro de los Quimbayas

Según Lopera, la prueba reina es este contrato por medio del cual el presidente Holguín compró el tesoro Quimbaya.

Foto:

Laura Sepúlveda

¿Dónde están las otras 311 piezas?

No sabemos, algunas terminaron en museos, ya hemos hechos pesquisas, y la Academia de Historia del Quindío va a reclamar al gobierno norteamericano unas piezas de esa colección que aparecen en The Field Museum de Chicago y otras aparecen en Houston. Las encontré cuando estaban anunciando una exposición. Los cónsules de Colombia no nos ayudado mucho, ni siquiera ha visitado el museo para certificar que están allí pero este no es un impedimento para que las reclamemos.

¿Qué motivó al abogado Felipe Rincón interponer la demanda por el tesoro?

Nosotros comenzamos nuestra tarea en el 2003 a causa de una información que recibimos de César Hoyos, alcalde de Armenia de la época, que estuvo en Madrid y vio las piezas en el museo. Ahí iniciamos la reclamación, luego el doctor Rincón se sumó en 2006 por vía jurídica pero la mayor parte de la demanda del doctor Rincón fue nutrida por la información del libro El tesoro de los Quimbayas de Pablo Gamboa Hinestrosa y lo que nosotros le dimos. Nosotros coadyuvamos en la demanda.

¿La ponencia que presentaron el año pasado en la Corte Constitucional ayudó en esta decisión?

La Corte escuchó 41 intervenciones de las cuales solo dos fueron disonantes, que fue la intervención de la vicecanciller que se negó a aceptar que el tesoro podía devolverse aludiendo a que los regalos no se devuelven y la intervención de un representante del Instituto Colombiano de Antropología que también se unió a la posición de la Cancillería.

¿El Gobierno colombiano se ha negado a reclamar el tesoro?

Sí, desde el gobierno de Álvaro Uribe y los dos mandatos de Juan Manuel Santos se han negado. Dicen que un regalo no se devuelve. En 2003 recibimos una carta de la embajadora de Colombia en España, la doctora Noemí Sanín que ante nuestro primer reclamo nos respondió “yo solamente soy embajadora y no tengo ninguna atribución para hacer reclamos diplomáticos entrego esta carta a la cancillería con el objetivo de que me den instrucciones de qué hacer” pero esas instrucciones no han llegado todavía.

LAURA SEPÚLVEDA 
Corresponsal de EL TIEMPO
ARMENIA

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.